Pelayo dice que la llegada a Jerez de un grupo policial contra el yihadismo debe ser "motivo de tranquilidad"

García-Pelayo-05-con-mirada-de-odio-incluida.jpg
García-Pelayo-05-con-mirada-de-odio-incluida.jpg

Mientras la Audiencia Nacional ya ha abierto una investigación para esclarecer los hechos, la alcaldesa, María José García-Pelayo, también se ha referido a los sucesos del pasado fin de semana en Jerez, donde un agente de Policía jubilado resultó herido por arma blanca tras sorprender a cuatro encapuchados que realizaban pintadas en las paredes de un convento en las que podía leerse 'yihadista' y que portaban al parecer un cóctel molotov. Tras la llegada, el pasado domingo a la ciudad, de un grupo de expertos en la lucha terrorista contra el yihadismo enviados por el Ministerio del Interior, la regidora popular ha asegurado que el hecho de que estén en la ciudad para "analizar los hechos" del pasado sábado "tiene que ser motivo de tranquilidad". En declaraciones a los periodistas recogidas por Europa Press, la alcaldesa jerezana saluda que el Ministerio del Interior haya autorizado el desplazamiento de dicho equipo al municipio tras las pintadas aparecidas en el centro histórico y la agresión posterior. Para la regidora y senadora popular, la presencia de ese equipo "tiene que ser un motivo de tranquilidad para que este tipo de hechos no se tome a broma ni se minusvalore".

En este sentido, ha explicado que los expertos que ahora apoyarán a la Comisaría Nacional de Policía de Jerez "tienen que decir el grado de importancia que tienen los hechos". A la espera de ver cómo transcurran las investigaciones, García-Pelayo ha asegurado que "estamos en sus manos", al tiempo que ha lamentado la agresión sufrida por el agente jubilado, de 70 años, del que admira "su valentía" porque "no es fácil dar la cara en ese momento, en un sitio tan oscuro donde no había absolutamente nadie". El agente, como ha recordado la alcaldesa, sorprendió a uno de estos encapuchados con un cóctel molotov encendido y, al reprenderle, se le abalanzó sobre él "ardiéndole los pantalones y los zapatos", sufriendo a continuación lesiones de arma blanca de "de 18 centímetros" cuando fue agredido por uno de ellos. En declaraciones realizadas a La Voz del Sur, Antonio R.H. mantiene que los agresores “no eran simples gamberros”. “Esta gente iba en serio, sabían lo que hacían y de hecho querían rematarme al final, uno iba a darme una puñalada de arriba abajo”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído