captura_de_pantalla_2017-09-16_a_las_20.02.27.png
captura_de_pantalla_2017-09-16_a_las_20.02.27.png

Acoje lamenta la decisión de la firma catalana y reivindica la pujanza del corazón comercial de la ciudad:  "El centro no está muerto, hay más de 500 pequeños empresarios que cada día luchamos por evitarlo".

La multinacional de moda Mango, propiedad de los hermanos Isak y Nahman Andic —último Caballo de Oro durante la pasada Feria del Caballo—, cerrará su tienda en el corazón de la ciudad. El edificio de estilo neoplateresco de principios del siglo pasado, Palacio del Marqués de Villamarta, será desalojado a final de mes, dentro del plan de reestructuración de la firma catalana, que en agosto pasado hizo públicas unas pérdidas en el último ejercicio de 61 millones de euros. Según ha podido saber lavozdelsur.es, el edificio fue adquirido por la multinacional hace más de 15 años, justo antes del desembarco del gigante de la moda, Inditex, en el centro de Jerez.

Casi en paralelo a que su competencia abriese el recuperado Casino Jerezano para inaugurar su Zara en la esquina de la rotonda de los Casinos con Larga, Mango abría su tienda con tres plantas en el palacete aledaño. Ahora, el rumbo económico de la empresa exige el cierre, lo que lógicamente sienta como un jarro de agua fría al comercio del centro, que no solo pierde otro negocio de los llamadores tractores, sino que debe encajar un cierre que siempre es interpretado como signo de que "el centro está muerto". "Si mantener el edificio de tres plantas abierto era muy costoso, podían haber intentado otras cosas antes de cerrar, o mirar la reubicación con otro modelo de tienda, pero no dejar el centro de Jerez. Por supuesto que no somos quienes para decir lo que tienen que hacer otras cadenas o empresas, pero esto viene a dejar claro lo que les importa Jerez, la economía de Jerez y los puestos de trabajo de esta zona", ha lamentado la presidenta de Acoje, Nela Jarillo.

Para la representante de los comerciantes del centro, desde luego, "el centro no está muerto, puesto que hay más de 500 pequeños empresarios que cada día luchamos por evitarlo. Que se vaya una gran cadena porque su estrategia empresarial hace despreciar el mercado de clientes del centro de Jerez, eso ya es cosa de la propia cadena". No obstante, ha añadido: "Tenemos que invitar a las grandes cadenas a que de alguna forma estén presente en el Centro, por supuesto sin pérdidas, pero antes de irse pueden intentarlo con otros modelos de tiendas, integrándose en la ciudad, aportando a su dinamización, formando parte del Centro Comercial Abierto Jerez, sumando entre todos y haciendo más relevante la mejor zona comercial en cuanto a diversidad y calidad de la provincia de Cádiz".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído