Medio siglo de Flamenco CF: del equipo de los gitanos a ejemplo de cantera

flamenco_cf2
flamenco_cf2

En la simpar Plaza de Abastos de Jerez, la nave del pescado siempre ha tenido el halo especial que le han infundido sus comerciantes, muchos de ellos gitanos de Santiago y La Asunción. Fueron precisamente algunos de estos antiguos pescaderos los que hace ahora medio siglo dieron forma a uno de los clubes de fútbol más singulares de cuantos han existido no solo ya en Jerez, sino probablemente en Andalucía y, por qué no decirlo, en España. Tan solo hay que echarle un vistazo a su escudo, un antiguo balón de fútbol coronado por un sombrero de ala ancha, o su camiseta, negra con lunares blancos, para darnos cuenta de lo que hablamos.

Fundado en su mayoría por gitanos, el nombre del club no podía ser otro que Flamenco CF. Su primer presidente, Pepe Basto, echa a competir al equipo en regional, donde se convierte en un equipo de los llamados "peleones". Por sus filas juegan futbolistas que luego serían profesionales del balón, como Dieguito de la Margara —que llegaría a jugar en el Xerez CD— y otros que dejarían de lado los terrenos de juego para dedicarse al cante, como Curro de la Morena, el Mono e incluso Capullo de Jerez.

Tras dos décadas compitiendo en categoría senior, el club decide virar el rumbo y dedicarse de lleno al fútbol base. El Flamenco se convierte entonces, por su gran manera de trabajar la cantera, en toda una fábrica de talentos. En el club se forman jugadores que luego darían el paso al fútbol profesional como Jesús Mendoza, Daniel López Ramos, Chicha, Pedro Ríos, Juanlu, Raúl Molina, Cheché o Quique Romero, éste último mundialista e internacional absoluto con la Selección Española. Durante años, además, hace sombra al Xerez CD, siendo el primer equipo de Jerez en situar a su equipo juvenil en la competitiva División de Honor —la más importante de cuantas se disputan a estos niveles—, durante nueve temporadas.

Sin embargo, el mundo del fútbol no está exento de dificultades, y más en equipos modestos. Tras defender por campos de toda Andalucía y parte de España su camiseta —que a principios de los noventa dejaría el negro por el verde—, el nuevo siglo no solo traería el descenso de su equipo juvenil, sino la retirada de todos los equipos de fútbol base de las competiciones. Es aquí cuando surge la figura de Juan Guerrero ‘Gala’, 50 años, ligado al club desde hace décadas y exentrenador del mismo en la década de los noventa. Animado por exmiembros de la junta directiva, se hace con las riendas del club, que cual ave Fénix renace de sus cenizas en la temporada 2013-2014.

Volver a empezar se hace difícil. La nueva directiva decide recuperar los antiguos colores negros de la camiseta —manteniendo los lunares blancos, eso sí— y aprueba comenzar con solo tres equipos, un prebenjamín, un benjamín y un alevín. Antes toca hacer frente al pago de una multa de 700 euros que la Federación le había impuesto años atrás, cuando el club se retiró de las diferentes competiciones que disputaba. Sin embargo, en el Flamenco no se imaginaron que las mayores dificultades las encontrarían en el propio Ayuntamiento. “La por entonces delegada de Deportes, Felisa Rosado (PP) nos dijo que por mucha historia que tuviera el club, nos iba a tratar como a uno nuevo”, recuerda Gala.

De esta manera, al principio los niños y sus respectivos monitores se ven entrenando en el parque de La Plata, hasta que meses después consiguen las instalaciones deportivas del complejo Manuel Millán, junto a la piscina cubierta, para poder entrenar y disputar sus partidos. Sin embargo, otro de los principales problemas con los que contaban por entonces, y que siguen contando cuatro años después, es la falta de unas instalaciones que les sirva de secretaría. Un lugar donde poder resolver los temas administrativos, atender a los niños, a los padres, guardar sus trofeos, su documentación… “Ahora mismo tengo en mi casa una estantería llena de papeles del club. Y a la hora de rellenar una ficha de un niño lo tengo que hacer en la calle, sentado en un banco”, denuncia el presidente.

Desde el Flamenco no piden mucho. Tan solo un cuartito. Han solicitado uno en las instalaciones del Manuel Millán, sin embargo la respuesta que han recibido del Ayuntamiento es que está destinado a los celadores. “No entendemos que cualquier asociación de vecinos tenga una sede con varias habitaciones y nosotros, que somos un club que ya contamos con 100 niños, no tengamos ni un cuarto que nos sirva de sede social”, critica también Jesús Sánchez, exfutbolista del club y ahora miembro de la junta directiva.

En el Flamenco tampoco pueden permitirse el lujo de alquilar una sede, primero porque señalan que la gran mayoría de los clubes de fútbol base jerezano cuentan con instalaciones cedidas por el Ayuntamiento, y después, porque la cuota que cobran a los niños es de cinco euros al mes. “Es la más baja. Aquí tenemos claro que no queremos hacer negocio con los niños, mientras otros clubes, con 300 o 400 les cobran 20 o 25 euros. Haz un cálculo y mira lo que ingresan al mes…”. Señala Gala. Jesús reafirma sus palabras y recuerda que “nosotros lo único que queremos es sacarlos de la calle e inculcarles valores deportivos. Pero además no pedimos más que nadie, sino lo mismo que al resto”.

En esta temporada 2017-2018 que está a punto de arrancar, el Flamenco competirá con seis equipos: un prebenjamín, dos benjamines, un alevín y dos infantiles. “El objetivo es ir creciendo año a año hasta llegar a juveniles”, explica el presidente, cuya “mayor ilusión” sería volver a verlo competir en División de Honor. Para ello, cualquier ayuda es poca. Afortunadamente algunos de los exjugadores profesionales que salieron del club han echado una mano comprando las equipaciones de los niños, caso de Pedro Ríos. “Otros, lamentablemente, parece que han olvidado su pasado flamenquista”, lamenta Gala. Pase lo que pase, y pese a las dificultades, el histórico Flamenco promete seguir dando guerra.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído