correa
correa

El jerezano Fernando Casado lleva casi una decada trabajando para el gobierno de Venezuela como profesor de la Universidad Bolivariana.

Desde su época en el colegio, Fernando Casado (Jerez, 1978), ya soñaba con defender algún día los Derechos Humanos y bregar en favor de los más desfavorecidos. En aquella clase del colegio público Andrés de Ribera, su meta ya estaba clara. Las injusticias sociales provocadas por los poderes políticos y económicos han sido para este abogado, especializado en Derechos Humanos y con un doctorado en Medios de Comunicación, su principal materia de estudio para aprender a combatirlas. A sus 37 años, su currículo es un ejemplo de dedicación al trabajo en países como Venezuela o Ecuador, lugar en el que trabaja actualmente ejerciendo como docente en la universidad.

Al tiempo, ha tenido el privilegio de aportar su experiencia en algunas de las asesorías del gobierno venezolano como la de Presidencia donde compartió su visión del mundo junto al expresidente ya fallecido Hugo Chávez. “Las veces que tuve el placer de estar con él, me quedaba sorprendido de lo honesto y auténtico que era”. Antes de comenzar sus estudios universitarios en Granada, recuerda su adolescencia estudiando en el Coloma, donde conoció amigos con los que compartió inquietudes sociales y políticas además de las típicas noches de ocio del denominado botellón. Me gustaba ir a la playa o pasar el tiempo de ocio con los amigos en un parque. Por la noche hacíamos botellón pero sin armar bronca y colocando todas las botellas en los contenedores, una pena que lo prohibieran”. Añora volver a pasear por las calles de su ciudad, estar con su familia, aunque para él “ser testigo del cambio que se está produciendo en los países de América Latina es todo un privilegio”.

¿Qué es lo que hace un jerezano en América Latina?

Actualmente resido en Quito (Ecuador) donde estoy trabajando como profesor en una universidad de postgrado, aunque también hago asesorías de carácter político principalmente para el Gobierno de Venezuela.

¿En qué fase se encuentra la situación político-social en Ecuador hoy en día?

La situación en el país es realmente impresionante, la economía crece, como le gusta a los capitalistas. Pese a la bajada de los precios del petróleo, la principal riqueza del país, la pobreza baja, como le gusta principalmente a los que son pobres. Se lucha contra el imperialismo y por la emancipación de los pueblos, como le gusta a los buenos… En fin, la situación es tan buena que ahora no son los ecuatorianos los que van para España, sino al revés, los españoles venimos aquí. Los que vienen son jóvenes, bien formados y con ganas de hacer cosas, la crema de la crema. Se da la situación de que es una fuga de cerebros a la inversa, no del sur al norte, sino del norte al sur.

"En Ecuador la situación es tan buena que ahora no son los ecuatorianos los que van para España, sino al revés".

¿En qué ha avanzado Ecuador desde la entrada Correa?

Desde la entrada de Correa hemos visto un descenso de la pobreza. Eso ha sido lo más importante porque gran parte de la población era pobre. Hay un mayor nivel de educación, de salud, todos los derechos sociales están mejor cubiertos que en época anteriores. La situación es tal que 70.000 ecuatorianos regresaron aquí porque desde que hubo la hecatombe económica se marcharon y ahora han vuelto junto a una gran cantidad de españoles, de una gran formación. Vienen para Ecuador, para trabajar aquí y colaborar con ese boom. Correa tiene muy claro que la mejor inversión que puede hacer es en educación.

¿Cómo fueron tus comienzos en Ecuador?

Vine directamente a trabajar en la cancillería, en el Ministerio de Asuntos Exteriores, como parte del equipo que trabaja con el caso Cheron, una lucha entre una trasnacional petrolera y el propio país de Ecuador. La transnacional petrolera provocó un desastre en la Amazonía ecuatoriana que no piensan remediar. El gobierno de Correa lucha porque cumpla sus obligaciones esta compañía y haga frente a sus responsabilidades. Es interesante ese caso porque una de las cosas que respalda el gobierno ecuatoriano es promover a nivel internacional tratados que regulen y obliguen, a las corporaciones a cumplir con los derechos humanos que continuamente violan.

¿Qué le llevó a marcharse a Venezuela?

Trabajaba en Turquía como abogado de refugiados políticos. Era asistente legal en una ONG que colaboraba con el alto comisionado de las Naciones Unidades para los refugiados en Turquía. Hacíamos el trabajo sucio para que esos inmigrantes no llegaran a la frontera Europea. De alguna forma vi que era un sistema perverso donde no importaban los derechos humanos sino ser la salvaguardia de Europa. Quería ir a un lugar donde los derechos humanos se respetaran, que mi trabajo diario tuviera una correspondencia con los decisores políticos. Eso fue lo que me llevó a pensar que en Venezuela habría esa correlación de manera más auténtica y cuando llegué al país venezolano comprobé que era así.

¿Cómo fue su primer día de trabajo en Venezuela?

Fue interesante porque llegué con mucho miedo. Había trabajado mucho para prepararme las clases, daba derecho constitucional aunque no era puramente constitucional porque las asignaturas en la Universidad bolivariana son transversales, es decir que para entender la Constitución primeramente estudias Sociología o Historia. Para saber qué es una Constitución debemos saber de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde vamos. El Derecho aquí no se estudia como ocurre en las universidades españolas, donde se desliga el dDerecho de la sociedad. En términos generales, el Derecho en el mundo occidental está hecho para que quienes estudian esa disciplina sean los serviles del poder. Lo que les importa es la ley antes de la justicia o su búsqueda. Al principio nadie me reconoció como profesor porque daba clases en el nocturno y era la persona más joven de la clase. Darme a conocer como profesor me tomó mucho esfuerzo además de que ser español dio lugar a muchas bromas como llamarme colonizador. En la Universidad Bolivariana hay una discriminación positiva ya que las clases más desfavorecidas tienen acceso a la educación. Contribuir a que la educación universitaria sea un derecho y no un privilegio de unos pocos es siempre interesante.

¿Por qué decide doctorarse en Medios de Comunicación y Ciencias?

Lo decidí hacer en Medios de Comunicación porque una de las frustraciones que siempre tuve desde que llegué a Venezuela, era que aunque veía y estudiaba las cifras del Banco Mundial, de la CEPAL o Naciones unidas, donde se reconocía que había unas grandes mejoras civilizatorias en todo lo que era el accionariado del gobierno bolivariano en Venezuela, nada de eso aparecía en los medios, sino que los medios daban una visión completamente distorsionada, manipulada y al mismo tiempo ocultaban cualquier cosa que pudiera sonar positiva. Eso me hizo pensar que puedes hacer muchas cosas pero si de repente esos poderes fácticos crean una imagen absurda de ti, al final la gente va a tener una imagen absurda, como efectivamente ocurre en Venezuela. Decidí dedicar mi trabajo a cómo la prensa internacional manipula la imagen de Venezuela.

Y se ha nacionalizado venezolano.

Me nacionalicé venezolano porque llevaba ya muchos años viviendo en dicho país. Me dieron la nacionalidad al sexto año de vivir allí. Me sentí tremendamente orgulloso cuando me la dieron y francamente alardeo de ella cada vez que puedo porque cuando hay aún un gobierno que trata de hacer las cosas de manera distinta y resiste, ser ciudadano de un país como ese es un orgullo. Los papeles por ejemplo en Ecuador no los he hecho como español sino como venezolano.

Como doctor en Medios de Comunicación, ¿por qué se nos informa a través de los medios de España de que la situación en Venezuela es insostenible?

El motivo por el que los medios de comunicación nos informan sobre la insostenibilidad venezolana tiene muchas motivaciones. Ante todo obviamente los grandes medios de comunicación como por ejemplos El País, El Mundo, grandes grupos audiovisuales como Atresmedia… van siempre a chocar con el gobierno de Venezuela porque mientras ellos tienen una visión liberal de la realidad, desde el punto de vista ideológico, Venezuela es socialista y los paradigmas son distintos. Por motivos ideológicos hay un choque, son el sol y la luna, y obviamente van a utilizar todos los medios que tengan a su alcance, para hundir o hacer fracasar ese modelo que choca con el liberal. Es peligroso también ya que hay que tener en cuenta que aunque haya una brutal crisis en Venezuela, la gente no es desalojada de sus casas sino que es alojada en ellas. Por ejemplo desde 2011 hubo una reubicación en Venezuela de 700.000 familias en viviendas dignas. Hice una estadística en su día en la que mientras que en Venezuela se daba una vivienda digna a 19 familias por hora, en España se echaba de sus casas a 9 familias a la hora. Esa estadística es tan brutal que no es creíble de acuerdo al estereotipo que existe de Venezuela. En España se quitan las viviendas ante la presión de los bancos. Que en España se sepa que en Venezuela se toman medidas como el alojamiento de esas personas es peligroso porque si existe una indignación española ésta será mucho mayor si los españoles supieran cuáles son las medidas tomadas en países como Venezuela. Lo que ocurre al final es que se aísla y oculta lo bueno que ocurre en Venezuela porque lo ven como una enfermedad que debe de ser erradicada ya que si se expande, ese uno por ciento que todo lo controla tendrá que empezar a repartir.

¿Cuántos años lleva trabajando para el gobierno venezolano?

Llevo casi una década trabajando para el gobierno bolivariano. He trabajado en diferentes asesorías desde mi llegada. Primero estuve en la Universidad Bolivariana y luego pasé por Presidencia, Cancillería, el Ministerio de Comunicación o la Vicepresidencia. Nunca he dejado de trabajar en la Universidad porque es importante apoyarla y reforzarla.

¿Qué vivencias recuerda de haber trabajado para el gobierno de Hugo Chávez?

Siempre será una etapa de la que me sentiré orgulloso. Cuándo leía a Gabriel García Márquez, en sus novelas había mucho realismo mágico. Cuando llegué al país y tuve el placer de pasar por las diferentes asesorías, me di cuenta que ese realismo mágico del que tanto leía era real. Ha sido una hermosa fábula haberme sentido parte de ese país y su gobierno.

Sobre Chávez: "Realmente existía una conexión entre el pueblo y él, rompió con el protocolo de cualquier líder, él era la masa, lo sentía y lo expresaba".

¿Cómo recuerda la figura de Hugo Chávez?

Fíjate, en los medios españoles siempre ha aparecido la agresividad, el Hugo Chávez exaltado o que daba miedo, pero Chávez realmente era una persona muy cercana, accesible ante los problemas, sensible. Mucha gente me pregunta si eso era cierto o era marketing del populismo al que siempre han acusado a Hugo Chávez. Las veces que he tenido la oportunidad de compartir mi tiempo con él, me he quedado sorprendido por lo honesto y auténtico que era. Realmente existía una conexión entre el pueblo y él, rompió con el protocolo de cualquier líder, él era la masa, lo sentía y lo expresaba. A algunas reuniones por ejemplo llegaba tarde porque se paraba a escuchar a cualquier persona. Era pura honestidad.

¿Recuerda la primera vez que lo conoció?

Llevaba seis meses en el país cuando tuve el placer de conocerle. Estaba con un grupo de amigos reunidos y de repente apareció en donde estábamos en ese momento. Se puso a conversar con nosotros, a preguntarnos cuál era nuestra labor, sobre nuestras motivaciones…imagínate a cinco chavales sentados y que de repente el presidente de Venezuela se acerque a tu lado. Cuando terminamos de conversar, nos sonrió mirándonos y nos dijo: “Me encantáis porque sois unos locos”; y al ver nuestra cara de anonadados añadió: “Como yo”. Son cosas que lo convertían en una figura única.

¿Maduro es tan cercano como Chávez?

Chávez no elige a Maduro de una manera aleatoria. Obviamente Chávez es un gigante y Maduro aprendió lo más importante de Hugo, la honestidad y cercanía. Él es puro pueblo también. Creo que lo importante es que un presidente sepa cuáles son los problemas de las personas y tenga sensibilidad y capacidad para solucionarnos. Tiene la gran virtud de Hugo Chávez, no sé si lo vio y aprendió o porque ya lo tenía. Estoy seguro que haber pasado tanto tiempo con Chávez fue un privilegio y una gran enseñanza para él.

¿Ha cambiado Venezuela desde la entrada de Maduro?

Ha cambiado mucho. Los poderes económicos han arreciado sus ataques y en la propia derecha ha habido una recomposición externa e interna. Ya hemos visto a Aznar y sus cuatreros ex presidentes de América Latina firmando declaraciones en contra de Maduro, asegurando la existencia de presos políticos y todas esas barbaridades. El imperialismo ha vuelto a tratar de recuperar su espacio en su patio trasero. Se ha visto la falta física de Chávez como un momento para aprovechar e intentar retomar un país en la geopolítica como es Venezuela. No solo ha sido por el petróleo sino por el gran liderazgo que ha tenido Venezuela desde la llegada de Chávez al poder. Hay que recordar que cuando llega Hugo Chávez al poder, se estaba celebrando el triunfo del neoliberalismo con la caída del muro de Berlín. Chávez fue impulsor de la multipolaridad de la integración latinoamericana. Él rompió con la bipolaridad. Su ausencia física se aprovecha para  tumbar el gobierno de Maduro, no lo ha tenido fácil.

¿Cuáles son los aspectos en los que ha avanzado Venezuela sobre otros países?

Eso se puede ver en el índice de desarrollo humano. Es uno de los indicadores más interesantes. Por ejemplo en cuanto a la combinación de educación o democracia, hay una serie de factores que permiten definir el desarrollo de un país y se hace de manera multifactorial. Venezuela está en un puesto alto en el ranking mundial y uno de los primeros en América Latina. Se están haciendo bien las cosas.

¿Cuál es la razón por la que los grandes poderes económicos pretenden desestabilizar constantemente al gobierno venezolano?

En un mundo injusto, el sistema capitalista de libre mercado provoca una serie de desigualdades que tienen que existir estructuralmente porque el sistema no se sostiene. Utilizamos maravillosos jerséis de Bershka que han sido hechos en Bangladesh y para que nosotros podamos tener esa ropa o teléfonos de última generación, existen unas desigualdades de las que unos se aprovechan y otros que no. Éticamente el sistema no da para más y es un sistema injusto. Desde Venezuela hay una búsqueda de igualdad y eso es peligroso para algunos porque viene a romper los sagrados principios del capitalismo. Para los poderes económicos es peligroso ya que se aplica la misma lógica que con los medios de comunicación. Los medios son los portavoces de los grandes poderes económicos, el que lleva la batuta es el banco y el que expresa su poder es el medio.

Después de tantos años de revolución bolivariana, ¿en qué ha avanzado Venezuela?

Ante todo en medidas de carácter civilizatorio, se ha reducido la pobreza a la mitad, la mortalidad infantil, hay acceso al agua. El segundo objetivo del milenio es reducir la pobreza a la mitad de todos los países, y España por ejemplo no lo va a conseguir sino que se va a multiplicar por dos. Se ha erradicado el analfabetismo, el derecho a la vivienda es un derecho, todos los derechos sociales están consolidados al mismo tiempo que hay una gran democracia en Venezuela.

¿Cuáles son en su opinión las circunstancias por las que han encarcelado al alcalde de Caracas y al líder de la oposición, Leopoldo López?

No caigamos en la trampa, no son presos políticos, ya se da por hecho que lo son. Son políticos presos. En el caso de Leopoldo López lo que hay es una acusación por parte de la fiscalía y habrá que atender al proceso judicial. Todo esto se ha convertido en un show. Veremos si se demuestra que ha habido delitos porque a este tipo se le acusa de que está detrás de una conspiración política y eso es delito de aquí a Pekín. A Leopoldo López se le acusa de ser el autor intelectual de las protestas que hubo en Venezuela y que costaron la vida a muchas personas.
Desde su experiencia y como abogado, ¿se puede justificar de manera legal este encarcelamiento?

Por supuesto que todo el procedimiento judicial está apegado a la ley. Hay mucho show de por medio para tratar de mostrar a Venezuela como un país carente de libertades democráticas.

¿Cree que con el tiempo las relaciones entre Venezuela y EEUU podrían mejorar como ha sido el ejemplo actual con Cuba?

Habría que hacer una lectura interna porque es la técnica del garrote y la zanahoria. Están mejorando las relaciones con Cuba porque los presidentes de Estados Unidos en su segundo mandato siempre tratan de hacer algo con lo que se les recuerde en la posteridad. Obviamente esto que hace Obama es para pasar a la posteridad, cuando todos sabemos que el presidente actual ha sido un gran fraude y un premio Nobel tan desastroso como el de Henry Kissinger. Ha habido más muertes y guerras que en el periodo de Bush. Creo que la mejora de esas relaciones dependerá de la coyuntura geopolítica del momento, del avance de los ciclos entre republicanos y demócratas. Una cosa es rehacer las relaciones con Cuba y otra quedar como un debilucho. Endurecen las medidas contra Venezuela además de los bombardeos en Oriente Medio. En América Latina se refuerzan o aplican medidas contra Venezuela para contrarrestar la apertura con Cuba.

"En América Latina se refuerzan o aplican medidas contra Venezuela para contrarrestar la apertura con Cuba".

Viaje conmigo hacia España por un momento, ¿cómo ve desde fuera la situación política actual?

Es muy interesante. Por primera vez desde la muerte de Franco creo que es el periodo electoral más interesante. La postmodernidad ha llegado. Empieza a resquebrajarse ese bipartidismo heredado de los pactos de la Moncloa que es poco viable en estos momentos.

Con el efecto Podemos.

Me parece maravilloso el efecto Podemos. Es maravilloso que ese bipartidismo se haya roto, y que el partido de Pablo Iglesias sea la cristalización de las fuerzas del 15M, además del descontento popular. Primero fueron una sorpresa, posteriormente nos sorprendieron aún más y aunque ahora su empuje haya descendido están haciendo algo increíble.

Hablando de Pablo Iglesias, ¿por qué se liga su figura con la de Venezuela?

Porque existe una figura preconcebida de Venezuela. Si logras ligar la imagen demonizada que se tiene de Venezuela con la de Pablo Iglesias, ya no tienes que atacar a su programa electoral o la construcción de su partido. Desde el punto de vista racional no se le puede atacar porque, ¿cómo vas a contradecir argumentos como que hay que parar los desahucios? Como no se puede hacer, únicamente lo hacen desde la emotividad o irracionalidad, ya que si se logra unir ese vínculo con un supuesto demonio como Venezuela, ya te sales del programa de Podemos que es donde Pablo se lleva de calle a todos los políticos.

"Reconozco que la cosa para volver está fastidiada porque se está yendo todo el mundo y las condiciones que hay no son las más óptimas". 

Con el auge de Podemos o Ciudadanos, ¿tiene fin el bipartidismo?

Sí, es el fin parece ser. Es algo que ya ha ocurrido y está ocurriendo. Aunque  en Andalucía parece ser que el PSOE se ha mantenido como la fuerza más votada, en el resto del territorio español no va a ocurrir lo mismo.

¿Tiene pensado volver a España y desarrollarse como profesional después de su experiencia fuera?

Me encantaría volver a mi país, estar con la familia, amigos. La tierra de uno es siempre especial ya que es lugar donde me he formado. Reconozco que la cosa para volver está fastidiada porque se está yendo todo el mundo y las condiciones que hay no son las más óptimas. Aquí están surgiendo muchas cosas interesantes y echar una mano para construirlas es todo un honor.

¿Veremos a Fernando Casado algún día trabajando para el Gobierno español de alguna manera?

Me encantaría trabajar para un gobierno español con Podemos al frente.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído