Fran González, delegado de Zona Franca: "Cádiz vive de espaldas al mar"

El socialista, nuevo responsable del consorcio estatal, apuesta por "hacer espacios a la carta de empresas que quieran instalarse" en la provincia y evitar "generar falsas expectativas con proyectos fallidos"

Fran González, delegado de la Zona Franca de Cádiz, en una sala de reuniones.
Fran González, delegado de la Zona Franca de Cádiz, en una sala de reuniones. Autor: Manu García

Fran González aterrizó hace apenas tres meses en el cargo pero parece que lleva como delegado del Estado en la Zona Franca de Cádiz toda la vida, aunque a decir verdad, es la cuarta persona que pasa por el puesto en los últimos cuatro años. Los populares Alfonso Pozuelo y Jorge Ramos, y la socialista Victoria Rodríguez, lo hicieron antes que él. Entre reunión y reunión, disculpándose por la pequeña demora, atiende a lavozdelsur.es en su despacho, en la primera planta del edificio de oficinas desde donde trabaja y en el que celebra las numerosas reuniones que tiene.

¿Qué supone aceptar una responsabilidad como ésta en plena pandemia? ¿Impone o motiva?

Cualquier responsabilidad pública siempre impone, sobre todo desde el convencimiento de que uno está en los sitios para hacer cosas, pero en el contexto en el que estamos exige un plus de compromiso y responsabilidad. No soy ajeno a esta institución, he estado ocho años como vocal en representación del Ayuntamiento de Cádiz, en su pleno y en su comité ejecutivo. Las líneas generales de actuación del ente las conocía, y también los proyectos futuros, por lo que entrar aquí ahora desde el otro lado de la mesa impone, pero lo hago con muchísima ilusión, por el respaldo que supone haber contado conmigo pero también porque hay mucho trabajo por hacer desde Zona Franca. 

¿Cómo es ahora la situación económica de Zona Franca?

La institución pasó por unos baches complejos en años anteriores, cuando hubo que hacer una reestructuración de la deuda motivada por operaciones que no salieron del todo bien y que ahora lastran desde un punto de vista financiero al ente. Estamos reordenando esa deuda y avanzando y consolidando proyectos existentes, espacios como el que tenemos en este recinto fiscal, pero también creciendo en otras iniciativas como las que tenemos en el Campo de Gibraltar. El crecimiento que se va a producir en la parcela de Altadis, antigua planta de Tabacalera, va a venir a revitalizarlo no solo en su crecimiento, sino también en un modelo nuevo de gestión que queremos desarrollar con espacios más eficientes energéticamente y unas condiciones casi a la carta para las empresas que se van a instalar. 

"Zona Franca ayudará a salir de la crisis. Tenemos que recuperar su apuesta por reactivar la economía y mostrarnos como una institución vertebradora"

¿En qué puede ayudar Zona Franca en la salida de esta crisis?

Estamos convencidos de que ayudará mucho. Es una institución que había desvirtuado mucho sus objetivos, por lo que tenemos que recuperar su esencia, el objetivo inicial de lo que significa una Zona Franca que apuesta por reactivar un modelo económico. Los espacios que pone a disposición del tejido empresarial tienen unas singularidades de tipo aduanero, fiscal, y unas condiciones de infraestructuras que suponen dar un paso cuantitativo y cualitativo a nivel provincial. Estamos intentando mostrarnos como una institución vertebradora, que supera el ámbito municipal, pero que además cohesiona desde el punto de vista de consolidar un tejido empresarial concreto. 

¿Cómo se convence a inversores para que se instalen en Cádiz en este momento?

Una de las primeras medidas internas que hemos puesto en marcha ha sido reforzar el departamento y la dirección comercial, porque entendemos que Zona Franca tiene que mostrarse al exterior y ofrecerse a todo tipo de empresas, y eso lo hacemos adaptando nuestros propios espacios. Tenemos que ser atractivos. La internacionalización de los productos ya ha tenido un crecimiento desde que iniciamos esta senda, incluso en época de pandemia. 

Padre de familia numerosa y 'cocinillas'

Francisco Matías González Pérez (Cádiz, 1981), más conocido como Fran González, es padre de familia numerosa, cocinillas por afición gracias a su padre, que era cocinero. Su madre, por su parte, fue cigarrera de Tabacalera. Él estudió Derecho, aunque no terminó la carrera, y desde muy joven militó en el PSOE. Desde 2002, cuando ingresó en las Juventudes Socialistas, ha ocupado distintos cargos. Entre 2015 y 2019 fue diputado provincial al frente de la delegación de Función Pública, Ordenación del Territorio y Vivienda, consejero delegado de la Empresa Provincial de Vivienda y Suelo de Cádiz (EPVS) y miembro del comité ejecutivo del Consorcio de la Zona Franca de Cádiz. Desde 2012, portavoz del PSOE en el pleno del Ayuntamiento de Cádiz, donde ejerció una intensa labor de oposición. Antes de llegar a la Zona Franca como delegado del Estado, también ejerció como asistente técnico del grupo parlamentario socialista en el Congreso.

¿Qué tiene pensado para impulsar los espacios que Zona Franca tiene repartidos por la provincia?

Hemos entendido desde el principio que tenemos que mostrarnos como una institución colaboradora con el resto de Administraciones, que no se nos vea como un elemento que pueda generar tensión, sino todo lo contrario. Queremos tener planteamientos comunes y plantear la institución como un elemento dinamizador y colaborativo. Cuando reforzamos la dirección comercial buscamos tener una mayor sensibilidad a la realidad del tejido empresarial y a la sociedad, y que podamos hacer mucho más permeables nuestras propuestas. Queremos hacer espacios a la carta de las empresas que se quieran instalar. 

¿La puesta en marcha del nuevo recinto fiscal en el Campo de Gibraltar es el proyecto estrella de su mandato? 

El objetivo es tener un recinto con unas claves que superen el ámbito local. Vamos a ser una de las pocas Zonas Francas con varios recintos fiscales y casi la única con este nivel de penetración en el territorio. Muchas de ellas son casi espacios complementarios, pero vamos a ser la única con dos recintos fiscales en polos muy alejados y muy vinculados a las dos Autoridades Portuarias existentes. Nos parece que es un proyecto muy potente. Zona Franca tiene que vertebrar la comarca del Campo de Gibraltar. Es importantísimo, pero es una pieza dentro de un proyecto mucho mayor. 

Fran González, en su despacho de Zona Franca, durante la entrevista.
Fran González, en su despacho de Zona Franca, durante la entrevista. Autor: Manu García

El proyecto Zona Base Cádiz apuesta por la economía azul, ¿por qué en una provincia como ésta no hay más proyectos de este tipo?

Desgraciadamente, Cádiz es una ciudad rodeada del mar pero en muchas ocasiones vive de espaldas al mar, no ha llegado a creerse sus propios recursos y singularidades. Nosotros sí somos conscientes de que hay un tejido empresarial, a lo mejor no tan conocido, que ya está vinculado a esa economía azul, que nos gusta decir que es una economía azul verdoso, o de un verde azulado, porque tiene que estar muy vinculada al ecologismo. La economía azul es muy amplia, va desde los recursos pesqueros al mantenimiento medioambiental, pero también a los avances tecnológicos e investigación en este campo. Hemos conseguido financiación de los fondos Feder para la ubicación de empresas tecnológicas vinculadas a la economía azul y queremos hacerlo con un modelo de intervención urbanística que sea ágil, permeable a las empresas, para adaptar esos espacios al desarrollo de ese tejido empresarial. 

También ha habido malas noticias últimamente, como las marchas de Torrot o la marcha atrás de Bayport, ¿qué falla? ¿Qué puede hacer para evitar espantadas así?

El problema fundamental es que no se puede generar una falsa expectativa y posteriormente una frustración en la ciudadanía por estos proyectos fallidos. Nosotros como Administración pública tenemos que generar las condiciones, pero que a nadie se le olvide que detrás de estas iniciativas está una empresa que presenta un proyecto y que tiene que asumir una serie de riesgos y compromisos. Como Administración pública ofrecemos el suelo de manera transparente y las condiciones son las que se han pactado y acordado. A partir de ahí, hay un riesgo empresarial y a veces se ven casos como estos, pero hay otros muchos que tenemos que poner en valor, que están permaneciendo y que son la cara de la moneda. 

"Mi papel como representante del PSOE y como oposición en el Ayuntamiento de Cádiz era hacer una labor de fiscalización. Siempre reivindicaré lo hecho, con mis aciertos y mis errores" 

¿Cómo puede Zona Franca retener al talento que sale de la universidad?

Hay varias líneas de trabajo con la universidad desde hace mucho tiempo y proyectos como Zona Base que se nutre mucho de esas spin off que puedan salir de la propia universidad. La ciudad gira en torno a la propia universidad y casi abarcamos a todo el espectro de vida, desde el concepto hasta el desarrollo futuro de la empresa. Estamos íntimamente ligados, nos interesa muchísimo ser capaces de captar todos los recursos formativos, la experiencia y los avances tecnológicos. 

¿Qué más puede hacer Zona Franca para impulsar el segundo hospital?

Es la única Administración que ha dado pasos al respecto. Zona Franca en su día y en virtud de los acuerdos que se alcanzaron, compró el suelo para ponerlo a disposición de la autoridad competente en materia sanitaria que es la Junta de Andalucía. Necesitamos que la Junta diga qué plan de desarrollo tiene, qué dotación económica y que lo pueda ejecutar. El problema es que mientras Zona Franca hace ese esfuerzo, se endeuda, compra el terreno, y tenemos un inmovilizado de más de once millones de euros, aún no se han definido cuales son las líneas de actuación. No podemos hacer más de lo qua ya hemos hecho. Le hemos dicho a la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía que necesitamos concretar, porque nos parece que es un proyecto muy necesario para el conjunto de la Bahía de Cádiz.

Fran González, en un momento de la entrevista.
Fran González, en un momento de la entrevista. Autor: Manu García

Ha pasado de estar en la oposición del Ayuntamiento a un cargo institucional, ¿le ha costado cambiar el chip?

Estoy encantado. Siempre reivindicaré lo hecho, con mis aciertos y mis errores, haciendo siempre una sana crítica de mí mismo, porque me habré equivocado en algunas cuestiones, pero entiendo que mi papel como representante del PSOE y como oposición en el Ayuntamiento de Cádiz era hacer esa labor de fiscalización. En ese sentido, insisto y reivindico que era el papel que me habían encomendado los ciudadanos. Con el tiempo transcurrido, y también lo digo con agradecimiento por la experiencia, uno también pasa etapas, pasa página, y ahora que tengo esta oportunidad gracias al Gobierno de Pedro Sánchez y a la ministra María Jesús Montero, juego otro papel. Me siento cómodo y muy correspondido por el resto de Administraciones, sean del color político que sean. 

¿Ha mejorado su relación con el alcalde José María González Kichi?

La relación personal no era la que se contaba, otra cosa era la discrepancia política, pero nunca ha habido una mala relación. Hay proyectos de Zona Franca en la ciudad de Cádiz que tenemos que hacerlos de la mano del Ayuntamiento, y así lo estamos haciendo, y tengo que reconocer que la relación es muy fluida. 

¿Dónde ve su futuro político?

En Zona Franca. Quiero disfrutar mucho de esta oportunidad que se me ha dado. Cuando uno está en los sitios, y me aplico en mi día a día, es para hacer cosas, y tenemos muchas cosas que hacer aquí. 

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído