Juan José Guerrero es Jack Sparrow. Y Sandra Domínguez es Angélica Teach. Ambos, caracterizados como los protagonistas de Piratas del Caribe, ilustran el mes de agosto del calendario 2018 de Cedown, que esta edición emula escenas de películas. La idea la tuvo un miembro de la asociación, Marco, que quería que fueran todas de Disney, pero la inicial “fue evolucionando” y finalmente derivó en una lluvia de ideas con la que acumularon hasta 80 largometrajes.

La intención del calendario, en definitiva, es contribuir a “huir del tópico de niños enfermos” que muchos siguen atribuyendo a los síndromes de Down, explica Javier Márquez, presidente de la asociación. Juan José confiesa que, durante las sesiones de fotos, lo ha pasado muy bien emulando a todo un pirata del Caribe. Su compañera Valeria Torres, que también está presente durante la visita de lavozdelsur.es a las instalaciones de Cedown, fue durante unas horas una cazafantasmas, junto a Arturo Campoy y Lucía Ruiz. Valeria y Juan José forman parte del programa Labora de Cedown, que pretende prepararlos y formarlos para poder integrarse en el mundo laboral. Él lo tiene claro, quiere ser camarero. De hecho, ya ha ejercido como tal en algún evento organizado por la asociación en el negocio hostelero que regentan sus padres. Ella, dice que también, aunque no tiene tanta experiencia.

El calendario, con el que pretenden “vender una imagen positiva de la persona con síndrome de Down”, también tiene escenas de películas como Los mosqueteros —encarnados por Antonio Coiras, Alejandra Zarzana, Aroa Santana y José Enrique López—, Peter Pan —Hugo Manchado, Helena Barea y María Lozano—, La guerra de las galaxias —José Antonio Venegas, Luis David Rosillo y Nerea Mesa como — o Harry Potter —con Marco Antonio Romero y Lidia Castro—, portando unos disfraces que, en algunos casos, han elaborado los propios padres de los protagonistas.

La mayoría de las fotos son de estudio, concretamente el del fotógrafo Miguel Ángel Castaño, autor de la parte gráfica, aunque hay algunas en exterior, como la que representa la película ET, el extraterrestre, que se hizo en el parque de El Retiro. “Había una zona parecida a una escena de la película y decidimos hacerla allí”, explica el presidente de Cedown, quien confirma que, de las 20.000 copias que sacaron, quedan menos de 2.000, por lo que el elevado ritmo de venta les está haciendo replantearse si deberían editar una segunda tanda. La recaudación va destinada a financiar la asociación, que cuenta con once trabajadores, y acoge a chicos y chicas con síndrome de Down desde edades muy tempranas hasta pasada la veintena, a los que forman y asesoran.

“Todavía hay mucho camino por recorrer”, asegura Javier Márquez, en relación a la normalización de unas personas que, en según qué ámbitos, “siguen siendo discriminadas”. “Hay que apoyarlos y que consigan sus sueños”, sostiene Márquez, quien cuenta que, los socios de mayor edad, realizan prácticas de jardinería en el Zoobotánico, participan en un taller de artesanía, practican deporte y también aprenden a desenvolverse en el ámbito doméstico con el taller de autonomía, que les enseña a realizar tareas cotidianas. “La asociación ha ido creciendo con ellos y ha ido incorporando cosas que les hacían falta”, señala el presidente de Cedown, que pide a las empresas que contratan a personas con discapacidad que sean justos con ellos y “no les pidan que hagan lo mismo que uno que no tiene”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído