Drogas de este a oeste: del 'rebujito' por Sanlúcar al hachís por el Campo de Gibraltar

Mientras que en España se mantiene estable en los últimos años el consumo de cannabis y cocaína, en la provincia de Cádiz son sustancias diferentes las que mueven el mercado del narcotráfico

La Línea, en una imagen de archivo. FOTO: JUAN CARLOS TORO.
La Línea, en una imagen de archivo. FOTO: JUAN CARLOS TORO.

La evolución del consumo de cannabis y cocaína en España ha sido estable en los últimos años aunque la prevalencia de estos estupefacientes entre los jóvenes españoles sigue siendo elevada, y se situó en cuarto lugar en la Unión Europea para ambas drogas en 2015, el último año con datos disponibles, según el último informe anual del Observatorio europeo de las Drogas presentado este jueves en Bruselas. Así, España ocupa el cuarto puesto en el ránking de popularidad de cannabis y cocaína, ya que el 17,1% de los jóvenes españoles de entre 15 y 34 años consumió cannabis en el último año -solamente por detrás de Francia, Italia y República Checa--, mientras que el 3% de jóvenes de esa franja de edad hizo uso de la cocaína, un consumo que se sitúa únicamente por detrás de Reino Unido, Dinamarca y Países Bajos.

En la provincia de Cádiz, sin embargo, son otras las sustancias que se posicionan como las más consumidas. Actualmente la zona cuenta con uno de los puntos más calientes del narcotráfico de hachís: el Campo de Gibraltar. Tan sólo en La Línea se calcula que opera casi una treintena de bandas, que estarían formadas por unas 100 personas cada una. Eso nos lleva a un total de 3.000 personas implicadas que viven directamente del tráfico de drogas en la zona. Es común pasear por la localidad y encontrar a jóvenes de apenas 20 años que se dedican a controlar y vigilar cada coche que entra y sale. Conocen los horarios, las caras y las matrículas de los agentes, tanto de los coches de patrulla como de los personales. Esto está provocando que la población más joven, entre ellos los adolescentes, vean la situación como algo normalizado y se planteen que es una de las mejores formas de ganarse la vida. Cada día en La Línea entran entre 7.000 y 10.000 kilos de hachís. La droga, y con ella el trapicheo, se mueve desde allí hacia el resto de localidades de la provincia.

Cada día en La Línea entran entre 7.000 y 10.000 kilos de hachís. La droga, y con ella el trapicheo, se mueve desde allí hacia el resto de localidades de la provincia.

El portavoz de la Plataforma Por tu seguridad y presidente de la Coordinadora Alternativas, Francisco Mena, hablaba en estos días de la "grave situación" que se da en el Campo de Gibraltar, alertando de que, si bien "el problema del narcotráfico" en esta zona "no es nuevo y no se ha ocultado nunca", desde hace unos años se ha "incrementado". Según relataba, lo hasta ahora vivido frente a los narcos en la comarca "cambia sustancialmente con la llegada de la crisis" cuando la población empieza a tener problemas económicos y se incorporan al narcotráfico. Sobre esto, Mena ha precisado que las personas que entran a formar parte del entramado de la droga lo hacen con el único fin de "enriquecerse", puesto que el negocio ilícito de la droga y, concretamente, las acciones en la comarca de Gibraltar, pueden llegar a generar hasta 350 millones de euros.

Aunque la economía no sólo es un factor a tener en cuenta en referencia a los que venden la droga, sino también a quienes la consumen. La actual crisis económica afecta a los hábitos de consumo de sustancias estupefacientes, ya que produce el alza de la adicción a drogas más baratas. Es por ello que en los últimos años también ha podido observarse un repunte en la venta y consumo de heroína, popularmente conocida como 'caballo', o del rebujito, que mezcla la citada sustancia con cocaína. Las escenas del pico con papel de aluminio, que fueron desapareciendo a medida que avanzaban los años noventa, se han recuperado en el panorama gaditano. En la capital, el movimiento de toxicómanos que consumen esta sustancia se concentra en varios puntos, sobre todo en las inmediaciones de la plaza de la Cruz Verde (recientemente rebautizada como plaza de Antonio Martín), la plaza de las Flores, el mercado o el barrio de Santa María. Y es que las etapas suelen ser cíclicas, y al volver la crisis y la desestructuración económica, regresa la droga a las calles. A diferencia del hachís, el rebujito entra desde la otra punta costera: Sanlúcar de Barrameda.

Las escenas del pico con papel de aluminio, que fueron desapareciendo a medida que avanzaban los años noventa, se han recuperado en el panorama gaditano.

Este repunte de venta de drogas en los barrios gaditanos provocó que recientemente se creara una comisión preventiva antidroga, impulsada desde el propio Ayuntamiento tras las peticiones de las asociaciones de vecinos. Además de las medidas de seguridad, también desde el Plan Local de Salud se están tomando medidas al respecto. Este viernes se ha alcanzado un acuerdo para la incorporación en el plan del programa Ciudades ante las Drogas del consistorio. "Este refuerzo viene a responder a la demanda recibida tanto en el Ayuntamiento como en los propios grupos motores del Plan de Salud por parte de las asociaciones como Amigas al Sur y la entidad vecinal Las Tres Torres del Barrio de Santa María ante la preocupación de un incremento del consumo de drogas en la ciudad", explicaba la concejala de Salud, Eva Tubío.

En el grupo motor cuentan ya con la participación del Centro de Tratamiento de Adicciones (CTA) de Diputación Provincial, "una participación que se verá reforzada por el trabajo municipal que se realiza en este sentido". El objetivo de esta incorporación, ha añadido la concejala, es el de mejorar la coordinación de las actuaciones y de las acciones que partan del grupo motor y "mejorar por tanto la efectividad y la transversalidad de las políticas que se realicen en materia de prevención, concienciación y sensibilización contra el consumo de drogas", añadía. "Seguimos trabajando bajo el concepto de que la salud no es la ausencia de enfermedades y entendemos que el consumo de drogas no es sólo un problema policial, sino también de salud pública, por lo que es necesario el trabajo conjunto", ha añadido. Es por esto que próximamente "convocaremos de nuevo a las asociaciones y daremos cuenta en los grupos motores para informarles de este refuerzo y de los próximos pasos a dar".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído