Vox fulmina a su tercer coordinador en Jerez en apenas dos años

El partido, que fue segunda fuerza en las últimas generales en la quinta ciudad más poblada de Andalucía, no logra asentar una dirección estable

Aumesquet, el primero a la izda. en la imagen, junto a otros miembros de Vox en Cádiz, en una imagen de archivo.
Aumesquet, el primero a la izda. en la imagen, junto a otros miembros de Vox en Cádiz, en una imagen de archivo.

Vox se ha convertido en una trituradora de afiliados y responsables del partido en los diferentes territorios. La cada vez más acusada distancia entre la cúpula del partido y la militancia se cobra nuevas víctimas internas después de tanto poco tiempo de andadura política. El caso de Jerez, quinta ciudad más poblada de Andalucía , es paradigmático. La nueva dirección provincial, en manos del isleño José María Ortells, acaba de cesar en su cargo al último coordinador local, el abogado Ramón Aumesquet, que precisamente disputó hace unas semanas a Ortells la presidencia del Comité Ejecutivo Provincial en las primarias internas celebradas en Cádiz.

Entre agrios reproches y acusaciones de irregularidades en el proceso electoral, estaba cantado que Aumesquet saldría de la dirección local jerezana. Un partido que vuelve a estar descabezado en una plaza en la que fue la segunda fuerza política en las elecciones generales de noviembre de 2019 —con el 22,9% de las papeletas— y que a punto estuvo de irrumpir en el pleno tras las municipales de mayo del mismo año. En cambio, no tiene tino Vox con sus elegidos para comandar el partido en la capital del sherry. En apenas dos años se han sucedido los coordinadores, por no hablar del reguero de dimisiones en el mismo tiempo.

Desde que el germen del partido en la ciudad lo coordinara Antonio Risquete hace algo más de dos años, posteriormente, ya más consolidada como marca electoral, pasó a manos de César Ruiz, que llegó a ser su candidato a la Alcaldía el año pasado. Sin embargo, a escasos días de la cita electoral, dimitieron siete miembros de la candidatura por desavenencias con Ruiz, lo que a la postre acabó poniendo su cabeza en bandeja para que la cúpula provincial le diera salida.

Llegó Ramón Aumesquet en diciembre del año pasado y, pese a su formación y prestigio en la ciudad, apenas ha aguantado doce meses en el puesto, después de alinearse en las primarias con una corriente alternativa a la candidatura oficialista que también ha dejado un reguero de víctimas políticas en otros puntos de la provincia de Cádiz. Uno de los casos más significativos ha sido el del ya ex líder del partido en Sanlúcar, José Manuel Martínez Ayala, que anunció su baja del partido en un pleno municipal en septiembre pasado, pero confirmando que retendrá su acta y hasta el grupo político municipal bajo las siglas de Vox. 

En el caso de Jerez, una plaza clave —prueba de ello fue la importancia que los pesos pesados del partido, Santiago Abascal y Javier Ortega Smith, han dado a la misma en los últimos tiempos–, toca otra vez recomponer, sobre todo porque cada vez queda menos tiempo para la reválida de las autonómicas —en apenas dos años— y porque construir un candidato o candidata solvente para unas elecciones municipales no es tarea fácil ni rápida.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído