Bornos, sin miedo a confinarse: "Lo hemos hecho bien, pero el coronavirus es así, es mala suerte"

El aumento de contagios pone en jaque a una localidad que aguantó la primera ola. "Ha habido bastante precaución", dice el alcalde. "Algunos pasan olímpicamente", dicen otros vecinos. "Eso es subjetivo, cosas de pueblos", insiste el regidor

Grupo de jubilados de Bornos, con mascarillas frente al covid.
Grupo de jubilados de Bornos, con mascarillas frente al covid. MANU GARCÍA

Unos hablan de miedo. Otros, de que hay quien no le teme al bicho. Otros no hablan. Pero todos miran a ese coronavirus que ha puesto al pueblo en los titulares. Bornos es la primera localidad de la provincia de Cádiz en la que se harán test masivos a la población para conocer la situación epidemiológica real desde este viernes, con 300 pruebas aleatorias. La Junta así lo decidió este martes. A algunos cogió por sorpresa, pero a otros no. Son cosas de pueblo, reconoce Hugo Palomares, el alcalde. Porque hay quien se queja de que no se cumplen las medidas como deberían. Y hay quienes defienden todo lo contrario, que incluso los aislamientos obligatorios algunos se los han saltado a la torera. Unos ven el confinamiento venir, y otros no tanto.

El Mercado de Abastos de Bornos se ubica a apenas unos metros del Ayuntamiento y del castillo, pero apenas hay gente. Tres puestos abiertos, dos de pescado y uno de fruta. Accesos amplios en rampa y baños nuevos que parecen los de un centro comercial, con ese gris moderno del gres. Pero cuando una vecina termina de ser despachada y se marcha, no quedará nadie. Pasan las once pero el pescado no está vendido. Rocío también tiene los estantes repletos de fruta. "La gente está asustada", reconoce. Su propia abuela falleció hace una semana. "Pero otra gente pasa olímpicamente, sobre todo los jóvenes. Parece que no se cumple, el Ayuntamiento lo hace bien pero ya está en la gente cumplirlo". 

Rocío, en su puesto del mercado de Bornos. FOTO: MANU GARCÍA
Rocío, en su puesto del mercado de Bornos. FOTO: MANU GARCÍA

El riesgo, habida cuenta del incemento de casos, de un confinamiento o una restricción de la movilidad en Bornos parece ya real. En aquellos meses, Rocío hacía repartos a domicilio, pero reconoce que el golpe sería duro. Una trabajadora de una farmacia en el pueblo también habla de que siente miedo por lo que ve entre algunos ciudadanos. "Yo voy de mi casa al trabajo y a recoger en el colegio para volver a mi casa. No salgo. Luego ves a otra gente que se reúnen, que entran y salen, que están en los bares... No lo entiendo", dice de forma resumida.

El alcalde, en cambio, no tiene constancia de incumplimientos y asume que tendrá que confinar si así lo decide el gobierno andaluz. "La certidumbre es algo que no existe desde el 14 de marzo. La gente quiere respuestas pero no podemos darlas, las competencias son de la Junta". Este año, asegura el alcalde de Bornos, "ha habido bastante precaución. El resto es una sensación subjetiva y cosas de los pueblos. Se es más responsable de lo que se piensa. Los bares han bajado a la mitad, de 80 o 90 desayunos a 40, señal de que la gente está preocupada".

El alcalde de Bornos, Hugo Palomares, durante la entrevista en su despacho. FOTO: MANU GARCÍA
El alcalde de Bornos, Hugo Palomares, durante la entrevista en su despacho. FOTO: MANU GARCÍA

Eso sí, respecto a esa cifra de contagios, cree que el parámetro no funciona bien en localidades pequeñas. Una queja por la que se sostiene que con pocos casos nuevos, al ser un pueblo mediano, dispara el coeficiente por cada 100.000 habitantes, el que ha obligado a cerrar Madrid. Al hacer esta entrevista, la mañana del miércoles, era de 430. En la nueva actualización, ha bajado a 404, porque ha habido menos positivos nuevos que los que hubo hace exactamente dos semanas. "Si nos llaman para cerrar, lo haremos. Lo importante es la salud. Estamos haciendo desinfección desde por la mañana en zonas públicas". Los contagios han tenido un perfil muy amplio, de jóvenes a mayores, y no hay constancia de que se debiera a eventos. "La feria se suspendió". Lo que sí vendría bien, señala, para tranquilizar a los ciudadanos, es "saber la cifra de curados", para tener una imagen real de los casos activos, toda vez que estos se publican solo por distritos.

Entonces, ¿por qué hay esos casos en Bornos? "Porque estamos en una pandemia". Simplemente. 31 positivos en dos semanas, tres muertes desde el inicio de la pandemia, aulas cerradas en todos los centros de la localidad... Lo explicarán también claramento algunos vecinos, jubilados, que están sentados en la otra acera de un bar de donde sacan algún café. Todos con mascarilla. Y mucha guasa. "No vayas a poner eso de que somos lugareños, que eso está muy antiguo". Pues jubilados. "Puedes poner también viejos", dice uno de ellos. Son Esteban, José, Rafael, Pedro, Fran y Padilla, "vamos, me conocen por Padilla". 

Las calles de Bornos, en la mañana de este miércoles. FOTO: MANU GARCÍA
Las calles de Bornos, en la mañana de este miércoles. FOTO: MANU GARCÍA

Apuntan a botellones en la Feria. No son los únicos que lo afirman. "¿Que como veo la situación del coronavirus? Pues mal, el coronavirus está mal", dice Esteban, que fue policía y hasta nos pide "las acreditaciones para saber que sois periodistas". "Esta semana hay más pero la que viene puede ser la que menos tenga. Eso es así": Y "si nos tienen que confinar, que nos confinen, lo que van a pensar es en la salud. No se puede perder miedo al covid, si hay que estar con mascarillas, pues estamos. Mejor que pasar un poco de hambre un tiempo. Te estás jugando la vida, no una peseta".

Otro de ellos señala que "el 95% de la gente lleva mascarillas. Creemos que la gente joven se descuidó aunque no había Feria de Bornos, que la han hecho de otra forma. El resto está respetando relativamente. Pero el detonante es la Feria, alquilando casitas, haciendo algunas fiestas". Otro de ellos, al fondo, se pregunta qué pasará cuando los bares tengas las puertas y ventanas cerradas por el frío. "Los médicos siguen descubriendo cosas, es que este virus es...".

Esteban prosigue con que "este bichito depende de la casualidad. Si vienen tres de Barcelona, ya la tenemos liada, pero no es que en este pueblo se estén haciendo las cosas mal. Es mala suerte. Hasta hace poco éramos de los pueblos con menos casos". Aprueban al Ayuntamiento de Bornos. "Lo llevan perfectamente, no es culpa de nadie, ni del Ayuntamiento ni nada. Pasado mañana los que están confinados pueden estar buenos y ya no haya casos".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído