Olvida su monedero para comprar un medicamento y esto es lo que pasó en una farmacia de Puerto Real

La vecina preguntó cuánto costaban las pastillas para la tensión y la dependienta le respondió que su precio era de trece céntimos. Se queja de que no le dio opción a llevárselo y pagarlo otro día

Un dependiente con un medicamento en una farmacia, en una imagen de archivo.
Un dependiente con un medicamento en una farmacia, en una imagen de archivo. MANU GARCÍA
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición World Travel Market.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

Una vecina de Puerto Real ha compartido en un grupo de Facebook lo que vivió este martes cuando fue a comprar las pastillas para la tensión que debe tomar. Según cuenta, cuando llegó a la farmacia se dio cuenta de que había olvidado su monedero en casa. La dependienta que estaba atendiendo le comunicó que el precio era de 13 céntimos. 

"Mi sorpresa fue que se negaba a dármelo y pagarlo en otro momento. Le quiero dar las gracias a un muchacho que puso los trece céntimos", expresa la mujer, que no salía de su asombro ante la actitud de la trabajadora. "No me lo puedo creer, venía por el camino hasta con ganas de llorar, increíble!, añade.

La mujer considera que lo más lógico es que la empleada le hubiese dejado traer el dinero en otro momento. Esta opinión ha sido comentada en las redes sociales donde varios vecinos también creen que "esos trece céntimos se los podría haber puesto la misma farmacéutica de su bolsillo y mañana los lleva". "Es para medicamentos, no para tabaco", destacan. 

Otras personas aplauden el gesto del chico que contribuyó a la causa para que la vecina no tuviera que volver a su casa en ese momento. "Siempre hay personas buena en esta vida, hay buenos corazones por el mundo", dicen. En cambio, otras entienden la decisión de la farmacéutica. "Yo no lo veo raro, en mi trabajo no puedo dejar ni 2, ni 3, ni 5 centimos porque la empresa no es mía. Yo no veo a ningún trabajador de supermercados fiando ni 13 centimos ni 5 ni 6. Es tan sencillo como volver a casa a por el monedero", añade una vecina, 

Sobre el autor:

Patricia Merello Guzmán

P. Merello

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído