"Será mejor para Cádiz, pero no para Jerez y las 20.000 personas que reciben alimentos"

banco_alimentos06
banco_alimentos06

Asociaciones y colectivos sociales beneficiarias de la delegación jerezana del Banco de Alimentos aprueban formar una comisión que se reúna con la dirección gaditana.

Casi en la clandestinidad y sin poder hacer uso de la nave del Banco de Alimentos. Así se reunieron buena parte de las asociaciones y colectivos sociales de Jerez en la mañana de este viernes, después de que la central de Cádiz no autorizara a Antonio Villasán, director de la delegación jerezana, a que se usaran las instalaciones de la calle Minería. De hecho, el propio Villasán estuvo vetado para intervenir en una reunión en la que unos y otros analizaron la estrategia a seguir para intentar paralizar la decisión de centralizar las delegaciones de Cádiz y Jerez en Puerto Real, lo que provocará el adiós a la presencia en Jerez de esta ONG.

“Es una falta de respeto que no se nos haya permitido entrar”, era lo que más se oía en los corrillos minutos antes de que comenzara una reunión en la que el primero que tomó la palabra fue Antonio Conde, representante de la asociación Iniciativa Solidaria Jerezana. “Tenemos que hacerle ver a Cádiz que es de sabios rectificar”, señaló al considerar que en los últimos años la delegación de Jerez ha ganado en importancia a la capitalina tanto por volumen de alimentos repartidos como por beneficiarios y número de voluntarios.

De la misma opinión se mostró Rodrigo Gómez, de la ONG Accem, que lleva siete años repartiendo alimentos al colectivo inmigrante y de refugiados. “Para nosotros es un alivio tener la delegación en Jerez. Es un contrasentido la decisión, teniendo en cuenta que esto a Cádiz no le cuesta dinero. Es un absurdo lo que está pasando, hablamos de muchas personas necesitadas y lo tenemos todo a favor para que esto se mantenga”.Juan de Dios Frías, socio del Banco de Alimentos y miembro de la asociación Esperanza y Vida, considera que detrás de la decisión de Cádiz hay algo más que buscar centralizar el reparto y la distribución de los productos. “Aquí hay una cosa clara. Seguramente sea mejor para ellos, pero no para Jerez y las 20 mil personas que reciben los alimentos, cuando además muchas ong’s no disponen ni de vehículos para desplazarse. Frías recuerda también que la delegación jerezana “ha crecido en cinco años lo que no ha crecido Cádiz en 20” y señala que no por centralizarse todo en Puerto Real vaya a haber más alimentos. “Cádiz va a seguir recogiendo el mismo volumen, pero va a tener más asociaciones, que son las nuestras, y eso es un problema, porque si ahora recogemos alimentos cada mes y medio, en el futuro veo que será cada tres o cuatro”.

Acompañando a Juan de Dios estuvieron presentes varios beneficiarios de su asociación, personas que están saliendo de las drogas y ex presidiarios que luchan a diario por reinsertarse en la sociedad. Es el caso de Alejandro Moreno, que con sólo 21 ya sabe lo que es pisar la cárcel. Alejandro nos hace ver la importancia que tiene la delegación jerezana no sólo por la comodidad y el ahorro que supone para las asociaciones el no tener que desplazarse a otra ciudad, sino como elemento integrador. Así, señala que ha sido voluntario en diferentes campañas de recogidas en centros comerciales, lo que le ha servido “para integrarme en la sociedad”.

Alejandro reconoce que tras conocerse el cierre de la delegación jerezana están notando un descenso del volumen de alimentos, algo que corrobora Dimas Rebollo, de 30 años, que además se ve con el problema añadido de tener dos hijos, uno de ocho años y otro de cuatro meses, además de una mujer desempleada que no cobra ningún subsidio. “Vivíamos gracias a los alimentos de la ONG y la verdad es que lo estamos pasando mal”.

Tras casi 40 minutos de reunión, se llegó a la conclusión clara de que las asociaciones tienen que ir todas a una si se quiere luchar por mantener la delegación de Jerez. Así, finalmente se decidió formar una comisión que mantenga una reunión con la dirección del Banco de Alimentos de Cádiz, que acabó recayendo en las personas de Juan de Dios Frías, Rodrigo Gómez y Ascensión Espejo, presidenta de la asociación Vida Abundante.

“No tenemos nada que perder, pero tenemos que ir deprisa porque el tiempo se nos echa encima”, concluyó Frías.

“No es un cierre, es un traslado”

Desde el Banco de Alimentos de Cádiz, Ana Pérez, su directora, atendió la llamada de lavozdelsur.es, señalando que en el tema de Jerez “no se habla de un cierre, sino de un traslado”. Pérez incidió en que dicha medida se hace para centralizar la logística de la organización –explica que ahora mismo están destinando un millón de kilos de alimentos, de los que 127.000 kilos son para Jerez-  y para ahorrar costes, ya que las nuevas naves las subvenciona “al 90 por ciento” la Zona Franca de Cádiz. Además, afirma que gracias a este ahorro podrán adquirir más alimentos.

“No somos más que una ONG, recibimos subvenciones y nuestra labor es intentar gestionarlas lo mejor posible”, considera la directora del Banco de Alimentos de Cádiz, quien entiende las posibles molestias que supondrá a las asociaciones jerezanas el desplazarse a Puerto Real, pero considera que “no nos vamos a un sitio inaccesible para nadie. Es más, vamos a atender mejor a todas las asociaciones de la provincia”.

Por último, Pérez mostró las intenciones que tenía el presidente del Banco de Alimentos de Cádiz, Mateo Sánchez, de reunirse con las asociaciones jerezanas, si bien por enfermedad no pudo atenderlas, por lo que las emplaza a verse “cuando sea posible. Intentaremos cuadrar una fecha”.

Sobre el autor:

jorge-miro

Jorge Miró

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído