"Lo que hacemos está impregnado de nuestro sentir como mujeres"

16835913_1721288998161838_3302136473797814859_o.jpg
16835913_1721288998161838_3302136473797814859_o.jpg

Virginia Salas y Xiomara Sáez son las creadoras de 'Rapsodelia', un colectivo de artistas en pro de la narración oral escénica que fusiona el cuento, el teatro, la danza y la música en sus espectáculos. 

Aunque Rapsodelia cuente con poco más de tres años de vida, lo cierto es que sus orígenes se remontan hasta comienzos del nuevo milenio, con esa época donde se celebraba aún el desaparecido Festival Internacional de Cuentacuentos de Cádiz. Virginia Salas, nacida en Madrid, llegó a este rincón del sur en los 90 y se quedó para siempre. Fue en ese mundo de la tradición oral y la representación donde conoció a la gaditana Xiomara Sáez, su compañera de aventuras. Ambas tienen una relación estable y duradera con el teatro. Junto a más gente involucrada en este campo consiguieron poner en marcha el festival que "se fue perdiendo porque se fue apostando cada vez menos por él, ya que en esta ciudad la cultura ha sufrido un declive que ahora parece que está empezando poco a poco a remontar, gracias al apoyo del Ayuntamiento y sobre todo a las iniciativas privadas", apunta Xiomara.  

"Un colectivo de artistas en pro de la narración oral escénica. Nuestros intereses abarcan cualquier manifestación cultural y su proceso de creación. Nace, crece y se reproduce, con la firme y psicodélica convicción de sacar provecho del caos global que nos envuelve, fabuloso caldo de cultivo para estas científicas de lo escénico en su obsesivo caminar, contar, bailar, cantar, tocar, pintar… en definitiva: fusionar". Así es como definen Rapsodelia. El proyecto nació casi de casualidad. "Un amigo nuestro pintor nos llamó para que actuáramos en la inauguración de una de sus exposiciones, así que montamos una performance con cuentos, teatro, danza y música. El proceso creativo nos gustó tanto que decidimos ampliar el circuito y retomar los Jueves de Cuentos". Con todo lo que supone apostar por algo así en los tiempos que corren. El mundo del espectáculo nunca ha sido rentable, ya que conlleva mucho trabajo que a veces ni siquiera es retribuido. Pero ellas pusieron las cartas sobre la mesa, apostaron y contactaron con diferentes locales para empezar a mover sus obras.  

También cuentan con otros montajes enfocados a la sensibilización con perspectiva de género, como 'Reina a la fuga'.

Poco a poco el proyecto se hizo un hueco entre las programaciones culturales y fueron aumentando la oferta con textos de creación propia o adaptaciones. Entre sus creaciones se encuentra El recreo de las comadres, "un espectáculo completo, que mezclaba todo, con coreografía y con la participación de la cantaora Pilar “La Mónica” y el guitarrista Juan J. Madrera –del grupo Ea! De Chiclana- que fue un auténtico lujo", cuenta Xiomara. En esta obra también participaron Sandra Winter y María Geraldía, y se representó en la Sala Central Lechera, entró en programaciones culturales de varias diputaciones y se ha ido adaptando posteriormete a locales más pequeños. "A mí me encantaría volver a repetir con esta obra, porque me parece muy bonita y es una pena haberla movido tan poco". También cuentan con otros montajes enfocados a la sensibilización con perspectiva de género, como Reina a la fuga, que fue estrenado en la Fundación Municipal de la Mujer, dentro de su programa Noviembre contra las violencias machistas: campaña para la reflexión y la sensibilización. Virginia destaca esta creación por "la forma de abordar la violencia de género con mujeres de la tercera edad, que me parece un tema muy importante, delicado y súper invisibilizado".  

Como promotoras de igualdad, a las dos la vida las ha derivado por las sendas del feminismo, "no como algo premeditado sino como algo que llevamos por bandera". Aunque a veces, según apunta Virginia, "esto ha propiciado que se nos encasille y que solo nos busquen para actos u organizaciones relacionadas con el tema". Sin embargo, no sólo hacen montajes con temática feminista "y siempre trabajamos desde el humor y la reflexión, porque nos gusta ir alternando ambas cosas". Tanto Xiomara como Virginia consideran que "lo que hacemos está impregnado de nuestro sentir como mujeres, aunque no vayamos con la idea de hacer algo pedagógico con contenido feminista, pero sí está nuestro sentir de mujer, de madre y de la vida que vivimos". Porque, además -o por encima, posiblemente- de actrices, son madres. Virginia de una niña y Xiomara tiene tres hijos. "La vida de las mujeres trabajadoras con hijos también nos parece muy interesante de resaltar. Nosotras hemos hecho de todo con ellos. Cuando nació mi primer hijo fuimos a actuar a Ceuta, y yo desde arriba escuché llorar a mi hijo de un mes y fui a cogerlo, lo saqué conmigo e incluso le di el pecho", confiesa Xiomara.  

Antes las instituciones solo se preocupaban de visibilizar y concienciar en fechas señaladas, pero poco a poco esto va cambiando y cada vez hay más actos repartidos a lo largo del año, los colectivos de mujeres están más formados y "entonces hay más movimiento". Durante el mes de marzo han estado llevando sus montajes por distintos puntos de España. También trabajan por separado desde diferentes colectivos, con monólogos y textos propios. "Ahora estamos montando un espectáculo para la Semana Nacional de la Salud de la Mujer en Córdoba bajo el título ¿Y tú qué pastilla te tomas?, en el que confiamos mucho y esperamos poder moverla por otros sitios". A Xiomara Sáez podremos verla actuar este mismo viernes en Distopía Café con La Toropoderosa (a partir de las 21:00 horas), y repetirá en este lugar el 6 de abril junto a Virginia Salas con el espectáculo Yo me quiero a mí misma y me acepto. Psicoterapia de plástico.  

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído