"La Capitalidad Europea de la Cultura debe servir para que Jerez nos cuente cuál va a ser su futuro"

Francisco López, ex director del Villamarta y con una amplísima experiencia en la gestión cultural y en la escena, inaugura este domingo en lavozdelsur.es una serie de entrevistas con reflexiones sobre presente y futuro tras la pandemia

Francisco López, durante la entrevista concedida a lavozdelsur.es para hablar de la Capitalidad Europea de la Cultura.
Francisco López, durante la entrevista concedida a lavozdelsur.es para hablar de la Capitalidad Europea de la Cultura. MANU GARCÍA

Francisco López Gutiérrez, ex director general de la Fundación Teatro Villamarta, del Gran Teatro de Córdoba, gestor cultural, director de escena y asesor del proyecto de Capitalidad Cultural de Córdoba, que quedó finalista en 2016, pero lo perdió frente a San Sebastián, inaugura este domingo una serie de entrevistas en profundidad en lavozdelsur.es que repasan la trayectoria de los entrevistados, pero sobre todo pretenden que estos ofrezcan un análisis pausado, lejos del cortoplacismo imperante, del presente convulso y del incierto futuro de una sociedad que, por si fuera poco, ahora vive en su globalidad amenazada por un virus tan microscópico como letal. Llegará la vacuna para acabar con la pandemia, pero seguirán faltando muchas otras para combatir los males que aquejan al mundo de hoy.

Durante hora y media de entrevista, celebrada en días pasados en el Villamarta, la que fue y es su casa, y de la que salió abruptamente por orden de la ex alcaldesa María José García-Pelayo (PP), a falta de unos meses para las municipales de 2015 —y a lo que también tiene tiempo de referirse en la entrevista—, López ha hablado expresamente del proyecto de Jerez, Capital Cultural de la Cultura en 2031. Un objetivo que hay que tener delimitado en 2025, cuando se conozca qué ciudades pueden aspirar realmente a esta designación, por la que también compite a nivel andaluz Granada, que logró que Sevilla se apartara de este camino. 

¿Tiene derecho Jerez a aspirar a ser Capitalidad Europea de la Cultura en 2031?

Lo primero que tengo que decir es que no conozco el proyecto. Me citó hace algún tiempo el delegado de Cultura (Francisco Camas), me comentó qué me parecía y tal, y yo le trasladé mi opinión en aquel momento de lo que me parecía sustancial. Aparte de mi experiencia, estuve vinculado al equipo asesor de la Capitalidad Cultural de Córdoba, y una cierta experiencia tengo. Entonces, ¿qué ocurre en este tema? Entiendo que cualquier evento que se pueda organizar me parece bien. Ahora, tengo un sentido global y sinérgico de las cosas, y creo que un evento en un determinado momento tiene que ser el resultado de todo un movimiento, en este caso, de ciudad, y al mismo tiempo, algo que te permita construir una ciudad de futuro en determinados ámbitos. El proyecto de ciudad tiene que estar integrado.

¿Cuál es su mayor reticencia a que esto pueda ser viable?

Estoy convencido de que se está haciendo con todo el ánimo y con todo esfuerzo, pero sí creo que sería muy importante que ese proyecto fuera un elemento de llamada de atención para lanzar un proyecto que sirva para que esta ciudad nos cuente cuál va a ser su futuro. Mentiría si no le pusiese una gran interrogante. ¿Quién va a pagar todo esto? Y no digo quién va a pagar 2030, es que hay que pagar ya: una oficina, encargar proyectos, hacer actividades que vayan reforzando, poner en marcha dinámicas en la ciudad… todo eso que haga que esto no se convierta, en el caso de que nos la dieran, en lo que fue tener una capitalidad mundial del caballo. Este tipo de proyectos tienen que servir para hacer una reflexión sobre la ciudad y hacer un proyecto estratégico. Todo lo que no sea eso no creo que sea el objetivo. 

La primera reflexión debe hacer un diagnóstico sobre de dónde partimos, ¿no? ¿Se puede aspirar a la Capitalidad con una biblioteca municipal abierta este pasado verano de las diez que hay, fallan las bases?

No quiero ser especialmente duro porque, si estuviera al frente de la ciudad o de cultura de la ciudad, mi agobio sería tremendo. La realidad es la que es y agujeros podemos encontrar todos los que queramos. Lo que digo es, no porque sean opciones antagónicas, sino porque ocurren a la vez, mi opción es: vamos a hacer algo que estratégicamente, en la medida que vayamos pudiendo, nos lleve hacia una dirección, antes que hacer algo singular. Y no solo hablo de cultura. Hay que cambiar la óptica, y por supuesto que hace falta dinero, pero hay que crear instrumentos que permitan aglutinar iniciativas, que entre otro tipo de pensamiento en la ciudad desde el punto de vista inversor… la alternativa a las grandes superficies o Amazon en esta ciudad no pueden ser los bazares chinos, con todos los respetos. Eso es una apuesta por la ciudad. Tengamos un objetivo y aglutinemos. Llevo casi 25 años en esta ciudad, la siento como mía, me he quedado a vivir aquí, pero hay que darle un zangarreo. 

La entrevista íntegra este próximo domingo 4 de octubre en lavozdelsur.es

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído