José Manuel Rodríguez, la sonrisa de las peñas: "Hay que tomarse el flamenco más en serio"

Recién elegido presidente de la Federación Local de Peñas Flamencas de Jerez, que aglutina a once entidades del municipio con larga tradición, también dirige La Bulería. Defiende que hay que cambiar la mentalidad de no cobrar entrada a los espectáculos de estas entidades: "Lo gratis no se valora"

José Manuel Rodríguez tras la emblemática barra de la peña La Bulería en Jerez.
José Manuel Rodríguez tras la emblemática barra de la peña La Bulería en Jerez. ESTEBAN

Sevillano de nacimiento, jerezano de adopción de San Pedro a San Miguel

Presidente de la peña La Bulería, desde hace casi cinco años, y recientemente elegido presidente de la Federación Local de Peñas Flamencas de Jerez, José Manuel Rodríguez nació en Sevilla, en 1964, pero se vino con unos ocho añitos a criarse en el barrio de San Pedro. Vinculado al mundo de las cofradías, ha sido toda la vida comercial, “aunque dando tumbos de un lado para otro, de todo un poco, y poco remunerado”.

Asegura que está “echando el veranito de la mejor forma que nos deja la pandemia”, aunque resalta, con no poco orgullo, que “ya estoy vacunado completamente, con Pfizer”. Habitual de las tertulias flamencas de la ciudad, con un gran sentido del humor y amante del Tío Pepe muy frío, ya lo de ‘morderle el duende’ es más complicado: “Alguna pataíta sí recuerda algún amigo…”.

¿Cómo llega al mundo de las peñas flamencas?

El flamenco siempre me ha gustado. Ya en mi adolescencia frecuentaba peñas como La Bulería o Tío José de Paula. Fue viniendo con unos amigos a esta peña, con el Poli, que llevaba la barra, me fui metiendo en la peña y hasta hoy. Estábamos entonces en la calle Mariñíguez, y la verdad que me encantó, conocer el mundo del flamenco a través de peñistas maravillosos lo hizo muy fácil. Tener esa afición común, esas charlas, esos ratos, me gustó mucho y es lo que me ha hecho que pique tanto este gusanillo.

¿Y con qué salud, hablando de la pandemia, ve ahora este mundo ya con mando en plaza, en la UCI, ha pasado a planta, está estable?

El flamenco en general, y las peñas en concreto, goza de buena salud porque hay mucho interés en todo lo que se hace. Las salas se nos llenan cada vez que hay espectáculos, pero sí tendría que prestarse más atención, y eso lo estoy viendo ahora, al relevo generacional, que es lo que más está costando en algunas peñas. En otras se ha podido lograr, pero en algunas hay verdaderos problemas porque no hay detrás gente que empuje. Los jóvenes se acercan al flamenco, y lo siguen desde la pureza, y en Jerez lo vemos, pero en cambio no dan el paso a hacerse socios de una peña. A lo mejor creen que las peñas están un poquito cerradas y esa mentalidad, bajo mi punto de vista, hay que cambiarla.

¿Es solo un prejuicio?

Claro, claro. Las peñas tienen las puertas abiertas. Me encuentro a mucha gente que, en pleno barrio de San Miguel, se acerca a la puerta y pregunta si puede pasar. Y les digo que claro, y cuando entran, ya sin reparos, ven lo bonita que está.

jose manuel rodriguez 3
Rodríguez, tras la entrevista, copa de fino en mano, en plena calle Empedrada.   ESTEBAN

Pero luego en cambio, ofrecen espectáculos gratis…

El aspecto de no cobrar entrada está implantado desde hace muchísimos años en las peñas de Jerez y de otras localidades, y hay que ir cambiándolo poquito a poco, porque nada es gratis.

"Hay que prestarle más atención al relevo generacional en las peñas, hay que cambiar la mentalidad de que son cerradas"

¿Eso hace quizás se valore menos vuestra actividad?

Claro, una cosa que das como gratis, la gente no la valora. Pero claro, cambiar esa mentalidad va a costar. Ahora con la pandemia, que los espectáculos tienen límite de aforo y normalmente se cubre con los socios de la entidad, quedan muy pocas localidades para los no socios. No pueden entrar porque el aforo ya se ha llenado con las reservas de socios. Si algo tiene positivo esta época nefasta es que mucha gente está dando el paso de asociarse a las peñas porque ve que es la manera de garantizar que podrá ver los espectáculos. Es una fórmula para empezar a concienciar. Primero de todo nos debemos a nuestros peñistas que, en La Bulería tenemos casi 140, y a nivel global tenemos que contabilizar los de las once entidades —más la peña de La Barca que ha solicitado adherirse— que integran la federación.

¿Lo suyo es amor al arte puro y duro, no?

Totalmente (ríe). Esto es como todas las aficiones, si te gusta algo, ya sabes. A los peñistas lo que nos gusta es el flamenco y eso es lo que nos tiene que mover, y nos mueve, a todos los que estamos aquí. Lo pasas bien y esto te engancha. Disfrutas en todos los sentidos.

jose manuel rodriguez
José Manuel Rodríguez posa tras la entrevista.   ESTEBAN

Para el que nunca ha estado, ¿por qué el flamenco es tan diferente en una peña?

Los escenarios son tan cercanos al artista que les vemos hasta caer las gotas de sudor. Y eso llena. No se ve en ningún sitio.

¿Quién le ha convencido para dar el paso?

Sobre todo, el equipo con el que uno cuenta. Desde Juan Alfonso Romero, que es mi vicepresidente en la federación, hasta Lola de El Pescaero, Joselu de Tío José de Paula, Jesús Atienza de Los Cernícalos, Jesús López, de La Zúa —ex presidente de la federación—, o Juan Garrido y Francisco Conde, que si no contara con ellos dos en La Bulería sería imposible. Si no tienes un equipo no puedes llegar a nada. Esto tiene sinsabores, organizar actos, el tema económico… siempre intentas resolverlo todo, pero con un buen equipo va todo consiguiéndose. Gracias a Dios, por ejemplo, el Ayuntamiento ha dado una subvención a las peñas con fondos covid para organizar actos y, a su vez, programar a artistas de Jerez en nuestras sedes. Es un respiro para todos que nos permite tener previsto un otoño caliente de actos.

¿Teme que el cargo se le haga más largo que un festival flamenco de verano de los antiguos?

(Ríe) Espero que no. Como confío tanto en la gente… Si esto es cuestión de ponerle dedicación y cariño. Lo demás va a ir saliendo porque lo hacemos entre todos. Lo que no puede estar es una persona sola en una peña, o en ningún sitio, sino que esté acompañado del máximo de gente que pueda. Aquí en la federación somos seis en la ejecutiva y cada uno tiene su cometido dentro del equipo. Espero que se me haga cortito y pueda decir, uy, ¿ya se han acabado estos dos años?

"En este cargo aprendes a querer a todas las peñas porque, en definitiva, todas estamos luchando por lo mismo con nuestra propia identidad"

¿Dos años solo, no tendrá tiempo de acomodarse en la poltrona?

Ja, ja, aquí no hay tiempo de acomodarse. Cuando menos te das cuentas, convocas elecciones. Y en parte está bien. Si los socios quieren que sigas te mantienes, pero que sean ellos los que decidan en asamblea.

Algo de política hay en este cargo, ¿gobernará para todos, no?

Sí, sí… Llevo algunos años metido en el mundo directivo y conozco la federación, pero cuando ya llegas al cargo y ves que hay once peñas, te mentalizas mucho de que todas tienen que salir adelante, de que todas tienen que tener los mismos privilegios, de que todas tienen que salir en los medios de comunicación… Aquí aprendes a quererlas a todas porque, en definitiva, todas estamos luchando por lo mismo con nuestra propia identidad.

¿Se acuerda de la última vez que le mordió el duende?

Ja, ja, a mí nunca… En alguna reunión, muy concreta y muy de amigos… qué va, qué va, ni por bajini, le tengo muchísimo respeto. Alguna pataíta recuerda algún amigo mío.

¿Y alguien que le pellizcara por encima de todos?

Muchos, muchos. La verdad que soy muy sensible para esto y me emociono. Cada vez que he visto a Manuel Agujetas me ha transmitido todas las sensaciones del mundo, pero como te digo él te puedo nombrar a Juana la del Pipa, o tío Fernando de la Morena, que nos dejó hace poco. Soy muy de emocionarme con los artistas, aunque solo sea con ver ya su pose al subir al escenario.

¿El flamenco en vivo es, especialmente, para el verano, usted cuándo lo disfruta más?

Yo soy más de ciclos de otoño en las peñas. Me gusta irme a la peña Tío José de Paula o a Los Cernícalos a escuchar cualquier propuesta… Es que cuando vas a una peña, el 99% de asistentes está atento, en la barra del bar no hay nadie en las actuaciones. No es por criticar a los festivales de verano, ni mucho menos, pero se prestan más a la masificación y al tinto o la cerveza en la barra. No es lo mismo que el clima de una peña, los jaleos, la emoción… es impresionante.

jose manuel rodriguez 4
Algunos amigos de La Bulería, junto a su presidente.   ESTEBAN

¿Jerez se creerá algún día el potencial en todos los sentidos que tiene el flamenco? ¿Llegará ese día, está llegando?

Debería y pronto, aunque creo que esto está en camino. Aparte del Ayuntamiento, que la verdad que está haciendo muchas propuestas, hay mucha iniciativa privada, aparte de las peñas. No obstante, hace falta dar mucho más sitio al flamenco y tomárnoslo mucho más en serio, y sobre todo, a nuestros artistas, que son la materia prima, entre comillas, de nuestro arte.

Ya en clave verano, ¿de paseíllo por la orillita o cante de ida y vuelta al chiringuito?

Me gustan las dos cosas, pero si me das a elegir me voy al chiringuito. El sol me gusta lo justo.

¿Recuerda algún momento flamenco en una playa?

Recuerdo en una barbacoa del Carranza. Entre la gente que cantaba coplas de Carnaval se coló un grupo de chavales de Jerez que estaba cantando muy bien el compás nuestro, que se escucha a cientos de metros.

¿Si le ponen al lado de la sombrilla un altavoz con reguetón, con qué responde?

(Ríe) Me levanto y me voy. No respondo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído