La sangre no llega al río en parque Amate

Los dispositivos de vigilancia de Policía Nacional y Local en zonas 'calientes' han evitado las posibles concentraciones contra el toque de queda que fueron convocadas en redes a rebufo de los disturbios de Pino Montano

Controles en Sevilla para evitar disturbios.
Controles en Sevilla para evitar disturbios.

La Policía Nacional y Local de Sevilla ha establecido puntos de vigilancia en zonas 'calientes' de la ciudad que han evitado la posible formación de concentraciones de personas que, violando el toque de queda establecido por la pandemia de covid-19, pudieran replicar las protestas que se dieron este martes en la barriada sevillana de Pino Montano.

En concreto, la Policía ha estado especialmente atenta a una nueva convocatoria de movilización contra dicha medida junto al parque Amate, que invitaba a "quemar coches y gritar no más toque de queda" a partir de las 23:00 horas en la calle Amor.

De esta manera, varios furgones policiales y controles de la Policía Local han velado específicamente por la normalidad en esta zona, sin que por ello se haya registrado incidente alguno.

Los disturbios acontecidos la noche de este pasado martes en calles del barrio sevillano de Pino Montano, donde unos cien jóvenes, dos de ellos ya identificados, lanzaban objetos contra autobuses y vehículos en la calle Cortijo de las Casillas, incendiando algunos contenedores de basura en protesta por el toque de queda, derivaban de una convocatoria promovida como pacífica por las redes sociales bajo el lema El barrio lucha por su libertad.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído