Primeros arreglos en la carretera de La Cartuja tras las lluvias de diciembre

02oemcadiz_a-405_castellar
02oemcadiz_a-405_castellar

La Junta inicia obras de emergencia en las vías dañadas por las lluvias con una inversión de 3,3 millones.

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta inicia las primeras obras de emergencias en la provincia de Cádiz, por valor de 3,3 millones de euros, en las carreteras dañadas por las fuertes precipitaciones registradas en los primeros días de diciembre. Esta inversión, que permitirá la reparación de ocho carreteras, forma parte de un plan de emergencias aprobado por la Junta y dotado con 6,7 millones para atender también a las vías de la provincia de Málaga.

Las primeras actuaciones han comenzado en la carretera A-383, de acceso a La Línea de la Concepción, y en la A-405, de Gaucín a San Roque. En ambas vías ya se han ejecutado las tareas de limpieza, a la espera de la llegada de obras de fábrica. Igualmente, en la A-2004 (carretera de La Cartuja), en Jerez, y en la A-2233, en el término municipal de Conil, se ha empezado a instalar la señalización de obras. En la vía jerezana se procederá a mejorar el drenaje del camino de Montealegre Alto, de tal forma que se va a reconducir el agua de escorrentía de la cuenca que actualmente baja a gran velocidad y se van a mejorar las cunetas.

En las cuatro vías restantes, las tareas comenzarán en los próximos días. En la carretera A-389, de Paterna de Rivera a Medina Sidonia, las fuertes lluvias arrastraron gran material de maleza provocando el enterramiento de las cunetas y daños en las bermas. En este caso se elevará la rasante y se construirá una nueva obra de drenaje para evitar futuras inundaciones.

También se elevará la rasante y se construirán nuevas obras de drenaje en la A-2228 (términos municipales de Benalup-Casas Viejas y Alcalá de los Gazules), donde se va a reconstruir las cunetas y se van a reponer las capas de firme en un tramo de dos kilómetros. Por su parte, en la carretera A-408, a la altura de Puerto Real, se han producido socavones en la base de zahorra artificial y arrastre de los taludes de firme; y más cercano a la costa, en la carretera A-2223, entre los municipios de Conil y Barbate, el agua pasó por encima de la obra de drenaje y de la propia carretera, provocando saltos de agua. En ambos puntos se aumentará la capacidad de evacuación del agua y se protegerán los taludes.

Ya en el Campo de Gibraltar, las fuertes lluvias han afectado especialmente a la carretera A-405, donde se ha detectado la acumulación de grandes balsas de agua, provocando inundaciones de la plataforma. Las localidades afectadas son Jimena de la Frontera, Castellar y San Roque. En este caso se elevará la rasante de la carretera, se construirán nuevas obras de drenaje, y además se va a corregir daños en taludes y en terraplenes afectados por las lluvias. Esas mismas operaciones se llevarán a cabo en las carreteras A-2100 en San Roque y en la A-383 de acceso a La Línea de la Concepción.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído