mercado_sur3
mercado_sur3

Con la sonrisa apuntalada a duras penas tras soportar el peso de la legislatura y otras cuitas peliagudas como las judiciales -la sombra de la Gürtel es alargada-, la alcadesa María José García-Pelayo se disponía en la mañana de este jueves de finales de marzo a afrontar el que probablemente fuese su penúltimo pleno del mandato. Extraordinario y urgente. Comisión de Economía el miércoles por la tarde, envío a la oposición de la documentación a once horas del inicio de la sesión, un debate precipitado a las ocho de la mañana porque hay que remitir a toda prisa dicha documentación previo recalentado por el pleno...

Ni siquiera Onda Jerez, que tenía a sus cámaras grabando dentro, ha emitido el pleno en directo, tal y como acostumbra. Todo para acogerse a una medida aprobada el pasado 30 de diciembre por el Gobierno central, casi tres meses después. ¿Por qué se ha esperado tanto? ¿A tres días de la convocatoria de elecciones municipales? Nadie lo sabe. La incertidumbre y el caos, informan desde dentro de la Casa grande, son total y absolutos. En román paladino, la líder del PP jerezano trata de eternizar la deuda municipal hasta 2042, tras la nota informativa remitida por el Ministerio de Hacienda el pasado 20 de marzo con la que abría la posibilidad de aumentar el plazo de amortización de la ingente deuda bancaria en diez años más.

El caso es que sin contar ni siquiera con el beneplácito formal de los bancos implicados en la operación -solo 2 de 12 habían aceptado, aunque con diferente plazo de amortización del que finalmente se pretende, confirman fuentes consultadas-, un pleno extraordinario y urgente ha aprobado, con el voto favorable en solitario del PP, la abstención de PSOE e IU, y el 'no' de Foro, el necesario Plan de Ajuste -cuarto en tres años- para la adhesión del Ayuntamiento al Fondo de Ordenación que el Real Decreto-ley 17/2014, de 26 de diciembre, ofrece a las entidades locales que se encuentren en situación de riesgo financiero. Éste es el caso evidente de Jerez, que tiene una deuda con las entidades financieras de 506,6 millones de euros, según los datos del Ministerio de Hacienda. Un 415% superior a la de hace un lustro debido, principalmente, a los famosos planes ICO de pago a proveedores, que sirvieron para traspasar deuda comercial a financiera.

Unos préstamos a un interés altísimo, como ya advirtió la oposición en la primavera de 2012 -16 millones al año en intereses-, y que finalmente provocaron que Pelayo se declarara incapaz de asumir ese volumen de vencimientos apenas dos años después. Dicha deuda con la banca, dividida entre 212.000 jerezanos y jerezanas -cifra oficial del INE a 1 de enero de este año-, tocaría a 2.389 euros por barba. Y es deuda heredada de gobiernos anteriores, evidentemente, pero también de facturas impagadas y de pésimas operaciones -la deuda de FCC por las obras del circuito tenía una quita negociada del 50% y finalmente se cubrió el 100%; cancelaciones de préstamos a interés bajísimo, caso de Unicaja en Ajemsa- desde que arrancó la actual legislatura en manos de una alcaldesa, como la ha recordado la oposición una vez más, "amplió la deuda en tiempo récord durante los dos años que ya fue regidora entre 2003 y 2004". 

Pelayo, que ha negado nuevas medidas traumáticas a rebufo del nuevo Plan de Ajuste, ha vendido ante la opinión pública un jugoso titular, habrá un ahorro en intereses financieros de 100 millones de euros, pero la realidad, ha podido contrastar este medio, es que "lo que está claro es que los números que aparecen en el Plan de Ajuste respecto a los intereses no son números cerrados, ni obedecen al nuevo plazo de vencimiento, por tanto no sirven para nada, puesto que tampoco están cerrados con los bancos. En definitiva, se ha llevado al pleno un Plan de Ajuste con gastos financieros que ni están cerrados, ni se ajustan al plazo de amortización fijado por el Ministerio". Aun así, el nuevo Plan de Ajuste aprobado, sin ser todavía definitivo, ya recoge numerosas medidas de reducción de gastos y aumento de ingresos para hacer creíble la refinanciación ante los acreedores.

El Ayuntamiento debe hacer frente a una serie de medidas, como financiar los servicios públicos a través de las tasas que pagan los ciudadanos; reducir, al menos, un 5% sus gastos de funcionamiento correspondientes a los capítulos 1 y 2 -en cuanto al personal y gastos corrientes- del estado de gastos. Es curioso, remarcan fuentes consultadas, que en este estado de gastos no se recoja el ahorro supuesto que ha vendido la alcaldesa. Pero es que además, en cuanto a las ordenanzas fiscales, el Ayuntamiento no podrá suprimir ningún tributo, deberá establecer el coeficiente máximo permitido para el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica y se limitarán todas las bonificaciones fiscales a las de carácter obligatorio. Además, tampoco habrá posibilidad de rebajar el recibo del IBI. Aun así, Pelayo ha prometido bajar los impuestos la próxima legislatura. Todo un brindis al sol preelectoral no televisado tras días de lluvias en Jerez. 

Una petición 'cogida' con pinzas

Esta provisionalidad la deja clara el propio tesorero municipal, quien en un segundo informe, al que ha podido acceder La Voz del Sur, deja claro que "la propuesta de refinanciación a 5 años se había trasladado a las entidades financieras afectadas y éstas, como se señala y detalla en el informe, se han pronunciado o estaban pendiente de someter su aprobación a sus órganos de decisión. La nueva Nota Informativa ha sido igualmente trasladada a las entidades, que no cuentan con margen de pronunciarse dato lo perentorio de los plazos". Y concreta: "En vista de lo anterior se propone el mantenimiento de las estructuras de refinanciación inicialmente previstas en el Plan sin perjuicio de que por Hacienda en las labores de análisis del mismo se reconsideren los plazos, teniendo en cuenta que la ampliación de los mismos al doble de lo contemplado en el plan no tendrá un efecto gravoso para los objetivos del mismo".

"Nunca he dicho que el Ayuntamiento esté arreglado, está ordenado", exclama María José García-Pelayo (PP)

Recordando los greates hits de Pilar Sánchez, Pelayo ha sacado pecho alardeando incluso de ejercer de alcalde "pionera" en España, guía de Hacienda para que aplique lo que de verdad necesitan los ayuntamientos. Ya puestos, podía acordarse del famoso Estatuto Económico Especial que prometió para el Ayuntamiento, que no era poner el artículo 35 de la Constitución -el de muérase de hambre pero pague a los bancos- enmarcado en su despacho de Alcaldía, sino que pasaba por duplicar los ingresos por la PIE dada la singularidad territorial de la ciudad y su aportación a las arcas del Estado. En el debate, la cabeza de lista del PP de Jerez por cuartas municipales consecutivas ha prometido bajar impuestos a lo largo de la próxima legislatura e incluso municipalizar nuevos servicios públicos y recortar gastos en trabajos externos -sin comentarios visto lo visto este mandato: ¿les suena Deloitte?-.

"¿Responsabilidad? ¿Lo dice la alcaldesa que firmó en 2004 contratos con empresas ligadas a la Gürtel?", replica Rocío Montero (Foro) 

El penúltimo debate

"No soy la virgen de Lourdes: que se paga tarde, pues claro que se paga tarde. Cuál va a ser el reto de la próxima legislatura: será pagar dentro de los plazos previstos en la ley y lo vamos a conseguir porque con esfuerzo y con trabajo se va consiguiendo", ha exclamado en un debate de bajo perfil salvo contados momentos. Aquí, la oposición ha echado mano una vez más de una fotocopia ya casi desgastada en esta legislatura. Aquel titular lapidario de mayo de 2011 en un rotativo local en el que la propia alcaldesa y senadora aseguraba: "Con el PP el Ayuntamiento no tendrá problemas económicos”. Enrocada, ha añadido: "Nunca he dicho que el Ayuntamiento esté arreglado, está ordenado. Necesita 40 años para pagar sus deudas, y el reto de la próxima legislatura será negociar con Hacienda que nos conceda plazos excepcionales porque no es lo mismo la deuda del Ayuntamiento de Jerez de otro que tenga una situación mucho mejor. No nos pueden pedir que paguemos en 20 lo que necesitamos devolver en 40. Ese es el reto de la próxima legislatura. Les pediría un poquito de responsabilidad cuando tienen ustedes una cuota muy importante sobre la deuda y la situación que tiene este ayuntamiento".

"¿Responsabilidad? ¿Lo dice la alcaldesa que firmó en 2004 contratos con empresas ligadas a la Gürtel?", la ha replicado Rocío Montero, portavoz de Foro, para nerviosismo de Pelayo y su vicealcalde Saldaña. La concejal ha pedido a la dirigente popular, que una vez más ha fagocitado el papel de su compañero Enrique Espinosa, delegado de Economía, que le hablase de la deuda "que ha creado el PP en estos cuatro años. Dé cuenta a los ciudadanos del importe de la deuda que su gestión ha generado en estos cuatro años. ¿Yo voy a querer algo malo para Jerez, para la ciudad en la que viven mis hijos? El tema de la herencia ya es un poco cansino, habéis tenido la posibilidad de tomar decisiones y gestionar esta ciudad durante cuatro años y dice usted que no se han tomado medidas traumáticas. ¿De verdad echar a 260 padres y madres de familia no es tomar medidas traumáticas y que encima esos despidos sean improcedentes?"

"Nunca en el pleno hemos exigido al gobierno del PP que cumpla los Planes de Ajuste que aprueba, sería contradictorio estar en contra y querer que se cumplan", ha espetado Joaquín del Valle (IU)

Antes que ella, el portavoz de IU, Joaquín del Valle, ha apostado por defender la necesaria financiación local ajustada a los servicios que prestan realmente los ayuntamientos y ha reprobado a Pelayo su actitud tan diferente cuando lideraba al PP desde la oposición. "Cuando el PSOE plantea lo de Ahorro Corporación para pagar la deuda en 30 años, el PP se llevó las manos a la cabeza; si queremos ir al sentido común, vamos todos o no va a nadie y convertimos esto en un debate que no sirve para nada. Entiendo que el momento político actual va a obligar a hablar mucho en las próximas legislaturas, no solo en este Ayuntamiento", ha anticipado aludiendo al derrumbe del PP tras las autonómicas y la irrupción de nuevos partidos. A lo que ha agregado: "Nunca en el pleno hemos exigido al gobierno del PP que cumpla los Planes de Ajuste que aprueba, sería contradictorio estar en contra y querer que se cumplan. Vete a saber a dónde habríamos llegado si llegan a cumplir sus Planes de Ajuste. Los ayuntamiento necesitan dotarse de recursos con una financiación que desde el Estado no se aborda".

"El domingo os llevasteis un varapalo y la ciudadanía no os cree; poneros a trabajar en lo que verdaderamente interesa a la ciudadanía", ha afirmado Luis Flor (PSOE) 

Tras ellos, Luis Flor, portavoz del PSOE, ha vuelto a enfrascarse tanto con Pelayo como Saldaña, asegurando que "la clave de todo esto está en que no se paga nada en fecha porque no han arreglado nada de la situación del Ayuntamiento". "Nos pide responsabilidad por el pasado pero reiteradamente se le olvida que usted gobernó esta ciudad en 2003 y 2004, y no dejó usted superávit. Hay deuda del circuito que dejó de pagar usted hace 12 años. Y nos decían que esto lo arreglaban en cuatro años. Nos alegramos que se sumen a eso que veníamos diciendo, de que para arreglar el Ayuntamiento hacen falta 40 años". Después del habitual rifirafe partidista, Flor recordó a la dirigente popular que "las elecciones ya pasaron y el resultado de las autonómicas ha sido el que ha sido. El domingo se llevaron ustedes un varapalo y la ciudadanía no os cree; poneos a trabajar sobre lo que verdaderamente interesa a la ciudadanía, así podrá usted apuntalar su discurso y podrá tener más posibilidades, que creo que no tiene ninguna, de ganar las próximas elecciones".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído