Villamarta recorta sueldos y prevé ingresos por patrocinio privado de un 300%

alcaldesa_con_trabajadores_teatro_villamarta_01.jpg
alcaldesa_con_trabajadores_teatro_villamarta_01.jpg

La dirección del teatro, que sigue a la espera de 'mudarse' de fundación, rebaja la masa salarial de todo el personal en un 13%, dentro de un plan de viabilidad que también incluye el alquiler del equipamiento para congresos, la puesta en marcha de un bar y una ludoteca, y la 'butaca amigo'.

El Teatro Villamarta sigue buscando fórmulas para mantenerse a flote. Pendiente aún de la liquidación total de la fundación municipal que gestionaba el equipamiento cultural y del traslado a la denominada Fundación Universitaria para las Artes Escénicas y el Flamenco de Jerez (Fundarte), que lleva dilatándose durante más de un año, la dirección del coliseo jerezano ha presentado un plan de viabilidad con vistas a la nueva etapa que se avecina. De hecho, el patronato de la Fundación Teatro Villamarta se reunió por última vez hace unos días en el Ayuntamiento para aprobar las cuentas pendientes correspondientes a los ejercicios de 2015 y 2016, así como de los cuatro primeros meses del año en curso, donde todavía ha estado explotando la institución a la espera de la 'mudanza' definitiva a la nueva entidad gestora. Según las previsiones, apuntan fuentes municipales, la nueva temporada de primavera que se abre ahora en el escenario de la plaza Romero Martínez ya será gestionada directamente desde Fundarte, cuya sede estará en el Palacio de Villapanés. Y habrá importantes novedades para mejorar los ingresos y reducir los gastos.

Según detalla el plan de viabilidad de Villamarta, al que ha tenido acceso lavozdelsur.es, la dirección ha pactado con los representantes de los trabajadores un acuerdo que permite bajar la masa salarial de todo el personal un 13%. El acuerdo es por cuatro años sin aumento de IPC, a no ser que aumenten los ingresos de la fundación por alguna partida en este tiempo. La medida se basa en: ajuste del calendario de actividades (de octubre a diciembre; de enero a junio); amortización de una plaza en la oficina técnica; descuento del 5% en el salario base; descuento del 5% en el complemento de antigüedad y un 10% en el de la dirección-gerencia; revisión de complementos y pluses, entre otras cuestiones. Asimismo, el equipamiento tendrá nuevo organigrama funcional, pues la plantilla ha pasado de 30 a 21 trabajadores fijos en apenas seis años. Por último, para atajar los gastos también se recortarán los servicios externos y la contratación de personal técnico, así como se reordenará la programación de los dos semestres para minimizar riesgos de taquilla. 

Estas medidas, que no han sido anunciadas por el equipo de gobierno socialista —que se limitó a mandar una escueta nota de prensa sobre la reunión del patronato sin ni siquiera aludir al resultado contable de la entidad—, se complementan con una batería de propuestas para mejorar los ingresos. Entre ellas, se persigue el mantenimiento del apoyo de las administraciones públicas en concepto de patrocinio, pero también se avanzan "acuerdos ya en marcha con empresas" con los que mejorar "en un 300-400%" el patrocinio privado del Villamarta. En plena crisis del teatro, se habló de varios patrocinadores privados —entre ellos Aquajerez— ya cerrados e incluso en la posibilidad de que alguno de ellos renombrará parcialmente el coliseo, aunque hasta la fecha no se han comunicado oficialmente nuevos avances en un terreno que la dirección ya dejó claro recientemente en una entrevista con este medio que es fundamental. Igualmente, el plan de viabilidad presentado a los patronos de la extinta Fundación Teatro Villamarta, con vistas a la nueva entidad pública que gestionará y explotará el equipamiento, incluye una revalorización del patrimonio del propio teatro.

Recuperar el ambigú e implantar una ludoteca —incluso abierta a quienes hagan sus compras en el centro de la ciudad— son dos de las ideas que se barajan para aumentar ingresos vía concesión. También se quiere potenciar el uso del edificio municipal como centro de congresos y eventos, lo que redundaría en ingresos por alquileres del espacio. En este sentido, se pretende actualizar el canon por la cesión de Villamarta y es imprescindible que el Ayuntamiento, promotor principal, sea el primero que pague cuando ceda con fines no lucrativos o use este espacio en determinados eventos. El objetivo es que la nueva fundación "no sostenga los gastos que se generan (luz, personal...) al abrirlo" en estas ocasiones. Incrementar los ingresos por taquilla (un 30% más en las óperas) y en los cursos del Festival de Jerez (un 10%), son otras de las cuestiones que aborda el documento para la viabilidad de uno de los equipamientos culturales más importantes de Andalucía. Por último, también plantea la creación de la denominada butaca amigo, una fórmula de abono que utilizan otros grandes escenarios mediante la que se premia la fidelidad del espectador y que, a cambio, garantiza ingresos más estables por taquilla y la conformación de una red de mecenas particulares. En este punto, "se pretenden recaudar un mínimo de 30.000 euros anuales de benefactores". 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído