cecuan_dona.jpeg
cecuan_dona.jpeg

El pasado martes día 24, los presentes fuimos testigos de la historia y vida de un jerezano que fue un genio de los pies a la cabeza, don Antonio Chacón Ferral, que fue periodista, flamencólogo, dramaturgo, poeta, escritor, político, cantaor, jerezanista y andalucista, aparte de un innovador en plantear ideas como la utilización del baby en los colegios infantiles, así como de las agendas escolares.

Comenzó el acto con unos 23 minutos de cante flamenco, tras lo cual Paco Núñez, presidente del Ateneo, presentó a Manuel Ramírez López destacando, sobre todo, su esfuerzo investigativo de la historia de Jerez y su pertenencia a la Asociación Cultural Memoria Histórica de Jerez y, sin olvidar, la ausencia de José Ignacio Gómez Palomeque, historiador, que iba a dar conjuntamente la ponencia con Manuel y que nos dejó a finales del año pasado.

La concurrida asistencia pronto se vio sorprendida por las palabras de Manuel, ya que comentó la estrecha amistad entre Antonio Chacón Ferral y Blas Infante Pérez. Tanto fue así que Blas Infante apostó por él para la directiva del Centro Andaluz de Sevilla y, también, para que fuera el presidente de la Fadma (Federación Autónoma de Municipios Andaluces), cuya sede jerezana se situó en la calle Bizcocheros, número 46. Su andalucismo le llevó a ser representante de la ciudad, junto al teniente alcalde Victoriano Romero, el 29 de enero de 1933 en la Asamblea Regionalista Andaluza de Córdoba, donde se llegaron a acuerdos para el primer estatuto de autonomía para Andalucía.

En 1909 emigró a Buenos Aires (Argentina), lugar que fue testigo del incansable Antonio Chacón Ferral, ya que creó la Liga Regionalista Andaluza, el Centro Andaluz de Buenos Aires, publicó numerosos libros de poemas, de teatro y novelas, además de colaborar en periódicos; llegó a ser director del diario España Republicana, así como fundó y dirigió la revista Bética. Y, también, tuvo tiempo para dedicarse a la propaganda andalucista por el interior de Argentina.

Consiguió que una línea de barcos desde Hamburgo a Buenos Aires atracara en Cádiz para que los andaluces de Argentina tuvieran facilidad para ir y venir. Otras ideas que tuvo fue la de crear el primer museo del cante hondo o flamenco, la creación de una biblioteca iberoamericana en Huelva, homenajear a la guardia municipal, la instalación permanente de un refugio para mendigos y denunciar el estado de abandono del Balneario de San Telmo.

Al finalizar, se cantó el himno de Andalucía y la emoción se percibió por toda la sala. Seguidamente, el presidente del Ateneo concedió una lámina artística tanto al ponente, Manuel Ramírez, como a los familiares de Palomeque. Seguidamente, el presidente del Cecuan, Pepe Montaño, entregó una revista del ateneo de 1927 —en la que aparece una poesía de Anchafe— a Paco Núñez, presidente del Ateneo de Jerez; también, en nombre del Cecuan, entregó, tanto a Manuel Ramírez como a los familiares de Palomeque, un azulejo con el logo del Cecuan realizado por un miembro del centro, Adrián.

Artículo de José Joaquín Salado de la Torre.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído