El colectivo Vejer sin fronteras lleva a cabo una campaña de sensibilización sobre el drama de la inmigración para locales y turistas reutilizando viejas barcazas en la playa de El Palmar y La Hierbabuena.

Nada más efectivo que verlo con tus propios ojos. Eso es lo que han perseguido los miembros de Vejer sin fronteras que han pintado los restos de barcazas y antiguas pateras con mensajes que retratan el drama de la inmigración que se vive en las costas gaditanas. "Las fronteras matan" o "Estrecho, fosa común", son algunos de los mensajes que han dejado a la vista de locales y turistas en esta campaña de sensibilización que han hecho a pie de playa, en la de la Hierbabuena y El Palmar. 

El objetivo es que concienciar y visibilizar esta tragedia a través de estas pateras que se quedan en la arena y que pueden ofrecer hasta una imagen idílica cuando en realidad son "testigos mudos de la situación de nuestras costas", explican desde Vejer sin fronteras. Éste, es un colectivo ciudadano de reciente creación,  sin vinculación a siglas políticas, que persigue una mayor concienciación social ante la emigración, con especial interés en la frontera sur, y como respuesta a la xenofobia creciente en Europa. 

"Mucha gente se acerca cuando nos ve y nos pregunta. Desconocían que se trata de pateras, así que les informamos además con datos y estadísticas". Como por ejemplo, con las últimas del Informe de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA).

Con esta organización tiene mucha relación y junto a la APDHA y a Cruz Roja han liderado las peticiones hechas al Ayuntamiento de Barbate para la instalación en el puerto de Barbate de módulos de atención a los inmigrantes. 

Según la APDHA los módulos ya se encuentran en Barbate y también están concluidas las obras que se comprometió el puerto de Barbate, de forma que resta la instalación de los módulos y ponerlos en servicio "esperemos que lo más urgentemente posible".

La organización de Derechos Humanos recuerda que "la atención a las personas que llegan a nuestros puertos en patera es más que deficiente, pese a la labor profesional y meritoria que realizan Salvamento Marítimo y Cruz Roja".

Así, según los datos del seguimiento que hace la APDHA, de enero a julio han llegado al puerto de Barbate 471 personas, en 15 embarcaciones. De ellas en torno a 45 eran menores de edad

Precisamente, el Defensor del Pueblo Español reclamaba una mejor asistencia jurídica y psicológica para estas personas, muchas de las cuales llegan en estado de shock, traumatizadas por lo que han vivido en su travesía migratoria. Hasta ahora en los puertos de llegada de Algeciras, Tarifa y Barbate no existían módulos específicos de Cruz roja para su atención, por lo que se tenían que poner carpas improvisadas en el sitio donde los desembarcaban, como ocurrió la pasada semana en Puerto América, en Cádiz.

"La llegada de los módulos es un paso. Pero las políticas migratorias actuales son las que provocan que tengamos que contemplar todos los días estas escenas. Estas políticas antiinmigrantes del Gobierno y de la UE provocan mucho sufrimiento y muchas muertes. Políticas migratorias que están al servicio de la fortaleza europea y sus negocios".

Ante ello, la  APDHA viene reclamando desde hace años "un cambio de rumbo de 180 grados en las políticas migratorias para que se respeten íntegramente los derechos humanos en nuestras fronteras", al tiempo que pide "una atención con la mayor dignidad y garantía de derechos a las personas que tienen que se ven obligadas -porque no les permiten usar vías seguras- a subirse a una patera y arriesgar sus vidas!.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído