incendio_la_greduela.jpg
incendio_la_greduela.jpg

48 horas después del incendio de su vivienda, Carmen Carrillo, con una nieta y una hija con una minusvalía a su cargo, afirma sentirse "desesperada". Sin seguro de hogar, ahora espera colaboración ciudadana y del Ayuntamiento para salir adelante. 

Cuarenta y ocho horas después del incendio de su vivienda, a Carmen Carrillo se le resquebraja la voz cuando intenta explicar la impotencia que siente tras haberlo perdido prácticamente todo en apenas una hora. Su vivienda, en la barriada rural de La Greduela, se vio afectado por un fuego originado por una estufa de una mesa camilla situada en el salón. Dicha dependencia, junto a la cocina, fue la más afectada por las llamas, mientras que el resto de la casa se ha cubierto de hollín a consecuencia de la humareda.

“He ido al Ayuntamiento de La Barca, pero el alcalde me dice que esto pertenece a Jerez. Me tienen que llamar de Bienestar Social, pero aquí no ha venido nadie”, relata desesperada a lavozdelsur.es. Carmen, divorciada, con una nieta y una hija de 22 años a su cargo por una discapacidad causada por una enfermedad rara, que además espera su segundo hijo, afirma estar “desesperada”. No tenía contratado ningún seguro de hogar y ahora se ve empezando de cero. “El salón se ha perdido por completo, los electrodomésticos de la cocina también, el cableado eléctrico hay que ponerlo nuevo, los azulejos están reventados, se ha caído parte del techo y las habitaciones a donde no llegó el fuego están negras por el humo”.

Carmen, al menos, ha encontrado apoyo en sus vecinos. Gracias a ellos se pudo rescatar su ropa y la de su familia, que ahora lavan entre unos cuantos para desprenderle el tono negruzco y el olor a hollín. De momento se están quedando a dormir en casa de su madre, pero por su ubicación no le viene tan bien tanto para dejar a su nieta en el autobús escolar por las mañanas como para ir a trabajar al bar donde ejerce de camarera, en Torrecera.

Amigos también se han acercado a su casa para comenzar las tareas de limpieza, que serán lentas y costosas, porque hay que pintar y arreglar techos y paredes, entre otras cosas. “Lo importante ahora es arreglar la casa. Me han comentado que hay gente que quiere donarme muebles, pero hasta que la casa no vuelva a ser habitable no puedo meter nada, sobre todo por el mal olor que hay”.

A última hora de la mañana de este lunes, Carmen recibía notificación por parte del Ayuntamiento de que la delegada de Medio Rural y Acción Social, Carmen Collado, se reunirá con ella el miércoles. Tiene esperanzas de que desde el Consistorio puedan echarle una mano, pero sabe que quizás no sea suficiente. Por ello, ha abierto una cuenta bancaria en la que pide colaboración. “Toda ayuda es poca”.

Cuenta corriente para ayudar a Carmen Carrillo: ES95 2100 8511 0901 0013 0351

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído