Usuarios del Albergue municipal de Jerez quieren salir a pasear: "Un perro puede, yo no"

El Ayuntamiento impide la salida de las personas que realicen salidas para evitar contagios

Fachada del Albergue municipal, durante el confinamiento. FOTO: MANU GARCÍA
Fachada del Albergue municipal, durante el confinamiento. FOTO: MANU GARCÍA

“Somos unos parias que no tenemos el mismo derecho que el resto de ciudadanos”, denuncia un usuario del Albergue Municipal de Jerez, que lleva confinado desde el inicio del estado de alarma. Con el inicio de la desescalada, la veintena de personas que están alojadas en las instalaciones municipales esperaban poder pasear, durante las horas habilitadas para ello, “como todo el mundo”. Al menos una vez al día. Pero de momento no han podido. “Nos tratan como a ganado. Un perro puede salir, pero yo no”, lamenta el usuario con el que ha contactado lavozdelsur.es, que censura la postura de la gerencia de las instalaciones y del Ayuntamiento.

“La situación es un poco kafkiana”, comenta. Las personas que se alojan en el Albergue municipal han dado negativo tras someterse a pruebas para detectar coronavirus. El propio Ayuntamiento, en palabras de la delegada de Acción Social, Carmen Collado, se alegraba hace unos días de que los 240 tests realizados a usuarios y trabajadores de la Fundación Asilo San José, tanto en la residencia como en el albergue, dieran negativo. “Quiero manifestar la enorme satisfacción y alegría que hemos recibido hoy al conocer que los test de Covid-19 realizados en la Fundación Asilo San José han dado todos negativos”, decía entonces Collado.

“Nos hemos anticipado y hemos tomado las medidas que nos iban marcando, gracias a un trabajo eficaz, muy profesional, y bien hecho para conseguir este resultado”, señalaba la delegada, responsable política de las instalaciones. En ella resisten una veintena de usuarios que no aguantan más sin poder salir. “Nos dicen que si salimos podemos traer el virus, pero está entrando gente de la calle y nosotros estamos limpios”, se queja un usuario.

“Por lo visto somos ciudadanos de tercera clase a los que no se nos permite ejercer el derecho a salir en los términos que dicta la orden Ministerial publicada en el BOE del 1 de mayo”, censuran. “El ambiente aquí dentro es cada vez más tenso y temo que esto derive en algo grave”, explica uno de los usuarios, que han trasladado una instancia a los servicios sociales del Ayuntamiento para solicitar salidas diarias durante el horario que establece el Gobierno. Hace unos días ya se quejaron por el traslado de usuarios del Albergue municipal al Hogar San Juan, para acoger en las primeras instalaciones a personas sin hogar que se encontraban en el pabellón Antonio Vega Veguita.

“Hay personas mayores 64 años, con necesidades, que necesitan hacer ejercicio, o diabéticos a los que no les controlan la dieta”, señala un usuario, quien lamenta que “se había abierto una ventanita de esperanza, pero no nos dejan salir”. La situación provoca tensiones entre usuarios, comentan. “Hay conatos de agresiones y amenazas”, exponen. Por eso piden que se establezca un mecanismo de salida que les permita salir durante las horas permitidas.

“Tenemos ese derecho a salir, la gente que está en su domicilio puede pasear, pero nosotros no y ya no podemos más”, expresan usuarios. “Nos leímos el BOE, redactamos una instancia y firmamos todos”, relatan. De momento, no tienen respuesta. "Estamos como en el Alcázar de Toledo, sin novedad". Al menos se lo toman con humor.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído