Playa Fuente del Gallo en Conil.
Playa Fuente del Gallo en Conil.

La víctima falleció aplastada por las rocas en la playa de Fuente del Gallo, que está señalizada como entorno susceptible de este tipo de incidentes.

Una mujer, de la que por el momento no han trascendido más datos, ha fallecido en la tarde de este pasado viernes como consecuencia del desprendimiento de parte de un acantilado -por causas y en circunstancias desconocidas- en una playa de Conil de la Frontera.

Según han informado a Europa Press fuentes del servicio de emergencias 112, el suceso ha sido notificado en torno a las 20:20 horas, cuando varias llamadas particulares alertaban de que en la playa de Fuente del Gallo, a la altura del Hotel Flamenco, se había producido el desprendimiento.

Ya en estos momentos testigos presenciales alertaban de que una mujer había quedado atrapada bajo las piedras, por lo que se dio aviso a Bomberos, Policía y Guardia Civil, así como a Protección Civil y servicios sanitarios. La unidad canina desplazada hasta la playa no ha detectado la presencia de nuevas víctimas bajo las piedras, aunque este extremo aún se encuentra a expensas de la retirada de escombros por parte de maquinaria especializada.

La zona está señalizada como entorno susceptible de este tipo de incidentes y, de hecho, ya se han producido casos similares en años anteriores. En una nota, el Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz ha informado de que en el suceso se han desplazado un total de diez bomberos: dos efectivos en el parque de Conil, dos del parque de Chiclana, dos efectivos en el parque de Cádiz, dos efectivos y dos perros del Grupo de Localización y Rescate, el jefe de parque de guardia y un técnico provincial de guardia.

Cuando los bomberos llegaron al lugar, a 100 metros del Hotel Flamenco, ya se encontraba en el exterior el cuerpo de la mujer, que falleció por aplastamiento a causa del desprendimiento. Ésta se encontraba en la playa con su marido y sus dos hijos menores de edad.

Los bomberos, desplazados junto a Policía y Guardia Civil, así como a Protección Civil y servicios sanitarios, colaboraron en el reconocimiento de la zona y en averiguar si alguna de las personas que se encontraban en la playa no localizaba a alguno de sus acompañantes. Se sabía que en el hotel hay siete clientes que viajan solos y que pudieran no ser reclamados, pero finalmente se confirmó que estaban en el recinto en el momento del desprendimiento.

 

Sobre el autor:

Jorge Miró

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído