Pablo Bustinduy, Juan Antonio Delgado y Noelia Vera, diputados de Podemos, participan en un acto en el Cine Astoria en el que rinden cuentas de su labor parlamentaria.

Varios sillones señoriales, unas lonas que representan los asientos del Congreso –y la gente de la calle entrando en él– y un par de leones de peluche, como los que presiden la Cámara Baja. Con esta escenografía se presentan tres diputados de Podemos para traer así El Congreso en tu plaza, que es como se llama la iniciativa organizado por la formación local. ¿Los protagonistas? Noelia Vera y Juan Antonio Delgado, diputados por Cádiz, y Pablo Bustinduy, por Madrid.

No quieren perder el contacto con la ciudadanía, dicen, por eso participan en esta iniciativa. “Las instituciones están hechas para que te aísles de la calle, estás todo el día del despacho a las comisiones…”, asegura Bustinduy, licenciado en Ciencias Políticas y encargado de las relaciones internacionales de la formación, una labor que para él es como “ser un misionero en el desierto”, ya que en España “no se habla de política internacional, sólo de Maduro”.

El TTIP (Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones), al que Podemos y otras formaciones de izquierdas se oponen o la puesta en marcha de una comisión de investigación del voto rogado –trámite que deben hacer los españoles en el extranjero para participar en las elecciones– se los apunta Bustinduy como logros de Podemos durante la legislatura interruptus que comenzó en diciembre. Ésta última cuestión preocupa especialmente a la formación morada, que fue la que obtuvo más votos procedentes del extranjero, aunque sólo votaron el 4,7% de los inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA). “Hay gente en Argentina que hizo 800 kilómetros y no pudo votar, y otros en Australia que tuvieron que cruzar el país entero, que es casi un continente”, se queja el diputado.

“Pasar 14 horas al día en el Congreso es peligrosísimo, de nada sirve si no tenemos una organización detrás que se comunique con la calle”, sostiene Noelia Vera, periodista y cabeza de lista de Podemos por Cádiz el 20D. “Tengo claro que sin calle no voy a ninguna parte, necesito del alimento continuo para llevar propuestas al Congreso”, insiste en respuesta a una pregunta de Santiago Sánchez, secretario general de Podemos Jerez y portavoz municipal de Ganemos sobre su “miedo a que te atrapen las instituciones”.

“El ADN de Podemos es estar en la calle, aunque se le puede dar la vuelta y convertir al Congreso en la calle”, apunta Juan Antonio Delgado, Guardia Civil durante 23 años y miembro activo de la AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles), el “picoletoflauta”, como él mismo asegura que le han llegado a llamar, que apuesta por “empezar a dignificar la política para que la gente vuelva a creer en los políticos”. “Vuestro voto no es un cheque en blanco”, dice dirigiéndose a los presentes en el Cine Astoria, donde se celebra el acto, y donde se refiere al PP como “la mafia siciliana”. “La gente quiere gente decente”, sostiene. Su compañero Bustinduy asegura que con la presencia de los diputados de Podemos en el Congreso, "el ruido de fondo que le llega al PP es que se les ha acabado el chollo, que se les ha acabado el tiempo de la impunidad”.

En los escasos cinco meses que han estado en el Congreso han presentado 270 propuestas no de ley y han registrado 250 preguntas parlamentarias, entre orales y escritas, aunque lamentan que la respuesta haya sido casi siempre la misma: “Que un Gobierno en funciones no tiene obligación de responder”, se queja Noelia Vera, para la que “no ha sido fácil” acostumbrarse a ver por los pasillos de la Cámara Baja “a quienes nos vendieron y metieron en esta crisis”.

“¿Por qué no se ha llegado a un acuerdo con Ciudadanos y PSOE para formar Gobierno?”, preguntan desde el público. Pablo Bustinduy responde: “Del PSOE no nos fiamos, no era obsesión por los sillones, era voluntad de asumir responsabilidades”. Por eso, dice, “el PSOE va a tener que decidir hacia qué dirección quiere tirar”. Otra pregunta, ésta sobre las posibilidades de mejoras las condiciones laborales en el país. Bustinduy contesta de nuevo: “Han conseguido que nos creamos una gran mentira: que el trabajo se crea con las reformas laborales. No. Las reformas determinan las condiciones de la gente que trabaja, precarizan el empleo que existía. El trabajo se crea teniendo un modelo productivo”.

Una señora mayor del público coge el micrófono y no pregunta, agradece: “Muchísimas gracias por tener el valor y la valentía de salir adelante, me habéis dado la ilusión de vivir”. Todos aplauden. El acto sigue con más intervenciones de los presentes, que quieren saber qué relación tiene Podemos con organizaciones de otros países, como Grecia. “Generó esperanza, por eso aquí tenemos que ganar las elecciones para alterar el equilibrio de poder en Europa”, dice Bustinduy, que alaba la iniciativa por darles “la oportunidad de decir la verdad ante vosotros”. “Nos vamos a equivocar, por eso son fundamentales espacios como éste para que nos lo digáis y redirigir el rumbo”.

Noelia Vera, para acabar, cita a Juan Diego Botto: “Todos tenemos derecho al pan, pero también a las rosas”. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído