puente_sifon_1917
puente_sifon_1917

Las lluvias torrenciales de la madrugada del pasado miércoles, 18 de octubre, provocaron numerosos daños a lo largo y ancho de Jerez, que vio cómo en apenas una hora caían casi 80 litros por metro cuadrado en algunas zonas del municipio, con picos en los que se registraron de siete a diez litros en apenas cinco minutos, además de una tormenta eléctrica de 1.700 rayos, que provocó cortes de luz e interrupciones en el servicio, por ejemplo, de varias unidades del Hospital de Jerez. Unas precipitaciones que dejaron a muchos jerezanos sin coche, con sus casas inundadas y con muebles inservibles, rememorando escenas que recuerdan a riadas anteriores, ya que la ciudad ha tenido unas cuantas durante el último siglo, que se analizan en este artículo.

La gran riada de 1917

La riada del 7 de marzo de 1917 causó estragos por toda la ribera del Guadalete —en localidades de la Sierra de Cádiz, Arcos y la Junta de los Ríos—, como recuerdan los hermanos García Lázaro en su blog Entorno a Jerez, que arrastró el puente del acueducto de Tempul, dejando sin suministro a la ciudad. “A las cuatro de la mañana, dice el guarda, que en la dirección de Arcos, vio avanzar hacia La Florida una montaña enorme de agua, que levantó el puente del sifón de La Florida (La Barca) y desapareció con él”, recogía en sus páginas El Guadalete sobre el suceso. Como consecuencia, los jerezanos estuvieron casi dos meses sin agua. El alcalde, Julio González Hontoria, aclaró tras la riada: “El suministro de agua al vecindario para beber y guisar exclusivamente, se efectuará situando botas al pie de las fuentes públicas y en el depósito del Tempul donde se facilitará individualmente la necesaria para usos indicados”. El citado rotativo contaba que la enorme crecida del río inundó los Llanos de la Ina, así como viviendas existentes en la orilla del río, “a las once de la mañana cubrían casi por completo los ojos del puente próximo al Monasterio de Cartuja”. Muy comentada fue la labor de “tres individuos con una barquilla”, Francisco Atalaya Bellido, su hijo Sebastián Atalaya Pastoriza y Francisco Carmona Moreno, quienes rescataron a numerosas personas que habían quedado atrapadas en sus casas.

El Guadalete se vuelve a desbordar en 1930

“Continúa el temporal causando daños y víctimas. Se desborda el río Guadalete y las aguas arrastran hogares, cosechas y ganados. Varios cortijos inundados. Rotura del Puente de la Florida”, recogía Diario de Jerez —en una etapa anterior a la actual— el 7 de junio de 1930, cuando se produjo otra gran inundación. El día siguiente, el rotativo reseñaba: “La Cartuja Inundada. En las barriadas rurales de San José del Valle, El Mimbral y El Portal. Daños y víctimas. El vecindario se muestra interesado en la desgracia y generoso con las víctimas", esto último en referencia a la afluencia de curiosos que acudieron a la zona para contemplar la magnitud de la tragedia. Para entonces, y para evitar sucesos como los de 1917, ya se había construido el puente de San Patricio, aunque también hubo fallecimientos y numerosas viviendas destruidas.

Una vez más sin agua potable: 1963

Jerez se volvió a quedar sin agua potable cuando, en febrero de 1963, las fuertes lluvias arrasaron con los puentes de Villamartín, Arcos, la Junta de los Ríos y el de La Florida (La Barca), lo que provocó que los Llanos de la Ina y El Portal se vieran sepultados bajo el agua. Peor lo pasaron vecinos de Las Pachecas, que tuvieron que ser rescatados por los helicópteros de la base naval de Rota. Ese año, Grazalema registró la increíble cantidad de 4.385 litros por metro cuadrado, lo que da una idea de lo que llovió durante el ejercicio.

Dos riadas en los años 70

La década de los 70 fue especialmente dañina en cuanto a inundaciones se refiere. Hubo una de grandes dimensiones en 1970 y otra en 1979, cuando perdieron su hogar 300 personas tras caer 183 litros por metro cuadrado, lo que provocó la muerte de un vecino de Cuartillos, la única víctima mortal de la riada. Las pérdidas, según publicaba el diario El País, se tasaron en 3.500 millones de pesetas —entre cosechas, viviendas, negocios y coches—, por lo que el entonces alcalde, Pedro Pacheco, pidió al gobernador civil de la provincia que declarara Jerez como zona catastrófica.

15 días fatídicos de 1996

Muchos jerezanos todavía recuerdan la riada de diciembre de 1996, cuando se desbordó el Guadalete después de estar lloviendo durante prácticamente una quincena. El 14 de ese mes, el pluviómetro de La Parra registró 70 litros por metro cuadrado en dos horas —como reseña Entorno a Jerez—, lo que provocó en los días sucesivos el corte de carreteras y la inundación de la barriada rural de Las Pachecas, donde fueron evacuadas más de 80 familias, además del poblado de Doña Blanca, El Portal y La Ina.

Más de 500 litros en 2009

Nuevamente, vecinos de barriadas rurales como Las Pachecas, El Portal y La Greduela tuvieron que dejar sus casas tras la crecida del Guadalete. En la ciudad, entonces, la Unidad Militar de Emergencias tuvo que ayudar a reponer dos tendidos eléctricos de alta tensión que se vieron dañados por las fuertes lluvias, que dejaron más de 500 litros por metro cuadrado durante los días que duró el temporal, cuando se desalojó a un centenar de vecinos de la zona rural y se mantenía en alerta a otros 2.000 si continuaban las lluvias.

Fuerte lluvia y viento en noviembre de 2014

En dos días, entre el miércoles 26 y el viernes 28 de noviembre de 2014, cayeron en Jerez casi 100 litros por metro cuadrado, a lo que hubo que sumar un fuerte viento —que alcanzó los 76 kilómetros por hora—, que provocó desprendimientos de las ramas de algunos árboles y también de ornamentos de fachadas. La avenida Cantos Ropero del polígono industrial El Portal —donde hubo que cortar el tráfico— fue una de las más perjudicadas, y también hubo cortes de luz en Madre de Dios y se anegaron carreteras cerca de La Ina, en Las Pachecas y en Torrecera.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído