Una madre de Jerez denuncia el abandono de la Junta a su hijo: "Llevamos todo el curso esperando una silla corsé"

Adrián, un pequeño de 5 años, tiene parálisis cerebral y necesita una silla especial para el colegio. Silvia Cano lleva todo el año reclamándola sin ninguna respuesta

Adrián, un niño jerezano de 5 años que necesita una silla corsé para su día a día.
Adrián, un niño jerezano de 5 años que necesita una silla corsé para su día a día.

Adrián es un niño jerezano de cinco años que necesita una silla corsé para su día a día. Tiene parálisis cerebral y desde que entró en el colegio, su familia lleva reclamando a la Junta que gestione la llegada de esta silla especial al CEIP Tartessos, centro educativo donde cursa sus estudios el pequeño. 

El tema, como cuenta Silvia Cano, no requiere grandes historias. La silla que necesita Adrián es una silla corsé que le receta su médico rehabilitador cada cierto tiempo en función de crecimiento. Normalmente, cada ocho meses o al año tiene que cambiar de silla. "El proceso es sencillo y efectivo. Vamos al médico, le llevamos la silla para que vea que ya le queda pequeña y nos receta una nueva. Vamos a la ortopedia y nos la hacen. Así de sencillo", cuenta la madre del menor. 

Pero, a pesar de ser un proceso sencillo, la Junta de Andalucía ha dado largas hasta el punto de que ha pasado todo el curso sin atender su petición. "¿Por qué para el colegio no nos pueden recetar dos sillas y punto? ¿Por qué tiene que un equipo técnico para decir lo que necesita mi hijo? Este tema me envenena. No entiendo cómo es posible que en un curso escolar entero no hayan podido dar con la solución para poder tener los apoyos necesarios para niñas y niños como el mío", detalla Silvia. 

A pesar de las numerosas llamadas y correos, la Junta ha pasado por completo y no ha solucionado el tema de la silla corsé que necesita Adrián. "Que si no había ortopedia, que si no había dinero, que si la petición por parte del cole se había perdido, que si no se habían puesto en contacto con el médico rehabilitador... Excusas y mucha incompetencia. Y, como resultado, muchos niños en colegios sin sus apoyos necesarios", destaca la madre de Adrián. 

La silla corsé que tiene su hijo en el cole la pudo comprar gracias a la ayuda de personas que quisieron colaborar de forma desinteresada. Y para el próximo curso, aunque Silvia reconoce que no es plato de buen gusto, aceptará la colaboración ciudadana para no tener que esperar a la ineptitud de la Junta. "No es plato de buen gusto para nadie, pero voy a aceptar la ayuda de tantas y tantas personas que a diario nos la ofrecen. Da coraje, impotencia y rabia tener que conseguir las cosas gracias a la caridad de personas que se ofrecen de corazón. Realmente, a la larga, no es la solución al problema". 

Sobre el autor:

R. G.

Periodista con más de veinte años de experiencia en los medios de comunicación (prensa escrita, digital, radio y televisión). Autor de 'Nosotras. Historias del olvidado deporte femenino' y otros seis libros más. Recuperando la ilusión por contar la vida en lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído