Adela del Moral, primera mujer Antifaz de Oro: "Me habría encantado sacar una chirigota en el Falla"

La distinción a la conocida como "pionera del tango" llega 40 años después de que la autora sacara el primer coro mixto del Carnaval de Cádiz

Adela del Moral en la plaza del Falla, días después de su nombramiento como Antifaz de Oro.
Adela del Moral en la plaza del Falla, días después de su nombramiento como Antifaz de Oro. GERMÁN MESA

A la conocida como "pionera del tango", Adela del Moral (Cádiz, 1953), le hubiese gustado sacar una chirigota de mujeres en El Falla. Ahora, retirada de escenarios, plenos y bateas, recibe el Antifaz de Oro, 40 años después de sacar el primer coro mixto del Carnaval de Cádiz, convirtiéndose así en la primera mujer en la historia de la fiesta típica gaditana en obtener dicha distinción. Del Moral no se siente adalid de la igualdad, pero sin quererlo, ha abierto el camino para otras muchas mujeres del carnaval. Apasionada de la enseñanza, de su familia y sus amistades, se muestra agradecida e incluso algo "desbordada" con un reconocimiento que para muchos y muchas, llega tarde. 

Adela, enhorabuena por el reconocimiento. ¿Qué tal está?

Mira que me han pasado cosas en la vida, pero estoy un poquito desbordada. Han sido muchas llamadas de teléfono y felicitaciones. No me esperaba que esto fuera tan relevante. Aunque pensándolo fríamente, está claro que soy la primera mujer a la que le conceden el Antifaz de Oro y es una noticia importante. Estoy muy contenta, ¡claro que sí!

¿Cómo recibe este premio, después de tantos años vinculada al Carnaval?

Llega en un momento estupendo. Cuando ya tienes en la cabeza que no vas a volver, un reconocimiento así, de una época tan bonita de mi vida, la verdad es que ilusiona mucho.

Comienza en el 81 con ‘Mariscadores gaditanos’, primer coro mixto del Carnaval de Cádiz y, 40 años después, se convierte en la primera mujer designada para Antifaz de Oro. Ha sido toda una pionera…

La vida te pone a veces en esos sitios... Yo nunca lo he pretendido, –bueno, cuando ganaba al parchís (ríe)–. Siempre he luchado por lo que he creído en el ámbito en que me he desarrollado. Salí gracias a un grupo de hombres y mujeres que también estaban por la labor. Creamos un grupo que lo pasábamos muy bien y hacíamos lo que nos gustaba. Competimos con los coros que estaban en su máximo esplendor, Julio Pardo, Nandi Migueles… En aquel tiempo hubo una explosión de autores y coros nuevos, la gente estaba muy metida con los coros.

En la plaza era fantástico y en el teatro, bueno, irrumpímos en un mundo completamente de hombres, ahí costó un poco ser aceptados, pero en la calle, salvo excepciones, tuvimos mucha aceptación y cada año más. Fue maravilloso. Ahora la idea principal es que se ha abierto una puerta más para las mujeres en el mundo del carnaval y en la sociedad. La actual junta directiva de antifaces y los propios antifaces han reconocido a una mujer que irrumpió con un grupo de hombres y mujeres e hicieron una pequeña historia. Hay quien piensa que llega tarde, pero creo que nunca es tarde si la dicha es buena.

Adela del Moral, en una imagen reciente.
Adela del Moral, en una imagen reciente. GERMÁN MESA

Cuatro décadas para que una mujer rompa el techo de cristal carnavalero. ¿Tan poco se ha avanzado?

Pienso que se ha avanzado bastante y la mujer ha entrado con muchísima fuerza en las tablas del Falla, pero todavía faltan autoras. Quizás no se tuvo la conciencia, valor o certeza de que una mujer podía ser Antifaz de Oro hace ya tiempo. Ha habido unas normas que no habían cambiado, de hecho, yo no cumplo con esos requisitos. Hay que salir 25 años y yo tenía claro que 25 años no iba a salir. Se lo decía a mi grupo: el día que para mí se desequilibre lo positivo que le sacamos a esto, que hay mucho, –porque mis mejores amigos han salido en el coro–, tengo mi vida también. 

No habrían pensado en ninguna mujer ni en mí porque no cumplíamos con los requisitos, aunque podrían haber hecho lo que se ha hecho ahora. ¿Que ha costado? Pues sí. A las mujeres nos ha costado muchos años, conseguir cosas pequeñas en muchos aspectos de la vida. Mi suegra, por ejemplo, tenía que pedirle permiso a su marido para sacar dinero del banco, no estoy hablando de hace seis siglos.

Pero claro que hemos avanzado muchísmo, pero cuesta, y creo que afortudanamente hay una sociedad diferente, la mujer tiene otro pensamiento al que estábamos estereotipadas. El grupo y yo hicimos algo que nos gustó en unos tiempos difíciles y sin embargo lo pasamos muy bien.  Esta distinción sirve al cabo de 40 años de reconocimiento a la presencia de la mujer en el carnaval de manera elocuente, compitiendo como la que más. Mi grupo y yo, que también son unas valientes. 

"Yo no quería que se dijeran palabrotas, ni cosas demasiado fuera de tono, precisamente por la época que vivíamos"

Sacar un coro mixto ha sido y sigue siendo una apuesta arriesgada. ¿Cómo afrontaba las composiciones? ¿Se ha sentido especialmente mirada por el hecho de ser mujer?

Al principio sí, aunque hemos evolucionado como todo el mundo. Cuando sacamos nuestra primera agrupación ilegal, incluso unos cuantos años después ya con el coro, yo no quería que se dijeran palabrotas, ni cosas demasiado fuera de tono, precisamente por la época que vivíamos. Lo único que nos faltaba, para los que nos criticaban tanto, era decir cosas que en otras agrupaciones no se tomaban así. Eso sí lo cuidé. Luego vinieron Antonio Rivas y Antonio Segura con el tipo de Watussi, que nos hizo ver que podíamos salir como nos diera la gana y no estar supeditados al que dirán, sobre todo los puristas.

Yo entiendo que la gente tenga sus gustos, lo mismo que socialmente o políticamente se anclan en una serie de cosas y otras tienen más apertura, en el carnaval es igual. Incluso en algunas entrevistas me han llegado a preguntar cómo hacía las cosas de mi casa teniendo un hijo y trabajando. Es fuerte, pero en aquel tiempo me molestó, me dio coraje y me dio más impulso, pero claro, ahora esas personas no pensará así. Gente de mi familia tampoco lo entendía. En la plaza hicimos una bateita pequeña para que los niños fueran delante... Pusimos los medios para que pudiéramos conciliar con algo que nos gustaba. Nos enamoramos perdidamente de esa experiencia y no veíamos nada.

Yo nunca me he enfadado ni me he sentido maltratada, pero es verdad que en El Falla nos hicieron una putada muy gorda, incluso compañeros que luego salieron con nosotros, y se quedan en el recuerdo como experiencias muy negativas que tienen guasa. Gracias a nuestra constancia y nuestro buen hacer, conseguimos ser un coro del grupito "de los buenos" que dicen aquí en Cádiz. Faltan autoras y desde aquí las animo a que sean capaces de sacar agrupaciones. Estoy segura de que la mujer tiene mucho que dar al Carnaval. 

"Estoy segura de que la mujer tiene mucho que dar al Carnaval"

Además de autora y directora musical de coros, ha formado parte de la oposición en tiempos de Teófila. ¿Se puede hacer política a través de las coplas?

Ahora se hace menos. No sé si es porque la gente está harta de política o porque se tienen actuaciones después y no conviene por los contratos. En mi época siempre se han hecho letras críticas al Gobierno, ya sea de Andalucía o de la nación, a algún político, al concejal... Es una de las características del carnaval, una crítica a lo que ha pasado en el año. La prensa cantada que debe ser el carnaval. Quizás en ese aspecto ahora esté un poquito más light, al menos desde mi perspectiva. Yo, por ejemplo, he llevado una letra en contra del PSOE, estando en la oposición y siendo concejala del PSOE. Eso no significa nada, demuestra honestidad, y si algo está mal hay que decirlo. Es bueno tener una ideología y para mí no es una sigla. La ideología la deben tener las personas, yo la tengo clara desde hace mucho tiempo.

Sin olvidarnos del ámbito educativo. ¿Qué enseñanzas se ha llevado de su época como profesora?

Ha sido lo mejor de mi vida, como la canción. A mí la enseñanza no me gusta, sino lo siguiente. Y los niños también. Ha sido una experiencia maravillosa, donde he podido seguir con la música, que siempre la he llevado dentro. Ahora me encuentro con jóvenes trabajando y me preguntan que si me acuerdo de ellos, de algunos me acuerdo y de otros no. Los niños llegaban a la clase de música con mucha ilusión. Intentaba enseñarles, pero a la vez, que les gustara la música, para mí era un objetivo muy importante. Disfruté mucho dando música y clases, así que ha sido experiencia que volvería a elegir. Si tuviera que elegir una profesión, volvería a elegir la enseñanza. 

La premiada en las puertas del Gran Teatro Falla.
La premiada en las puertas del Gran Teatro Falla. GERMÁN MESA

Volviendo a la política. ¿Cómo ve la ciudad desde fuera del pleno?

Tampoco estoy muy pendiente, pero por lo general creo que se han hecho cosas bien. Está claro que el carril bici es algo muy bueno y solo aporta cosas favorables. Hay otras cosas que no, pero los Gobiernos, ya se sabe... Teófila hizo cosas bien y otras que no nos gustaba. Yo, por mi ideología, prefiero que estén unos partidos que otros, pero la ciudad no la veo tan muerta como dicen. Estamos pasando por una época malísima, llevamos mucho tiempo con la pandemia. El actual equipo de Gobierno tiene sus sombras y sus luces. En la primera legislatura lo hicieron muy bien y en la segunda, no sé si por las circunstancias o porque tienen otros problemas, veo más sombras que luces. 

¿Y los coros bajada de la batea? ¿Qué opinión le merece la categoría en la actualidad?

Los coros están pasando una época mala, a pesar de haber nuevas agrupaciones y autores muy buenos. Intentando buscar una explicación, creo que faltan unos cuantos autores diferentes más los que ya hay. Por ejemplo, cuando empieza a llegar Selu, Vera Luque o Yuyu, la chirigota tiene un impulso impresionante. La comparsa igual con Juan Carlos Aragón, que ya nos dejó, Martínez Ares, Zubiela, el 'Carapapa', Tino TovarAntonio Martín, que ha estado en el candelero hasta última hora... Y otros que me dejo en el tintero. Está claro, que esa competencia, esa diversidad de ver la comparsa, han hecho que la gente se enganche. Entonces, por ahí, que no sé si será la realidad, puede tener una explicación de que el coro no termina de encajar como en los años 80 o 90. Antes el coro era más protagonista en la calle, ahora hay diversidad de ilegales y agrupaciones buenísimas. Eso, unido a si surgieran nuevos autores, le haría mucho bien al coro, aunque siguen siendo muy buenos. 

¿Le ha despertado este reconocimiento el gusanillo carnavalero?

No, no. Hace unos 15 años, todavía, aunque yo decía que no, pero había algo en mí que tenía ganas de una chirigota de mujeres. Con el coro estaba más perezosa. Me habría encantado sacar una chirigota en El Falla para demostrar que una mujer es capaz de llevar cosas buenas y competir.

¿Qué mujeres del Carnaval considera merecedoras de futuros Antifaces de Oro?

Hay muchas. Carmen Jiménez Barea, una niña que lleva desde chica cantando en el carnaval, dirigiendo comparsa y que canta de maravilla. Charo Quintero, una mujer luchadora que ha sacado y sigue con un coro femenino, sin importarle estar en segundo plano, ni conseguir pasar a la final. Si se lo dan con otro criterio que no sean los 25 años, desde otro punto de vista, Laura Rivero, que aporta muchísimo al coro y consigue lo mejor para él. Sigo diciendo que faltan autoras, pero mujeres, hay muchas.

Cuando me den el antifaz y pertenezca a la Asociación de Antifaces de Oro, por supuesto que lucharé por ello como es lógico. Tiene que haber una apertura, existen lagunas que hay que reformar, como en la Constitución. Habrá que buscar elementos en los estatutos que sean más justos, porque en el 2022 hay cosas que no se ven igual que en 1970. No obstante, estoy muy agradecida por que se nos haya abierto esta puerta. 

Sobre el autor:

Carmen Marchena

Gaditana. Periodista feminista por vocación y compromiso. Empecé en las redacciones de Ideal Granada y Granada Hoy. He pasado por eldiario.es/Andalucía. Parte de El Salto Andalucía desde sus inicios. Tengo dos ídolas: mis abuelas Carmeluchi y Anita. Defensora de los Derechos Humanos y la Memoria. Sin más dilación, papas con choco o barbarie.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído