La lucha por unas pensiones dignas: "Lo hacemos por nosotros y por nuestros hijos y nietos"

marea_pensionistas-3
marea_pensionistas-3

La marea de jubilados y pensionistas de Jerez mantiene su segunda asamblea con el objetivo de reivindicar mejoras para un colectivo que denuncia la pérdida, cada vez mayor, de poder adquisitivo.

Mari Ángeles Muñoz, vecina de La Granja de 68 años, es la primera vez que asiste a una asamblea de la marea de pensionistas y jubilados de Jerez. Se enteró por Facebook de la convocatoria, ya que afirma que se maneja “un poco” con el ordenador, y sintió la necesidad de acudir y enterarse de lo que se cuece en este colectivo que empezó a gestarse el pasado febrero pero que dio oficialmente sus primeros pasos a finales del pasado julio. “Me anima la inquietud, la injusticia, saber que cotizamos durante muchos años para que ahora las pensiones se estanquen, que en lugar de avanzar retrocedamos y perdamos todo lo que habíamos conseguido”.

Esta mujer es una más de esos que algunos bautizaron como yayoflautas: jubilados que en lugar de quedarse en casa disfrutando de su merecido descanso prefieren permanecer activos y luchar por sus derechos y los de sus hijos, esos que a raíz de la crisis necesitaron volver a casa de sus padres buscando el hogar que un banco les arrebató o la ayuda económica que no tenían tras agotar sus prestaciones de desempleo.

La marea jerezana, formada por personas a título individual, algunos pertenecientes a partidos políticos, sindicatos y asociaciones y colectivos vecinales y ciudadanos, nació ante la preocupación generada por el deterioro y la bajada del capital del Fondo de Reserva de la Seguridad Social y para defender el sistema público de pensiones. Solo hay que recordar que el pasado mes de junio se conocía que dicho fondo estaba bajo mínimos históricos y que habría que recurrir a un crédito de 6.000 millones para pagar la paga extra de verano de los pensionistas. “No solo lo hacemos por nosotros, sino por nuestros hijos y nietos”, razona Mari Ángeles, que recuerda el papel fundamental de los abuelos en estos tiempos tan difíciles. “A veces parecemos criados baratos. No tenemos libertad para hacer lo que queremos, porque muchos pensionistas estamos sacando a nuestras familias adelante, nos encargamos de los nietos para que sus padres puedan trabajar o ayudamos económicamente. Y todo eso estando en la recta final de nuestros días, que es cuando deberíamos aprovechar para descansar y disfrutar”.

La recoleta placita que comunica la calle Belén con la plaza de la Asunción fue el lugar donde más de una treintena de pensionistas decidieron celebrar su segunda asamblea, en la que entre otras cosas se comunicó la importancia de convertirse en un grupo activo en la calle y que se encargue de dar a conocer, sobre todo entre la población anciana, problemas como el de las pensiones, el copago sanitario o la pobreza energética, entre otros. Junto a Jerez, ya hay otras mareas en diferentes ciudades del país, que han visto la importancia de movilizar a un colectivo que aglutina en España a más de nueve millones y medio de personas —31.000 de ellos en Jerez—. “Queremos influir en las decisiones que se tomen en el Parlamento para que respondan a nuestras reivindicaciones y proponemos no votar a los partidos que no las lleven en sus programas y tomen posturas contrarias a las mismas”, señala la marea en un comunicado que repartió entre los asistentes.

De momento, el colectivo jerezano ha decidido reunirse a primeros de septiembre en otra asamblea en la que ya se pretenden formar los diferentes grupos de trabajo. Esta reunión, en principio, se llevará a cabo en el centro, en el centro social de mayores de la plaza de Las Angustias, aunque también se pretende que estos encuentros se lleven a cabo en diferentes barriadas y pedanías. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído