Esperanza Oña, portavoz de Prodia: "No nos mueve la ideología, sino la causa común del bienestar animal"

La parlamentaria del Partido Popular y vicepresidenta del Parlamento conversa con lavozdelsur.es sobre la plataforma que lidera, y que cuenta con representantes de distinto signo político, con el objetivo de presentar iniciativas para la dignidad de los animales

Esperanza Oña, portavoz de Prodia, retratada en días pasados en el Parlamento, asegura que en esta plataforma "no nos mueve la ideología, sino la causa común del bienestar animal".
Esperanza Oña, portavoz de Prodia, retratada en días pasados en el Parlamento, asegura que en esta plataforma "no nos mueve la ideología, sino la causa común del bienestar animal". MANU GARCÍA

La vicepresidenta del Parlamento que consiguió poner de acuerdo a diputados de distintos partidos

Nadie niega que son tiempos de crispación política. Pero en el Parlamento de Andalucía, el 14 de enero de este mismo año, diputados de muy distinto signo lograron un punto de consenso en torno a la defensa de los animales y el medio ambiente. Al frente de ellos, Esperanza Oña (Sevilla, 1957), del Partido Popular. Oña es la principal impulsora de Prodia, una plataforma que lucha por el bienestar y la dignidad de los animales.

Aunque es nacida en Sevilla, su trayectoria política está vinculada a Fuengirola. Reconoce que llevaba tiempo intentando que esta iniciativa diera sus frutos —es parlamentaria desde 2008—, pero hasta la XI legislatura no ha encontrado diputados de otras formaciones que se sumen a la causa. Junto a ella están Javier Pareja (Cs), Luz Marina Dorado (Adelante Andalucía) y el exdiputado nacional de Los Verdes, con pasado socialista, Francisco Garrido. Ya han organizado actividades de concienciación y han presentado propuestas en el Congreso de los Diputados.

¿Cómo surge la idea de crear esta plataforma? ¿Llevaba mucho tiempo pensando en impulsar algo así?

Toda mi vida he tenido una preocupación por el tema de los derechos de los animales, el bienestar de los animales o la protección animal. Verdaderamente, hay más gente que tiene esa sensibilidad. Eso no se corresponde con un partido político u otro, sino que puede haber en los distintos partidos políticos personas que tengan esa preocupación o el deseo de mejorar en ese ámbito. Siempre he intentado que se crease algo en el Parlamento de Andalucía, pero las cosas se han podido producir en esta legislatura. Hemos formado Prodia, que significa Protección y Dignidad Animal. Está formada por una serie de personas, diputados en este caso, de distintos partidos que tenemos esa sensibilidad.

Si podemos encontrar puntos de acuerdo, lo traducimos en iniciativas parlamentarias o en otro tipo de iniciativas. Se hizo una exposición sobre la aportación de los animales en diferentes terapias y también se hicieron unas jornadas sobre abandono. Ahí nos vamos a encontrar todos. Es una plataforma que nace en positivo y buscando el acuerdo entre personas que políticamente tal vez sean diferentes. No se entra en Prodia porque se pertenezca a un partido u a otro sino porque tengas ganas de dedicar tu tiempo a esta iniciativa. Es una plataforma de parlamentarios, pero después si cada uno tiene que votar con el grupo en temas de animales, lo haremos de acuerdo a la disciplina de cada partido.

"Es una plataforma que nace en positivo y buscando el acuerdo entre personas que políticamente tal vez sean diferentes"

Ha dicho que lleva mucho tiempo intentándolo. ¿Por qué nace ahora? ¿No había parlamentarios afines a usted en esta materia antes?

Yo no puedo entrar en eso porque no sé si los había, pero lo cierto es que nunca encontré respuesta. Pregunté muchas veces sobre personas que podían tener este interés, si podíamos hacer algunas reuniones, si podíamos plantear asuntos que fueran del acuerdo de todos… Al final no salió y en esta legislatura, como se ha hablado tanto a nivel nacional y aquí de una ley de bienestar animal, surgió el tema de empezar a hablar sobre eso y ahí se crearon más lazos. De esas reuniones, teniendo siempre como objetivo una buena ley de bienestar animal, ha salido un grupo que está decidido a trabajar por el bienestar de los animales.

ESPERANZA OÑA 2
Esperanza Oña durante uno de los momentos de la entrevista.   MANU GARCÍA

¿Es más fácil trasladar el mensaje desde una plataforma como esta que desde un partido?

Prodia es una plataforma de personas que están unidas no por su condición política o preferencias en la vida, sino por su preocupación en este ámbito. Queda mucho por hacer. Creo que es más fácil que el mensaje cale a través de personas comprometidas con el medio ambiente. Eso significa el bienestar animal y el bienestar de la naturaleza en general. Claro que es más fácil. Si estas personas comprometidas llegamos a acuerdos, tal vez podamos mover en nuestros correspondientes grupos parlamentarios una iniciativa que ya cuenta con el apoyo de varios diputados de distintos grupos. Lo importante es que por una vez en el Parlamento no nos mueve la ideología política sino la sensibilidad hacia una causa, la del bienestar animal, que es creciente en la sociedad. Ahora mismo cualquier persona normal no quiere que haya maltrato, ni abandono. Por eso, como nosotros lo que buscamos son puntos de encuentro y no puntos de enfrentamientos, ahí nos podemos encontrar todos.

Lleva tres meses funcionando, ¿cómo ha sido la evolución desde entonces?

Es difícil porque nosotros ni tenemos ni vamos a tener fondos. Es una plataforma con diputados que se unen para hablar de estos temas y si sale algo en claro vamos hacia delante con ello. No tenemos ningún tipo de financiación, ni dinero, ni lo vamos a tener. Trabajamos con nuestra voluntad y con la palabra. La palabra a través de posibles iniciativas, ya sean parlamentarias o no, y poder comunicar nuestro mensaje. El balance hasta ahora ha sido bueno. Nosotros hemos enviado al Congreso de los Diputados una propuesta para cambiar la Ley de Enjuiciamiento Civil en el tema de desahucios para que los animales de personas desahuciadas tengan una posibilidad de vivir también ese proceso dignamente. Ya está en el Congreso de los Diputados, no sé qué harán con ello, pero ahí está. Lo hemos trasladado con un acuerdo absoluto.

También hemos hecho las jornadas que han sido interesantísimas y ha habido muchísima asistencia, todo el aforo permitido se cubrió enseguida. Y ha sido la primera vez en el Parlamento que se ha acreditado persona por persona desde antes. Cada persona que quería venir lo acreditábamos para que todo sea con un orden exquisito. Ha funcionado perfectamente, las jornadas han sido un éxito y la exposición ha sido muy bonita. Fue un reclamo para muchísimas personas y además la patrocinó el Colegio de Veterinarios de Málaga. Que todo un organismo de esa entidad, que el tema animal lo conocen bien y viven mucho con el dolor animal, esté de acuerdo en financiar o patrocinar esa iniciativa ya demuestra que no vamos por mal camino.

Esperanza Oña, retratada en días pasados en el Parlamento, lidera esta iniciativa por la dignidad y bienestar animal.
La propia parlamentaria se define como una amante de los animales y la naturaleza.   MANU GARCÍA

¿Cómo trabajan día a día? ¿Se reúnen diariamente o son ideas para eventos concretos?

Compartimos un grupo de wassap y ahí vamos dándonos ideas. Los días de Pleno nos reunimos siempre. Comemos juntos o nos tomamos un café y estamos el tiempo que haga falta. La idea que tenemos es de abrir esta plataforma para que no sea sólo de parlamentarios, sino que también puedan entrar personas que procedan de la política municipal. ¿Por qué tenemos interés en que sean políticos? Porque los políticos podemos convertir las ideas en una propuesta y sin embargo una persona de la calle no tiene esa facilidad o esa posibilidad. En política sí podemos hablar con los respectivos grupos parlamentarios para ofrecer una propuesta y, si les parece bien, defenderla en el Parlamento. Creo que es un paso adelante importantísimo. Es muy novedoso. En el Congreso existe desde hace años y funciona bien, aunque se llama de otra manera. El de Andalucía es el primer Parlamento autonómico que adopta esta medida.

"No queremos personas a las que este tema no les motive"

¿Ha encontrado receptividad de parte de los grupos parlamentarios?

Yo diría que las personas que son sensible a este tema pues sí, mucha receptividad. En las personas que nunca se han preocupado de este asunto no hemos encontrado nada. Tampoco tienen por qué mostrar receptividad porque precisamente no queremos personas a las que este tema no les motive. No nos serviría para nada.

Lo digo por el tema de presentar iniciativas.

Eso lo tendríamos que hacer con nuestros respectivos grupos. Si podemos decir que tenemos la seguridad de que en todos los grupos parlamentarios hay gente que está de acuerdo con una iniciativa, a lo mejor resulta que sale con más facilidad.

¿Surge por el hecho de que la situación de los animales ha empeorado en los últimos años o es que se ve más ahora con las redes?

Yo creo que no ha empeorado, al contrario. La gente es más sensible. Lo que hace años se toleraba, ahora no se tolera. Te pongo un ejemplo: hace 40 o 50 años alguien le daba una patada a un perro y no pasaba nada. Es un ejemplo muy corriente pero muy ilustrativo. Hoy si se le da una patada a un perro en una plaza pública yo creo que la gente lo recriminaría e igual llega la policía e inicia algún procedimiento.

¿Es insuficiente la legislación actual?

Hoy por hoy es insuficiente teniendo en cuenta que la sociedad aspira a más. Pero también es verdad que, si la legislación existente se aplicara, mejoraríamos mucho sin necesidad de hacer cambios legislativos. Aplicando todos los artículos de la ley y aplicándolos con medios, inspecciones y recursos de todo tipo. Por ejemplo: las protectoras, si no estuvieran, ¿dónde estarían todos esos animales? Es una pregunta. Y las protectoras son todas privadas. Personas que se unen para ayudar a animales abandonados, malheridos o maltratados. Esas personas lo hacen por sensibilidad personal e incluso dedican su tiempo, buscan el dinero como sea y prestan un servicio que no presta nadie. ¿Qué pasaría si en Andalucía ahora se cerraran todas las protectoras? Porque se siguen abandonando animales, se siguen maltratando, se siguen hiriendo y los dejan medio vivos después de un golpe con un coche… Es una pregunta que está ahí, habría que dar soluciones. Yo creo que más pronto que tarde deberíamos llegar a un acuerdo para eso.

ESPERANZA OÑA 6
Oña cree que la sensibilidad por los animales no puede corresponder a un determinado partido político.   MANU GARCÍA

¿Cuál es la solución?

Tendría que haber una red en función a las necesidades. Por ejemplo, no hay un censo de perros. Sabemos si nos comemos un filete de qué vaca procede, pero no hay censo de perros. Muchos no tienen microchip, ¿quién controla eso? La solución pasa por cumplir la ley, ordenar las cosas y ordenar los recursos públicos en función a las necesidades que están existiendo. Es cierto que ahora mismo hay muchísimos puntos de la ley que no se está cumpliendo. Para empezar, el Seprona tiene pocos agentes destinados y ellos mismos se quejan de eso. Es un tema al que no se le ha prestado la suficiente atención política como para otorgarle recursos de todo tipo, no sólo económicos. Sin embargo, es una demanda ciudadana que aumenta cada día. Ahí hay un espacio que tenemos que tratar.

En la presentación comentó que era un espacio para debatir al margen de los partidos, ¿es posible?

Es totalmente posible, quiero decir al margen de la ideología política. Eso sería deseable para muchas cosas.

"Si nosotros podemos servir de avanzadilla para que después los grupos parlamentarios puedan llegar a acuerdos, bendita sea la iniciativa"

Se lo digo por el clima político actual.

Si nosotros podemos servir de avanzadilla para que después los grupos parlamentarios puedan llegar a acuerdos, bendita sea la iniciativa. Y si no, pues haremos lo que podamos a nivel particular. Lo que hemos hecho hasta ahora ha sido a nivel particular, no han influido los grupos políticos para nada.

¿Ha perjudicado a la causa por los animales que se haya hecho un uso partidista?

No sé si algunos partidos han tenido, como todos tenemos, la idea de que las buenas causas son más de un partido que de otro. Eso todos lo reivindicamos a veces. Quiero pensar que hay personas que podemos olvidar la ideología política en el momento de sentarnos con otras personas para tratar sobre los problemas del mundo animal. Si eso es posible, más en positivo no se puede trabajar. Y con mejor intención, tampoco. No vamos con la bandera del partido por delante, sino con la sensibilidad personal y la atención permanente a la demanda de la sociedad y a la injusticia que supone que se permita el maltrato sin tener una respuesta inmediata.

¿Qué falta para que la sociedad se conciencie?

La sociedad avanza sola en el sentido de que va rechazando las conductas violentas. Falta que se impliquen las instituciones políticas: ayuntamientos, diputaciones, Parlamento de Andalucía, de Valencia… Hace falta que el estamento se implique en esta causa.

¿Y el sistema educativo? ¿Necesita áreas específicas?

Sin lugar a dudas. Lo mejor es la educación y, desde luego, si los niños se educan con una sintonía con la vida en general, la naturaleza que no es sólo el ser humano, sino también el resto de seres vivos. Seríamos todos mucho más respetuosos. Si somos respetuosos con la naturaleza, el medioambiente y el mundo animal, seremos también respetuosos con otras personas. Quiero destacar que la violencia es una actitud reprobable siempre. Hay personas violentas con sus hijos, con sus parejas y también con la naturaleza. Provocan fuego o pegan y maltratan a los animales. La violencia es el factor común. La educación en respeto me parece que es fundamental.

También se refirió a la escucha activa. ¿Se han acercado muchas asociaciones?

Nos hemos reunido con varias y a estamos en constante contacto con ellas a través de redes sociales. A las jornadas que hicimos vinieron montones de asociaciones. No sólo protectoras, sino también jurídicas. A mí no me sirve que hablemos los que sentimos esto entre nosotros solos. Invitamos a veterinarios, a la policía, a abogados, a protectoras y, en definitiva, a todo el sector que pueden influir. También invitamos a diputados, vinieron muy pocos pero estuvieron algunos. Tenemos que invitar a todos los que pueden influir en este asunto.

Lo hacemos con la mejor intención y siempre con una propuesta amable: mejorar, eliminar la violencia en todos los ámbitos y, desde luego, teniendo en cuenta que las personas que son maltratadoras de su pareja, también son maltratadores de animales. Está comprobado que la mayoría actos que son delictivos y están tipificados en el código penal empiezan con personas que desde niño no han tenido sensibilidad con los animales y han sido crueles. La violencia es completamente rechazable y por eso considero que es una causa completamente justa. Si se acompañara de una educación que favorezca el respeto por todos los seres vivos, me parece que nadie podría estar en contra.

ESPERANZA OÑA 1
Está convencida de que en la próxima legislatura la Junta contará con un departamento específico.   MANU GARCÍA

¿Habría que igualar las penas?

Hay ya algunos países que están entendiendo que la violencia en sí es común. No sé si tanto igualar en cuanto a condena, no soy jurista y no tengo opinión al respecto, pero sí estoy convencida de que hay que tener en cuenta que un acto de violencia es reprobable siempre. Consentirlo no contribuye a mejorar la sociedad, sino a empeorarla.

¿En qué momento se dio cuenta de su amor por los animales? ¿Hay algún hecho que la marcara?

Me acuerdo que con seis años salvé por primera vez a un animal que se estaba ahogando en un cubo de agua. A partir de ahí, siempre que he visto a un animal en peligro, he actuado. Y a una persona en peligro, por supuesto, mucho más. No son incompatibles, hay gente que dice "las personas no son importantes", y son las más, por supuesto, pero los animales también.

"Estoy convencida de que para la próxima legislatura habrá un departamento de bienestar animal en la Junta"

Iban a proponer un departamento de bienestar animal en el Gobierno andaluz. ¿Se lo ha comentado al presidente?

Sí, sí. De hecho, lo he hablado con el presidente de la Junta y el consejero de Presidencia, que es la consejería en la que actualmente radica el tema de los animales domésticos, sobre todo. Ambos han sido muy receptivos. Yo estoy convencida de que, para la próxima legislatura, si gobierna el PP es bastante probable que tengamos ese departamento, aunque deseo que todos los partidos lo vayan a llevar en su programa y se comprometan.

¿Se vería dirigiéndolo?

Vamos a dar tiempo al tiempo. Primero hay que tener departamento y votarlo. Después ya veremos, pero eso sería un magnífico comienzo porque sería responder desde la Junta de Andalucía, que es una administración pública potente. Creo que los ciudadanos lo recibirían con aplausos.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera.

Emilio Cabrera

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído