Motín en la cárcel de Sevilla II: un preso se rebela tras suspenderle un vis a vis

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar denunciar la escasez de medios, tanto materiales como personales, para resolver este tipo de situaciones

La prisión de Sevilla II, en una imagen de Google Maps.
La prisión de Sevilla II, en una imagen de Google Maps.

Durante la mañana de este lunes, al interno F.J.V.R., del módulo 4 del centro penitenciario de Sevilla II, en Morón, se le ha comunicado que se le ha suspendido una comunicación vis a vis debido a que el fin de semana, durante un cacheo rutinario de la Policía Nacional a la entrada del centro al familiar que le visitaba, se le requisaron ciertas sustancias prohibidas cuando acudía a una comunicación oral con el mencionado recluso.

F.J.V.R., entonces, montó en cólera, ayudado por otros dos internos, que empezaron a alentar al resto de sus compañeros de módulo a montar un motín, uniéndose gran parte de los mismos. Los presos, entonces, rompieron todas las mesas y se hicieron con las patas de los meubles, destrozando todo el mobiliario del departamento. Una vez avisado el jefe de servicios, acude en ayuda de los dos funcionarios de servicio en el módulo (para 40 internos considerados de extrena peligrosidad, muchos de ellos regresados de primer grado), junto con otros funcionarios que tuvieron que abandonar sus departamentos, siendo recibidos con el lanzamiento de las patas, además de latas de refresco llenas de las que se habían aprovisionado previamente.

Siendo inviable cualquier tipo de negociación, se procede a utilizar los medios coercitivos legalmente establecidos para poder devolver la calma al módulo, lo que consiguen después de unos minutos de elevada tensión, aislando a los tres cabecillas del incidente. Como consecuencia de estos hechos, dos funcionarios han debido recibir asistencia médica, uno en la mano y otro en una pierna, aparte de otros que han sufrido golpes y contusiones.

Una vez más, la asociación Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM) considera que tiene el deber de salir en defensa de los empleados públicos penitenciarios y denunciar la escasez de medios, tanto materiales como personales, para resolver este tipo de situaciones, poniendo siempre en peligro la integridad física de los mismos, "los cuales se encuentran absolutamente abandonados por una Administración que no hace más que mirar para otro lado, cuando no de justificar, o al menos restar importancia a estos hechos". La asociación solicita que los funcionarios sean considerados agentes de la autoridad para que, hechos como estos, no queden impunes.

La sección de Prisiones de CSIF Sevilla asegura que el preso, identificado como F.J.V.R. habría "entrado en cólera" al ser informado de la suspensión de sus comunicaciones, convenciendo a otros dos reos, H.C.A. y P.J.B.R., para protagonizar un altercado en el que habrían gritado y lanzado mesas de las instalaciones penitenciarias, extremo en el que coinciden CSIF e Instituciones Penitenciarias, si bien el sindicato agrega que estos internos habrían logrado sumar a su actuación al resto de reos del módulo en el que aconteció el altercado.

Finalmente, un grupo de funcionarios de prisiones habría reducido a estos tres reos usando "la fuerza mínima imprescindible" según Instituciones Penitenciarias, que da cuenta de un "forcejeo" entre ambas partes al negarse los reos a deponer su actitud. El sindicato, en cualquier caso, ha señalado la "violencia extrema" usada por estos reos, reclamando "más medios humanos y materiales" para los funcionarios de prisiones de Sevilla, así como "un reconocimiento específico" de los mismos como "agentes de la autoridad por norma".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído