La Junta destina 1,2 millones a contratar monitores para niños con necesidades educativas especiales

La presión de los padres y madres, especialmente de colegios públicos de Jerez, fuerza a Educación a licitar 37 ofertas en la provincia para que, mediante empresas externas, se contrate personal de apoyo y asistencia a estos menores

Protestas ante la falta de monitores, hace unas semanas en el CEIP Tartessos de Jerez. FOTO: MANU GARCÍA
Protestas ante la falta de monitores, hace unas semanas en el CEIP Tartessos de Jerez. FOTO: MANU GARCÍA

La Agencia Pública de Educación, dependiente de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, ha sacado a licitación pública el servicio de apoyo y asistencia escolar a alumnado con necesidades educativas de apoyo específico en los centros docentes públicos de la provincia de Cádiz. Después de varias semanas de reivindicaciones de los padres y madres de estos menores, especialmente en varios colegios de Jerez, el Gobierno andaluz ha optado por destinar unas partidas que oscilan en una horquilla de entre 36.300 y 37.950 euros en un lote de 37 expedientes por cada una de las empresas o entidades que presten esta asistencia para el alumnado con necesidades educativas especiales.

En total, la licitación en conjunto, que también se ha publicado en otras provincias andaluzas como Granada, asciende a una inversión de alrededor de 1,25 millones de euros. Las empresas, según la web de la Junta de Andalucía, tienen 15 días para presentar sus ofertas para prestar este servicio esencial en los centros educativos públicos de la provincia.

El pasado 17 de octubre, padres y madres de los colegios públicos jerezanos Isabel La Católica, Nuestra Señora de la Paz, Montealegre, Vallesequillo, Sagrada Familia, Gloria Fuertes y Tartessos se concentraban a las puertas de este último centro para reclamar a la Junta que aumentase las horas de los monitores PTIS (personal técnico de integración social). “Por un aula con todos los recursos, más monitores”, se podía leer en las pancartas que portaban los manifestantes. La presidenta de la Ampa del CEIP Tartessos, Ana María Varela, explicaba que la intención última es que la Junta establezca una ratio que recoja la necesidad de contar con un monitor cada un cierto número de alumnos.

Dicho programa de apoyo y asistencia que ahora Educación saca a concurso público incluirá, dependiendo de las necesidades educativas especiales del alumnado, "intervenciones de cuidado y atención personal del mismo, que podrán concretarse en las siguientes funciones: acompañamiento y atención en desplazamientos por el centro educativo; atención y acompañamiento en actividades de la vida diaria (aseo y limpieza, vestido, salud y seguridad...); acompañamiento y atención en recreos, entradas y salidas del centro educativo procurando una adecuada relación con el resto de sus compañeros y compañeras en actividades de tiempo libre, complementarias y extraescolares (organizadas por el centro educativo); favorecer el contacto entre el centro y la familia; colaborar en la elaboración y aplicación de las adaptaciones curriculares individualizadas, realización de registros conductuales, programas de modificación de conducta...; entre otras tareas.

Lo que deja muy claro el pliego de prescripciones técnicas, al que ha tenido acceso lavozdelsur.es, es que "el personal necesario para la prestación normal de la actividad, así como otro que podrá tomar transitoriamente para determinados casos, será contratado por la persona contratista, siendo de su cuenta el pago de todas las obligaciones derivadas de estos contratos (en materia legal, de convenios colectivos, etcétera). Este personal no tendrá derecho alguno frente a la Agencia Pública Andaluza de Educación, ya que dependerá única y exclusivamente de la persona contratista, quien ostentará todos los derechos y obligaciones en su calidad de empleador respecto del citado personal, con arreglo a la legislación laboral y social vigente y a la que en lo sucesivo se pueda promulga". 

A finales de septiembre pasado, ante la presión ejercida por las madres y padres, desde la Dirección Territorial de Educación reconocían que eran “conscientes de las necesidades de los centros” y afirmaban que llevan trabajando “desde finales de mayo” y que ya se había solicitado a la Consejería la autorización para la contratación de más horas de monitores escolares. “Estamos a la espera de la autorización por parte de la Dirección General de Planificación”. Habrá que aguardar si antes de final de año esta importante partida para contratar, mediante empresas externas, a monitores para alumnos con necesidades especiales se materializa y, sobre todo, en cuántas horas de cobertura se traduce.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído