El portuense y ex del Cádiz CF nacionalizado filipino para jugar con su selección: "No sabes el subidón"

Un 'obrero' del fútbol que ha hecho historia en el fútbol asiático: "Estoy como en casa. Ha sido para mí una experiencia increíble

Bienve Marañón celebra un gol con el Ceres Negros.
Bienve Marañón celebra un gol con el Ceres Negros. AFC CUP

El Puerto de Santa María volverá a tener a un jugador de fútbol jugando competiciones mundiales con una selección. Tras muchas apariciones en la primera década del milenio de Joaquín Sánchez, un símbolo del Real Betis, el fútbol portuense vuelve a estar de enhorabuena. Pero no será con la Selección española. Porque Bienve Marañón jugará con la camiseta de Filipinas. Detrás está la historia de un obrero del fútbol, un jugador que marchó al extranjero a buscar suerte y ha escrito una historia de éxitos lejos de España. 

"Es una felicidad inmensa. No sabes el subidón que me ha dado", explicaba a EFE Marañón tras conocer la noticia de que el Senado del país ha concedido la nacionalidad que le permitirá disputar competiciones con la Selección. A sus 34 años, es una de las estrellas del fútbol filipino. Ex jugador del Rayo Sanluqeño, llegó a debutar con el primer equipo del Cádiz CF en Segunda División, aunque no fue el mejor momento del equipo, pues le tocó vivir el descenso a Segunda B de 2008.

Luego de pasar por varios equipos en Segunda B, fue aconsejado, como recordaba tiempo atrás Diario de Cádiz, por su antiguo compañero en el filial amarillo Carli de Murga para emprender el viaje a Filipinas, toda vez que la madre de De Murga es del país y jugaba ya allí, en aquella liga. Antes del covid, logró ser máximo goleador de su liga con el Ceres Negros. 

El futbolista explica que “llevo seis años en Filipinas y siempre me he encontrado muy a gusto, estoy como en casa. Ha sido para mí una experiencia increíble”. De hecho, lidera la clasificación histórica de goleadores de la AFC Cup, la competición similar a la Europa League de Asia. La situación de covid ha detenido algunas competiciones internacionales, pero se espera que en junio haya convocatorias. “Solo quiero volver a Filipinas como un filipino más. Y jugar con la selección lo antes posible porque como futbolista, jugar con una absoluta es lo mejor que te puede pasar. Algo único y muy especial”.

El objetivo de Maraón, por el momento, es continuar compitiendo, pero a su retirada, posiblemente, se quede en el país, toda vez que ha creado una academia que ayudará a la integración de niños sin recursos gracias al fútbol. “Ahora en Filipinas, el fútbol está solo al alcance de aquellos que pueden costearlo. La idea es cambiar esa situación”.

 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído