rocio_0002.jpg
rocio_0002.jpg

Paqui Márquez, madre de Rocío Vázquez, la joven que perdió un ojo en la nochevieja de 2007 a causa de un petardo lanzado por unos vecinos, critica que la sanidad pública llevaba tres años sin tratar a su hija hasta ahora "cuando hemos movido cielo y tierra". Han puesto a la venta su casa de Los Albarizones para no cruzarse con los que siguen afirmando que son los autores del lanzamiento del cohete y que salieron absueltos el año pasado.

“Hace ya tres años que no la intervienen, y si no fuera porque yo estoy de un lado a otro detrás de los médicos no se le haría nada. ¿Es que nadie se va a hacer cargo de mi hija?” Son palabras de Paqui Márquez, madre de Rocío Vázquez, la joven que en la nochevieja de 2007 sufrió el impacto de un cohete en la barriada de Los Albarizones que le provocó, entre otras lesiones, perder su ojo izquierdo.

Lavozdelsur.es atiende a la llamada de ambas, que afirman sentirse desamparadas ante la pasividad que se están encontrando por parte de la sanidad pública. “No existía ningún médico que se hiciera cargo de ella. Había mucho historial, pero ninguno que se encargara de su caso. Tuve que ir directamente a Cádiz a mover cielo y tierra, porque en septiembre pasado ya empezó a tener una infección en el lagrimal por la que incluso tuvo que estar ingresada una noche en el hospital”.

Paqui denuncia que “hace tres años nos dijeron que era recomendable que se parasen las operaciones, más que nada porque psicológicamente no era bueno tantas operaciones. Pero es que no hemos sabido nada hasta que no nos hemos empezado a mover”. Madre e hija explican que ha pasado tanto tiempo que el párpado inferior, que se lo reconstruyeron en una de las operaciones, se le ha vuelto a deformar, por lo que ahora ni siquiera puede ponerse la prótesis.

Ahora, a raíz de esa infección, están a la espera de que se la opere para que le retiren el lagrimal, una intervención que podría producirse antes de verano.

Muchos disgustos y una alegría

Desde aquella trágica nochevieja hasta hoy, Rocío ha sufrido muchos disgustos y pocas alegrías, aunque la mayor de todas y lo que compensa todo fue el nacimiento de su segunda hija, Ana. “Es la que le ha dado fuerzas para tirar hacia delante, porque al principio tenía siempre la cabeza debajo de la almohada”, señala su madre.

Ana, de dos años, aún no tiene la curiosidad de preguntarle por su cicatriz. “Está acostumbrada, porque me acuesto y me levanto con el parche quitado. Como mucho me dice ‘mamá, la pupa’, y me da un beso”, explica Rocío, que afirma que con el tiempo ya ha aprendido a acostumbrarse a su nuevo rostro. En este sentido, le ayudó mucho el libro que escribió la fallecida María de Villota, piloto de Fórmula 1 que también perdió un ojo tras sufrir un accidente con un monoplaza. “Me lo regaló mi madre y la verdad es que su experiencia me ayudó mucho”.

Aún así, Rocío todavía tiene complejos a que la gente le vea su cicatriz, algo que le hace aferrarse a su parche. “Hasta el médico le dice que la cicatriz tendría que estar al descubierto, porque se le tiene que airear, y seguramente la infección en el lagrimal se ha producido por eso”, lamenta Paqui

Pero uno de los mayores disgustos que tienen tanto ellas como el resto de su familia es que los principales sospechosos de haber lanzado los cohetes aquella nochevieja salieran absueltos en el juicio celebrado en octubre del año pasado. El juez consideró que no había pruebas suficientes para condenar al padre y al hijo que se sentaron en el banquillo, si bien durante el juicio varios testigos contradijeron las declaraciones que hicieron ante la policía días después del suceso y que los incriminaban. De hecho, en su sentencia, el propio magistrado reflejó que pudieron cometer un delito de falso testimonio.

“No hay derecho, lo de la justicia en este país no se entiende”, lamenta Paqui, que señala que incluso han puesto a la venta su casa de Los Albarizones a raíz de esto. “No podemos seguir viviendo allí, porque a diario los veíamos, y es muy duro”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído