Manuel Méndez, el flamenco de naranja: "Jerez es muy particular. Para ser alcalde, tienes que mamar Jerez"

El líder local de Ciudadanos llegó a la portavocía municipal de forma casi inesperada. Un año después se reafirma en la premisa de ser un partido de centro para aportar. "Yo no tengo nada que esconder, soy transparente. En política puede ser un problema"

Manuel Méndez, durante la entrevista en una terraza del centro de Jerez. FOTO: MANU GARCÍA
Manuel Méndez, durante la entrevista en una terraza del centro de Jerez. FOTO: MANU GARCÍA

Manuel Méndez (Jerez, 1979) es jurista de profesión y ha llegado a la primera línea política casi de rebote. Porque un mes antes de las municipales, Carlos Pérez fue elegido senador y no llegó a ejercer como líder. Por tanto, nada más poner un pie en el Ayuntamiento, el partido decidió convertir a Méndez en su hombre fuerte en Jerez. Pérez luego perdería su cargo en Madrid al repetirse las elecciones en noviembre, pero Méndez seguiría en esa posición y ya apunta a mantener esa condición hasta, al menos, los futuros comicios de 2023.

Cuenta con orgullo evidente que ese Méndez es el de la familia de flamencos y pescaderos de Jerez. Sobrino carnal de La Paquera, ni más ni menos, ahí es nada, y por ende familia de otros muchos grandes de lo jondo. También, cargador de la Expiración, y ha sido responsable en peñas flamencas. De todas las fiestas que ha quebrado el virus, "probablemente, la Semana Santa" es la que eche más de menos.

¿Cómo ha sido el primer año municipal, hasta el covid y después?

Tenemos la suerte de venir con un trabajo previo de cuatro años, de Carlos Pérez y Mario Rosado. Con la novedad de que gobernamos en la Junta en coalición con el PP. Eso tiene visibilidad en las mociones y en nuestra forma de trabajar. Aumentamos en el número de concejales. Había varios hitos, como los presupuestos prorrogados. Entendíamos que no valían porque el mandato desarrollado viene condicionado por el covid. Todo está condicionado por la situación de Jerez y su Ayuntamiento. El Ayuntamiento es un problema para la ciudad, pero somos de centro y tendemos la mano con quienes han elegido en Jerez.

¿Cómo vivió las elecciones? Estuvo muy ajustado.

Con incertidumbre. Si no llega a ser por 150 votos, dicen por ahí, habría cambiado la situación. Si el impacto de Vox fuera mayor o los votos de Jerezanos, la cosa habría cambiado. El grupo de Cs en Jerez duplicó concejales para ser tercera fuerza. Eso tiene la repercusión que tiene. Comparado con otras localidades, aquí nos fuimos a la oposición.

¿Habría reeditado los pactos de la Junta de darse el caso?

Por pura lógica puede pensar la gente que sí, pero ni nos lo planteamos. Los números sumaban en Andalucía, ¿por qué no íbamos a hacerlo aquí? Lo que hay que estar en la estabilidad, y en lo que importa, ponernos al servicio más allá de temas partidistas. Y más aún desde este mes de marzo.

¿Qué nota le pone a la Junta?

Tiene un problema de infrafinanciación, dicho por el propio PSOE. Le pondría un notable alto. Tuvo que adelantar el fondo social para luchar contra la pandemia. El que tiene el mando único para poner más medios es el Gobierno.

Había fórmulas para que no pagaran los comerciantes el despropósito de Cerrón y Corredera"

¿Qué le parece la presunta caja B del PP en Almería?

Desde el partido lo tenemos muy claro, no apoyamos ninguna corrupción, venga de donde venga, no vamos a apoyar a ningún partido que tenga corrupción.

¿Cómo ha vivido tantos cambios a nivel nacional en Ciudadanos experimentados en un año?

Cuando teníamos un número importante de escaños, fuimos con nuestro discurso que cumplimos. Hay una entrevista a Juan Carlos Girauta en COPE que hablaba de que a Ciudadanos lo asesinaron, porque todos los analistas políticos, todo el mundo, coincidía en que tenía que haber pactado en aquel momento con el PSOE. Que se pongan todos los medios de acuerdo en la misma línea es muy raro. Me hace sospechar, es llamativo. Lo que no queremos es que el Gobierno de Sánchez utilice la excusa de pactar con los independentistas o los proetarras argumentando que no ha habido ninguna alternativa, y busque de culpable a Ciudadanos.

Pero la gente sí se lo hizo pagar en las elecciones de noviembre.

Cuando hay una bajada de escaños tan brutal, somos los primeros que tenemos que hacer autocrítica. Nos habremos equivocado, seguro.

Méndez, en la sede del grupo municipal de Ciudadanos. FOTO: MANU GARCÍA

En Jerez sí llegaron a cosechar grandes resultados, en las autonómicas y en las generales.

En las autonómicas ganamos.

¿Entendían que se podía trasladar a las municipales en aquel momento?

El electorado es diferente en las municipales, donde no se vota a las siglas. También se repartió el voto, concurrieron más fuerzas políticas, subió la abstención, de las más elevadas de siempre. Fueron muchas circunstancias, que tuvieron una relación en los resultados finales.

¿Falta carisma en la política municipal, la de los líderes de otros tiempos?

Me vas a hablar de Pacheco. Un animal político. La política ha cambiado en cuarenta años. Creo que los alcaldes carismáticos es una opción más, pero lo importante es la política. Sin un proyecto bueno, al final por muy buen animal político que seas, te quedas en nada. Hay que tener gente que transmita. Para que seas alcalde, dicen que tienes ser jerezano. Yo no creo que haga falta nacer, pero sí haber mamado Jerez. Jerez es flamenco, vino, caballos, varios clichés..., y te tienes que envolver de tu gente. Jerez es muy particular. Y tienes que estar preparado y que se identifiquen contigo.

Usted sí está impregnado.

Yo soy cargador del Cristo de la Expiración y vengo de una familia gitana y flamenca de Jerez, la familia de los Méndez, mi tía carnal es La Paquera. Vengo del tejido asociativo de las peñas de flamenco, tuve cargos en la Federación Local y en la Provincial. Conozco los mercados por mi familia, que son pescaderos, los Méndez, una familia muy tradicional. Yo soy como las viñas, jerezanos de cuatro costados.

Un defecto de Jerez es mirarnos demasiado el ombligo. Tiene mucho potencial, pero hay que saber reconocer a otros"

Eso dicen en Cádiz de José María González, Kichi, que por ser viñero y carnavalero la gente se ve reflejada, siente que es uno de ellos quizá. No sé si es usted el más jerezano del Ayuntamiento.

Los habrá también en el Ayuntamiento. Cofrade y gitano es Antonio Montero, sólo que él del Prendimiento.

¿Tendrá oportunidad la gente de verse reflejada en usted?

Yo creo que sí. Si me preguntas si seré el candidato, no lo sé, ¿eh? A nivel local, entiendo que la gente que me conoce sabe de la familia que vengo, que soy cercano, pero lo que transmita lo tiene que decir la gente. Yo no tengo nada que esconder, soy transparente. En política puede ser un problema.

¿Cuándo entró en Cs? ¿Qué ritmo tiene el partido actualmente en Jerez?

Soy simpatizante desde 2018, pero hasta 2019 no entré. El ritmo está condicionado ya por la pandemia, pero venimos con la misma ilusión y nos motivamos. Eso lo merece Jerez. El objetivo es aportar. Venimos de la sociedad civil, sin mochilas. Tal como venimos, mañana puede estar otro.

Algo que cambiaría de Jerez, algo tópico.

Quizás mirarnos menos el ombligo. Jerez tiene muchos atractivos y potencial, pero a veces sobrevaloramos la ciudad y no vemos lo positivo de otros.

Un potencial que no veamos en el día y deberíamos estar orgullosos.

La ciudad en sí. Somos un pueblo grande. Tenemos una ciudad que recorres en bici, accesible, bien comunicada, con infraestructuras para ser lo que sea. O pasa desapercibido o no lo vendemos. Dices que vas a comer, y Jerez tiene sitios, hostelería perfecta. Si quiero implantar una empresa, para que esté en el centro de la provincia, tiene aeropuerto, trenes, carreteras.

¿La solución es bajar impuestos para que vengan empresas?

No puedes por el plan de ajuste. Te ayudaría a competir, porque incide en los gastos fijos del empresario, que es el que crea puestos de trabajo.

¿Entonces qué falla?

Es la gran incógnita. Pero hacen falta inversiones que se pierden por obstrucción de la oposición, o por incapacidad del Gobierno.

Como el PTA, por poner un ejemplo.

Hay que darle solución. Pero mira el despropósito de Cerrón y Corredera. Hablé con el delegado y dijo que tenía solución, más allá de que piense que es su competencia exclusiva.

Méndez, durante la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA

Ciudadanos, en la Junta, es clave en todo este asunto.

La Junta tiene claro que el adoquín es patrimonio de Jerez y tiene que dar la autorización. Más allá de esa postura, que es legítima y se va a dirimir en los juzgados, había fórmulas sin perjuicio de ese desacuerdo, que no pagaran los comerciantes. Es la imagen que se vende. Cualquier visitante que verá Corredera no sé qué dirá en su pueblo. No se hace nada.

Cuénteme: un rival político al que tenga más respeto.

Me llevo personalmente bien con todos, pero me quedo con la delegada de Turismo, Isabel Gallardo. Está muy cualificada y es muy buena abogada. Le tengo un especial respeto. Cuando hemos estado en la disputa, me encanta que sabe guardar las formas. Hay concejales que no están a la altura de la ciudadanía.

Si mañana cambia el mundo y le dicen que será ministro de lo que quiera, ¿qué elegiría?

De Cultura. Estoy muy vinculado. Me encanta el flamenco, el cine... Somos uno de los países más ricos en literatura, pintura, folclore... No sé si estaría a la altura por si hay alguien más idóneo, pero por ganas no sería.

Un plato de Jerez.

La berza. Y pescaíto frito, y de los Méndez.

Un vino.

Amontillado no porque está de moda. Te diré palo cortao.

Un palo del flamenco. 

Por genuino, la bulería, o la soleá por bulería.

Un rincón para ver Semana Santa.

La calle Las Cruces, que hace tiempo que no disfruto.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído