IU organiza las 'I Jornadas sobre modelo de ciudad', en la que participan Manuel González Fustegueras, Ramón González de la Peña, Gonzalo Cantos y la responsable de Turismo de Conil, Pepa Amado.

“Queremos a la ciudad pero no sabemos cómo expresar ese amor”, señala el arquitecto y urbanista Manuel González Fustegueras durante la ponencia que abre las I Jornadas sobre modelo de ciudad que organiza la agrupación local de IU. Fustegueras, quien fuera cargo político y técnico del Ayuntamiento entre los años 1982 y 2000 —y que sonó con fuerza para presidir el Consejo Económico y Social—, asegura que “Jerez necesita una profunda reforma administrativa”. La intención de este evento es “trabajar de manera conjunta para asentar las bases que nos permitan transformar Jerez en una ciudad moderna, amable, limpia, respetuosa con el medio ambiente y que goce de un desarrollo económico que genere oportunidades para todos sus habitantes”, según refiere la concejal Ana Fernández.

En torno a esa idea disertan los ponentes. El primero, el citado arquitecto, asegura que “la ciudad no tiene rumbo” y censura el retroceso de Jerez en cuanto a renta disponible —“está en niveles de 2002”, señala—, por lo que cree que el municipio debe dirigirla “un proyecto colectivo llevado con responsabilidad”. “El ciudadano existe”, abunda Fustegueras, por lo que aporta varios ejes en torno a los que, a su parecer, debe pivotar Jerez: “Necesitamos preparar suelo a las necesidades de los jerezanos; volver a convertir la agricultura en un pilar básico de la riqueza jerezana; fortalecer acciones que protejan al tejido comercial frente a las grandes superficies; y reinventar el turismo realizando aventuras turísticas integrales”.

El también arquitecto Ramón González de la Peña cree que “la ciudad la hacen los ciudadanos”. Durante su exposición, proyecta varios mapas de Jerez, el primero de 1956, en la que es la primera foto aérea del municipio, que por aquel entonces habitaban unas 100.000 personas. “En la actualidad la ciudad ocupa un territorio cinco veces superior y el número de habitantes se ha duplicado, en cuanto a crecimiento ha llegado a su límite, incluso diría que lo ha excedido, por lo que tiene que reorganizarse”. González de la Peña es partidario de que Jerez se acerque al Guadalete, que recupere espacios de viñedo “dotándolos de nuevas utilidades”, que apueste por la peatonalización —“lo que no quiere decir que no se pueda circular en coche”—, o que no abandone proyectos como la Ciudad del Flamenco que, a su entender, “fue brillante porque era declarar ante la competencia de otras ciudades que la ciudad del flamenco era Jerez”.El joven arquitecto y urbanista Gonzalo Cantos Mateos apuesta por “la ciudad entendida como ecosistema”, un concepto que le inculcó el biólogo y psicólogo Salvador Rueda, que parte de la base de que en un municipio de estas características “todo importa”.  Cantos Mateos dice que “un buen modelo de ciudad que es bueno para el turista tiene que ser bueno para el ciudadano”, por lo que apuesta por poner en práctica las definiciones de “urbanizar” que vienen en el diccionario, que en su segunda acepción apunta que es “hacer urbano, sociable y de buenas maneras”.

La concejal de Turismo de Conil, Pepa Amado (IU), señala que en el municipio costero están poniendo en práctica un tipo de modelo de ciudad “diferente” al de localidades de su entorno, que apuesta por “mandar obedeciendo”, además de “planificando y pensando en el futuro junto a la gente”. Y pone un ejemplo: “En la playa de Castilnovo había quien veía campos de golf, pero nosotros veíamos la conservación del entorno, recibimos presiones y algunos empresarios nos acusaron de impedir el desarrollo, pero aguantamos”. El ciclo de jornadas organizado por IU pretende continuar en los próximos meses.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído