caso-roswell.jpg
caso-roswell.jpg

Hace bien poco se han cumplido 70 años de avistamientos de Objetos Volantes No Identificados (ovnis) y como el verano es una de las mejores épocas del año para observar el cielo, vamos a dar un repaso a este fenómeno, que es tan extraño como polémico. La oleada de avistamientos comenzó allá por 1947, el primero en observar oficialmente un ‘platillo volante’ fue el piloto Kenneth Arnold, en Boise, Idaho. Al parecer, el piloto se dio de bruces con nueve objetos brillantes con forma de plato, que volaban a una increíble velocidad y a una altura de 3.000 metros. Así lo dio a conocer a los medios de comunicación el 25 de junio de 1947. La noticia corrió como la pólvora por todo el mundo. A partir de ahí, cientos de miles de personas afirmaron y siguen afirmando a día de hoy sus encuentros con esas naves misteriosas. En algunos casos los testigos hablan de persecuciones y abducciones.

Los ministerios de defensa de los países donde se han producido estos avistamientos siempre han guardado un prudencial silencio, clasificando todos los informes sobre el tema. Precisamente, hace tan sólo un par de semanas, Archivos Nacionales del Reino Unido ha publicado documentos secretos desclasificados por el Ministerio de Defensa, que contienen detalles de los avistamientos de ovnis registrados durante los últimos 50 años, aunque es curioso que 3 de esos documentos aún no han sido liberados. Quizás, dos de los avistamientos de ovnis más famosos hayan sido el del incidente en el bosque de Rendlesham (Reino Unido) en 1980 y, por supuesto, el caso Roswell (Nuevo México-EEUU), donde se supone que se estrelló un platillo volante. Mucho se ha escrito sobre estos incidentes, pero hay una infinidad de casos más.

Aquí en nuestra provincia también se han visto esas naves, o luces, o lo que quieran que sean. Por citar algunos ejemplos; en 1974 un matrimonio, junto con su hija pequeña, se topó con un ovni en Olvera, cuando iba de viaje en un Seat 600. Ese mismo año se vivió en España una oleada de avistamientos. Otro caso curioso fue el desclasificado por el Ejército del Aire sobre un ‘fenómeno extraño’ visto el 8 de diciembre de 1980 desde un buque en el océano Atlántico, muy cerca de las costas gaditanas. En los cielos de las costas de la provincia de Cádiz siempre hubo avistamientos extraños, en la década de los 80, se dieron muchos casos de estos encuentros, en La Línea, Algeciras, Barbate, etc., se daban cita cientos de personas a observar el cielo, lo que dieron a llamar ‘Alertas Ovnis’. Aquello llegó a ser un poco surrealista, la gente se iba a la playa de noche, cargadas con hamacas, mesas y bebidas a mirar el cielo en busca de luces extrañas.

Puede que el caso cercano más famoso fuera el de Conil, en el año 1989, donde se observó desde la playa de Los Bateles las evoluciones de unas luces muy brillantes, observaciones que se prolongarían durante dos semanas. El 29 de septiembre del 89, cinco testigos vieron salir del agua a dos seres de más de 2 metros de altura vestidos de blanco. Los medios de comunicación desmontaron rápidamente aquello afirmando que los extraterrestres de Conil, eran en realidad simples operarios británicos que colocaban un cable telefónico. Pero ya siempre quedaría un poso de duda sobre qué fue lo que vieron aquellos testigos. En agosto del 89, poco antes de este suceso en la playa conileña, fueron muchas las personas que pudieron ver un ovni sobre Jerez, incluso desde El Puerto de Santa María también afirmaron verlo. Durante aquellos meses se pudieron divisar extraños objetos en toda la provincia.

Actualmente se siguen observando, aunque parece que no tienen tanta repercusión como en otros tiempos: A primeros de junio una pareja de Algodonales fue testigo de unas luces con forma de bolas que se movían en el cielo de la sierra de Cádiz; otra pareja, esta vez jerezana, circulaba por la autopista y se encontró con ‘un grupo de luces que emitían una especie de luz amarillenta. Serían las once de la noche y aunque muy débil se podía ver bien en paralelo a la carretera, eran seis o siete luces’. La mayoría de los casos están en las hemerotecas de la prensa, hoy en día se pueden buscar fácilmente por internet.

En fin, los ovnis, esos objetos que, según muchos investigadores, siempre nos han estado visitando, desde los albores de la humanidad. Carlos Murciano —el poeta de Arcos, sí— también investigó el fenómeno ovni en los años 60 y 70, en una entrevista dijo: "Plinio, por ejemplo, hablaba en su Historia Natural de algunos de estos objetos. Entonces esto viene de muy atrás". Ya sea fantasía o hechos verídicos, la cosa da para derramar ríos de tinta, y además, el susodicho fenómeno nos anima a mirar al cielo nocturno. Háganlo, miren las estrellas en estas noches estivales, puede que no vean ningún platillo volante, pero observarán el mayor espectáculo que puedan concebir: el universo mostrándose en todo su esplendor.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído