Los baños árabes, en una vista de Google Maps.
Los baños árabes, en una vista de Google Maps.

En la parte inferior de la promoción de viviendas a la que se accede por la calle Manuel María González, pero que, por su parte lateral, recorre gran parte de la calle Aire, se encuentran un par de cristaleras de grueso vidrio, a las espaldas de calle Visitación nº 1, creo que sucias y tapadas por carteles hasta hace poco, a través de las cuales podían verse los restos de unos baños árabes ("parte de la infraestructura de la sala caliente").

 

De la calle Aire (una zona muy rica desde el punto de vista arqueológico) existen diversas noticias en la bibliografía histórica de Jerez. En su magnífica obra Noticia histórica de las calles y plazas de Xerez de la Frontera, el archivero municipal Agustín Muñoz Gómez nos dice de la olvidada calle Aire (o Cuesta del Aire): "Antes se conocía por calle del Aire. En el Capitular de 1639 aparece ya con dicho nombre, debido á la fuerza con que sopla el aire en la misma, por su situación al Sud-Este y como contigua á edificios tan altos, cual la Colegial y las casas opuestas, que hacen mis recia la corriente del viento. En el Catastro de 1752 no resulta, por corresponder sus fincas con puertas accesorias, á casas numeradas en calles adyacentes, ú opuestas; teniendo sólo número principal, ó entrada por esta calle, la casa núm. 3. Los números 1,5 y 7 son accesorios".

 

Respecto a importantes cambios relacionados con la construcción de la entonces colegial y producidos en la c/ Aire a fines del XVII, el profesor F. Aroca señala en su libro Arquitectura y urbanismo en el Jerez del siglo XVIII (p. 105): "Pocos cambios sustanciales registró el casco antiguo del Jerez setecentista, ya que el fenómeno de despoblación paralizó en gran medida la actividad urbana del interior en favor del extrarradio. La única transformación relevante fue la llevada a cabo en las inmediaciones de la Colegial, para la erección del nuevo templo en los últimos años del siglo XVII y primeros del XVIII. Como señala Repetto Betes, el solar de la nueva Colegial no se emplazaba en el mismo solar del edificio anterior. De esa forma se hubieron de expropiar casas en la calle del Aire, que se prolongaba hasta el actual reducto alto, produciéndose a su vez un desplazamiento hacia el este (4), originando una sucesión de espacios amplios en cuyo centro se alzaría el nuevo templo". Y añade (p. 108): "Igualmente en 1777 el Cabildo Colegial solicitó la ocupación de una calle, perpendicular a las del Aire y de la Rosa, para construir la sacristía (15). La desaparición de la calle solicitada dio lugar a la incomunicación de las otras dos".

 

En la Carta arqueológica municipal. Jerez. 1: el núcleo urbano [Rosalía González; Laureano Aguilar; Domingo Martín; Fco. Barrionuevo; Manuel Collado], (p. 102) encontramos menciones seguras a los baños árabes que se encontraban, y se encuentran, en la c/ Aire ó Cuesta del Aire (que algunos llaman Cuesta del Sto. Cristo de la Viga):

 

Sobre otro tipo de construcciones de uso público de gran relevancia en el muindo islámico, los baños, el conocimiento que hasta el momento se posee es relativamente escaso, si exceptuamos el baño privado del Alcázar. En el Libro del Repartimiento se registran tres baños. Uno se encuentra en el barrio del Salvador, en la calle Aire documentado también a través de investigaciones arqueológicas (MMG-4/97). Aunque los restos conservador eran mínimos se descubrió parte de la infraestructura de la sala caliente. Los otros dos baños se encontraban en el barrio de San Mateo, uno en las proximidades de la actual iglesia y otro en algún punto de la calkle Justicia cerca d ela confluencia de esta calle con las de Alcaidesa y Juan Capitán. Hay que señalar que en el subsuelo de la confluencia de estas calles corre aún un cauce subterráneo que pudo servir para alimentar este baño. Existen referencias a otro hamman en la toponimia del viario y en la documentación capitular. Se trata del baño localizado en la calle Luis de Ysasi, antigua calle del Baño Viejo, baño del que existen referencias en los Libros Capitulares con fecha 3 de febrero de 1566, citando la “calleja junto al baño viejo” (AMJF, Actas Capitulares, 1566)”.

 

Encima de los restos de dicho baño se halla una promoción de viviendas que se hicieron sobre 1998, con entrada por c/ Manuel María González, lindante con Alameda Vieja. Entonces, con buen criterio, se dejaron unas cristaleras, a mitad de la calle Aire, para que estos baños puedan ser vistos por los viandantes. Pero actualmente estas cristaleras están completamente sucias y han sido tapadas por carteles varios:

 

Quizás hubo una calle, hoy inexistente, entre la c/ Aire y la revuelta de la c/ Santa Isabel, a espaldas del palacio del Conde de los Andes, camino de Plaza Vargas. Puede que una importante vía que comunicaría los aledaños de la antigua mezquita principal con una de las entradas al recinto murado de Jerez, la que hoy llamamos Puerta Real:

 

Los baños árabes, en una vista de Google Maps.

 

El arqueólogo Laureano Aguilar Moya, en su trabajo El Jerez islámico, pp. 189-256, en Historia de Jerez (Dip. de Cádiz, 1999, vol. I), aclara (p. 215): "En el libro del Repartimiento se han podido reconocer tres baños públicos. Uno de ellos se localiza en el Salvador no muy lejos de la antigua mezquita mayor. Por la descripción (partidas 217 y 218) sabemos que este baño  poseía una noria propia que lo surtía de agua. Se ubicaba en la actual manzana que delimitan las calles Manuel María González y calle Aire. Últimos trabajos efectuados por e1 Servicio Municipal de Arqueología del Ayuntamiento de Jerez, han puesto al descubierto parte de la Infraestructura de la sala caliente de este baño".

 

En el Libro del Repartimiento (s. XIII) de casas y heredades de Xerez encontramos la descripción de la c/ Aire y alusiones a sus baños: “(217) E tornamos a cabo del banno e a unas casas que an por linderos de la una parte el banno e de la otra casas de Domingo Ferrandes e de las dos partes de las calles. Entregámoslas a Pedro Ferrandes, criado del maestro. (218) En linde otras casas que an por linderos de la una parte casas de Pedro Ferrandes, sobredicho, e de la otra parte la casa en que está la annora del banno e de las dos partes las calles. Entregámoslas a Domingo Ferrandes de Palençia e a donna Mayor, su muger”.

 

Por último, en Fco. Montero Galvache: Calles las de Jerez (p. 181) encontramos el siguiente pictórico párrafo sobre el emplazamiento matacanónigos de los baños de la c/ Aire: “La llamaban hace siglos calle de la Cuesta del Aire por lo mucho que allí jadea no la cuesta, que carece de hálitos, sino el aire. y así lo soplan los textos callejeros del XVII: y sí que jadea, sí, porque entre la angostura urbana, la mole de la iglesia y la escasez de zaguantes en que meterse , levantes y ponientes juegan al traste con quienes se atreven, en invierno, a subírsela y más de una boca se abre y más de un corazón se hace añicos, cuando se la cruza. Siempre fue del Aire, eso sí, y calle de mucho enredo numeratorio, como  que tuvo pocas cosas, los números estaban en las puertas traseras, y los carteros antiguos pasaban las grandes ducas para ir dejando las cartas en las manos de los destinatarios. A calles como esta, que tienen las esquinas en ventoleras frías suelen llamarlas en otros sitios, de matacanónigos, porque los vientos, cuando se enfurecen y encorajinan, calan tos manteos y los balandranes, y a los curas lujosos, de ribeteos morados, los pasan a mejor vida en menos que puedan tomarse bocadillos repletos, hambrientos de muchos días de dietas”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído