img_20151024_171512.jpg
img_20151024_171512.jpg

Policía Nacional y Local aumentarán su presencia en la zona de la explanada de los cacharritos y en las zonas de ocio cercanas.

Tras las últimas agresiones acaecidas en el botellódromo y en las zonas de ocio cercanas, con hasta siete detenciones en las últimas dos semanas, la Policía Nacional y la Policía Local de Jerez han anunciado que van a reforzar la vigilancia en estas zonas.

Con este operativo, que comenzará a aplicarse a partir de la noche del viernes 30 de octubre, se "controlará" la presencia de menores en las explanadas situadas frente al Parque González Hontoria, al tratarse de un colectivo que también se concentra en el único espacio autorizado para beber en la vía pública en el municipio, según han anunciado desde el gobierno municipal.

Hasta ahora los agentes venían "interviniendo" en los servicios de vigilancia realizados en el botellódromo y realizando actuaciones relacionadas con el consumo de alcohol y "conductas incívicas" por parte de los jóvenes que se encuentran allí.

En este sentido, han recalcado que hay controles de estas conductas "con expedientes por consumo de droga y alcohol" y que en los operativos "se vigila, se controla, se sanciona y se asiste" a las personas concentradas en un espacio que reúne cada fin de semana entre 200 y 2.000 jóvenes, dependiendo de la convocatoria de fiestas en las discotecas de la zona.

Desde el Ayuntamiento han apuntado también a que los agentes del 092 "llaman incluso a los padres de los jóvenes" y, por ello, entienden que el dispositivo es el "adecuado" ya que está "estudiado a conciencia", existiendo "suficiente presencia policial, tanto de la Policía Local como de la Policía Nacional, que colabora con la local".

Así, las mismas fuentes municipales han detallado que el operativo de seguridad de este recinto está conformado por "agentes fijos" en el recinto, más los de turnos de noche que realizan rondas en itinerancia, lo cual se traduce en la presencia de un oficial encargado de la coordinación del dispositivo, con su dotación y vehículo al mando de la situación en el botellódromo.

A ello suman el subinspector que tiene turno de noche asignado y que realiza rondas de itinerancia con su dotación y tres unidades compuestas por dos agentes cada una en el recinto, dispuestas a la altura de Ramos Catalina, debajo del viaducto del tren, en el interior de la explanada, con movilidad dentro del recinto (de paisano) y a pie de glorieta (entrada y salida de vehículos), donde realizan controles de alcoholemia, algunos de los cuales llegan a ser voluntarios a iniciativa de los jóvenes para comprobar si su estado les permite conducir.

Desde el Ayuntamiento han lamentado "estos sucesos aislados" sucedidos en la zona del botellódromo, considerando que "se debe seguir trabajando tanto para dar una alternativa de ocio a los jóvenes que se concentran en el botellón" como para erradicar los casos aislados de violencia, fomentando la convivencia y el respeto entre las personas.

Por su parte, fuentes de la Comisaría Nacional de Policía han confirmado que también reforzarán su presencia a raíz de los últimos incidentes ocurridos en el botellódromo y en las zonas de ocio cercanas en colaboración con el dispositivo fijo del 092.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído