torrot-cadizcf.jpg
torrot-cadizcf.jpg

La firma presenta a los principales responsables de este ambicioso proyecto, todos ellos gaditanos.

La nueva fábrica de Torrot en Cádiz arrancará en el segundo semestre de 2018 y supondrá la creación de unos 200 puestos de trabajo cuando esté funcionando a pleno rendimiento, en unos tres o cuatro años. Por el momento, la fábrica arrancará con aproximadamente medio centenar de trabajadores y ya se trabaja en la formación de los mismos. Torrot ya ha emprendido también los trabajos de acondicionamiento de la nueva fábrica, que supone un cambio completo del proceso industrial de la misma, que pasa de los procesos artesanales de fabricación de tabaco originarios de hace años a un proceso industrial de vanguardia tecnológica con la fabricación de vehículos eléctricos fundamentados en un modelo de movilidad sostenible energéticamente y conectada.

El refundador de la compañía y presidente ejecutivo, Iván Contreras, ya ha presentado a los principales responsables de este ambicioso proyecto, todos ellos gaditanos. Torrot incorpora a Javier Saura Rascón como director de desarrollo corporativo de la compañía en Cádiz. Javier es máster en innovación y desarrollo y posee una amplia experiencia en gestión de proyectos de I+D, creación de nuevas líneas de negocio y desarrollo industrial. Por otro lado, Francisco Ramírez Bonmatí se convertirá en el responsable de planta de la nueva fábrica de Zona Franca. Ingeniero Químico con una extensa experiencia en lanzamiento y dirección de plantas de producción, tanto en multinacionales como pymes a nivel nacional e internacional, Bonmatí ha trabajado para compañías como Visteon, Ford o Magnetti Marelli, dedicadas a la automoción así como a energías alternativas y movilidad eléctrica.

La dirección comercial correrá a cargo de Cristina García de Lago Hervías, una ingeniera química especializada en la integración de tecnología en las ciudades, García de Lago ha sido directora comercial y responsable de desarrollo de negocio en varias compañías tecnológicas orientadas a la eficiencia energética, telecomunicaciones y movilidad. Torrot fue comprada por Contreras en 2015, año en el que triplicó la facturación, pasando de 400.000 euros en 2014 a 1,2 millones en este ejercicio. En 2016 la facturación fue de 15 millones de euros. La previsión que maneja es la de cerrar el presente ejercicio con una facturación de unos 40 millones y un ebitda positivo del entorno del millón de euros.

En la actualidad, Torrot tiene una planta de fabricación en Salt (Gerona). La compañía cuenta con una plantilla de 150 trabajadores y ventas en cerca de 50 países repartidos por todo el mundo. De cara al 2018, Torrot acaba de anunciar la apertura de una nueva planta de fabricación en la Zona Franca de la Bahía de Cádiz, desde donde se fabricará en exclusiva para todo el mundo el Torrot Velocípedo, un nuevo concepto de movilidad que será presentado oficialmente en el próximo Salón de la Moto de Milán. La firma también se convierte en el patrocinador principal del Cádiz CF, para las próximas temporadas.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído