Vecinos de Camposoto alertan del aumento de robos en los automóviles

coche.jpg
coche.jpg

El aparcamiento público número 36 está sumando en los últimos meses varios actos vandálicos en los vehículos que estacionan por la noche, tales como rotura de cristales o pequeños hurtos.

Desde hace unos meses se viene viviendo un incremento de robos y actos vandálicos en los vehículos que habitualmente estacionan en la zona de Camposoto de la ciudad isleña, según apuntan varios vecinos a este medio. Los ciudadanos alertan de las substracciones que se vienen produciendo en los turismos cuando llega la noche. “Ayer me rompieron la ventanilla del coche y me han robado varias objetos personales que estaban en el interior”, se lamenta uno de los vecinos mientras recogía los cristales esparcidos por el suelo, cerca del centro comercial La Atlántida. Otra residente se queja también de que no hace mucho a un familiar suyo le abrieron el coche y que a su marido “le han quitado varias veces la batería del camión”, lamentándose no solo por lo que supone económicamente, sino por “la faena cuando se va a trabajar y no puedo arrancar el motor”.

“Es una zona muy tranquila de día y suele haber presencia policial”, comenta un obrero de mantenimiento de jardines que trabaja en la zona. Sin embargo, según afirman varios clientes de del único bar que tiene el centro comercial, “de noche vienen muchos jóvenes al parque infantil y, además de dejarlo lleno de basura, forman broncas y peleas”.

Uno de los posibles motivos del aumento, según indica otro vecino, puede ser porque hay noches que en la calle de la bolsa de aparcamiento público número 36 hay mucha oscuridad. “Las farolas están apagadas y hay noches que no se puede ni caminar por la acera porque no se ven”, comenta el citado vecino. La urbanización Salvatierra, situada entre Los Olivos y la avenida Constitución, es una zona residencial con poco tránsito de coches, salvo para buscar estacionamiento, puesto que posee una bolsa bastante amplia, donde vienen a estacionar vehículos de todos los alrededores.

Los residentes están viendo como cada vez son más los automóviles que resultan dañados o que han sufrido algún robo en su interior. Una vecina comenta a este medio, que este verano salió un coche ardiendo y que, aunque parecía que era un problema del propio motor, “quién sabe si alguien hizo una gamberrada”. El siniestro acabó con una actuación destacada por parte de la Policía Local, que pudieron retirar el vehículo que estaba aparcado junto a más de una docena.

A tenor de la sucesión de siniestros de este tipo, algunos vecinos están dispuestos a exigir mayores medidas de seguridad por la noche y no descartan solicitar las reuniones pertinentes para ello.  Mientras el vecino seguía retirando los cristales del vehículo y de la calle, otra mujer se le acercó para preguntar qué le había pasado utilizando con resignación la frase de “hoy te ha tocado a ti”. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído