"Nos quitamos de ir a la peluquería y de tomar cerveza para tener dinero para la protectora"

Gesser-y-Zoosanitario_0004-e1409667845589.jpg
Gesser-y-Zoosanitario_0004-e1409667845589.jpg

Protectoras de la ciudad se reúnen con el Ayuntamiento para escuchar su propuesta de gestión del Centro Zoosanitario con vistas a lograr "el sacrificio cero de animales".

Antonia se ha encontrado más de una vez a gatos metidos en bolsas de basura maullando en un contenedor. “Los tiran como si fueran escombros”. Por eso no puede quedarse de brazos cruzados y empezó a colaborar con la protectora Ayuda Animal. Son cinco socios y, como pueden, ayudan a los animales que les van llegando, sobre todo gatos. Aunque también tienen perros.

“No tenemos refugio”, dice, pero con los escasos medios con los que cuentan ayudan a que los animales que pasan por sus manos sean curados y, en la medida de lo posible, encuentren una familia de acogida. ¿Cómo empezó en este mundo? “Alguien te llama y te dice que si puedes acoger un gato… y una vez entras ya no sales” cuenta Antonia, que acoge con “mucha ilusión” la propuesta del Ayuntamiento de que gestionen el Centro Zoosanitario varias protectoras de la ciudad.

Junto a Antonia está Lola, de Dog Planet, otra pequeña protectora que cuida de una veintena de perros que les llegan porque se han perdido, han sido atropellados o los han tirado. Ella, como su compañera de Ayuda Animal, cuenta que autogestionan el cuidado de los perros y gatos que les llegan. “No tenemos ayuda de nadie”. Hacen rifas, sorteos, mercadillos… “Y nos quitamos de ir a la peluquería y de tomar cerveza para tener dinero para la protectora”, dice.

La idea del Ayuntamiento pasa por dejar la gestión del Centro Zoosanitario en mano de las protectoras, “que tienen una sensibilidad especial”, apunta la alcaldesa Mamen Sánchez, que se ha reunido con estas asociaciones junto a José Antonio Díaz, teniente de alcaldesa de Medio Ambiente. “Con esta cesión del servicio pretendemos sobre todo alcanzar el sacrificio cero de animales”, sostiene la regidora.

La fórmula planteada por el gobierno local pasa por asumir los costes de mantenimiento y que las protectoras tramiten todo lo relacionado con el cuidado de los animales y sus adopciones, aunque éstas han propuesto llevar a cabo una gestión mixta, por lo que se han emplazado a una nueva reunión para terminar de cerrar el modo de gestión.

El Centro Zoosanitario, según datos que aporta el gobierno local, sacrificó durante 2015 a 47 perros y ocho cachorros lactantes, dos perros desde mediados de octubre hasta este mes de enero. El año pasado entraron en el centro 975 perros, siete caballos, dos hurones y 41 gatos, de los cuales fueron adoptados 211 perros, dos yeguas y cinco gatos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído