donald trump.png
donald trump.png

A mi entender, lo que diferencia esencialmente a la derecha de la izquierda es la creencia en la bondad del ser humano, al menos así lo creo, y su posibilidad constante de regeneración a favor del bien común. Tomando como referencia a ideologías que huyen del concepto pecaminoso y de su correspondiente penitencia para purgar nuestro ser. Alabando las posibilidades que el hombre tiene cuando busca la libertad, sin cadenas que lo lastren, ni jerarquías que lo limiten. Desechando la triste idea de que tenemos que ser temerosos y sumisos ante cualquier poder divino o terrenal.

A lo largo de la historia los filósofos se han posicionado en un lugar o en el otro, según sus planteamientos y circunstancias, podemos creer que el hombre es un lobo para el hombre, como dijo Thomas Hobbes, o todo lo contrario. No hay verdades absolutas en esto.

Pero sin duda y aunque sea por una cuestión de supervivencia, el ser humano tiende a mejorar sus condiciones de vida y en estos momentos, viendo en lo que está mutando el capitalismo, donde el sistema está cada vez más hambriento y eleva las brechas en lo social y en lo igualitario, parece que empezamos a reaccionar.

Hasta aquí todos podríamos pensar que poco a poco iremos mejorando la sociedad porque como especie no nos queda otra para sobrevivir, esto me llena de optimismo al ver que la revolución está en marcha. Tanto en lo económico, en lo filosófico, en lo político y en lo emocional vemos cómo los conceptos horizontales están en la vanguardia. Empezamos a sentir que el sistema está en su recta final.

Pero al margen de mis convicciones, se dan algunos episodios que perturban mis perspectivas y esperanzas, a los que no soy capaz de encontrar una razón, y que me llevan a trastocar lo anteriormente mencionado. Voy a explicarme.

Donald Trump, candidato de la derecha a la presidencia de EEUU, dijo literalmente en campaña electoral que si él fuera presidente levantaría un muro entre México y su país. Argumento fascista y racista en una nación que presume de derechos humanos y de ser centinela por la salvaguarda de la democracia en el mundo –aunque después colonizando se salten a la torera todo esto–. Pues bien, me quedé ojiplático al comprobar como en el último test electoral, en los caucus de Nevada, este multimillonario que desprecia la condición humana y sus posibilidades, recibió el 46 % del voto hispano.

Se me abren varias cuestiones. ¿Queremos igualdad o solo la posibilidad de pertenecer a ese club selecto que nos cierra las puertas, para una vez dentro de él ser nosotros quien ponga otro candado? ¿A qué se debe esto ? Es imposible no dudar ni replantearse los cimientos que nos conforman como persona, con tristeza me bajo al lodo y observo lo miserables que podemos llegar a ser. Aunque diariamente me imponga lo contrario en una eterna lucha entre lo que creo que somos, lo que quiero que seamos y lo que podemos llegar a ser. Pero de una cosa estoy seguro, no quiero luchar por tener frío, y una vez que consiga estar caliente cerrar la puerta al que llega pidiendo una manta de justicia y libertad.

No quiero dejar de creer en el ser humano porque estaré completamente perdido y habré dado la razón a quién, en este caso, quiere gobernar la primera potencia económica y militar del planeta de una manera tiránica.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído