union_entre_profesor_y_alumno.jpg
union_entre_profesor_y_alumno.jpg

Haz que ellos sean de verdad los protagonistas de su aprendizaje. Está bien que te escuchen para guiarles o para proponerles, pero lo didáctico es que ellos al final elijan su forma de hacerlo. 

¿Quieres que participen? Dales un motor que les mueva. ¿Quieres que entiendan que aprender puede ser fácil y divertido? Sorpréndeles. Haz que ellos sean de verdad los protagonistas de su aprendizaje. Está bien que te escuchen para guiarles o para proponerles, pero lo didáctico es que ellos al final elijan su forma de hacerlo. 

Porque lo realmente importante es que nuestros alumnos y alumnas decidan y aprendan haciéndolo. Para conseguirlo olvídate de los desgastados roles de profesorado-alumnado. Tú solo debes guiar, orientar cuando van descaminados o no están trabajando. Porque así al final todos ganamos: tú aprendes de ti misma (a veces no crees la inmensa respuesta que ha tenido tu propuesta) y ellos disfrutan creando en grupo, dialogando hasta llegar a acuerdos, subiéndose al escenario y relatar su historia, mostrándote sus resultados y aceptando positivamente tus sugerencias de mejora. 

Y no se rinden, siguen, lo intentan una y otra vez porque sienten que les escuchas, que dejas que se expresen de muchas formas, que tú pasas a un segundo plano para dejarles todo el espacio. Y entonces se produce la magia de nuestro trabajo: conectáis. Y no hace falta hablar. Simplemente les miras y sabes que lo ha logrado... están una vez más aprendiendo en vivo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído