Jerez, en el 'top' de las grandes ciudades andaluzas con mayor presión fiscal

Raul-Ramírez_0002-1024x576
Raul-Ramírez_0002-1024x576

El Año Nuevo conlleva la entrada en vigor de las nuevas ordenanzas fiscales del municipio, impuestos y tasas "desorbitados" e "insolidarios", según Raúl Ramírez (Foro). El candidato reclama una revisión integral de la estructura fiscal jerezana para que "paguen más quienes más tienen". El IBI ha subido desde 2011, pese a que la alcaldesa, que mantiene que se está ante unas ordenanzas "sociales", proclama que ha tumbado el catastrazo.

El candidato a la Alcaldía de Foro Ciudadano de Jerez, Raúl Ramírez, ha acusado a la alcaldesa, María José García-Pelayo, y a su gobierno local del Partido Popular de “coser descaradamente a los jerezanos a impuestos, sin un mínimo de solidaridad y cuando peor lo están pasando. Porque aunque para el PP haya acabado la crisis, los hogares españoles y jerezanos, así como las insoportables tasas de paro, demuestran todo lo contrario”. En este sentido, el alcaldable ha afirmado que “no puede ser que Jerez vaya a volver a tener en este Año Nuevo una de las presiones fiscales más elevadas de toda Andalucía, con tasas e impuestos desorbitados e impropios de una ciudad con más de 34.300 desempleados y desempleadas, y unos servicios públicos tan insuficientes”.

“¿Para qué están haciendo los jerezanos y jerezanas tantísimos esfuerzos por cumplir religiosamente con sus obligaciones tributarias? ¿A dónde va tantísimo dinero si los servicios cada vez son peores y el Ayuntamiento está sumido en una parálisis total por culpa de esta gobierno ineficaz y despilfarrador?”, ha cuestionado. Y ha añadido: “Desde Foro Ciudadano creemos que mantener estos niveles impositivos es muy injusto para los jerezanos y muy nocivo y dañino para la recuperación socioeconómica de la ciudad y el saneamiento del Ayuntamiento. Creemos firmemente que bajar los impuestos es dinamizar la economía y generar empleo y riqueza porque supone, aunque parezca paradójico, más recaudación ya que precisamente ese movimiento hace que más personas emprendan, coticen, consuman y tributen. El PP y la señora Pelayo lo tenían claro hasta hace tres años y medio pero parece que se les olvidó”.

Al margen de denunciar “por enésima vez” la “total falta de transparencia” de un gobierno del PP que “insiste en engañar continuamente y confundir a la opinión pública”, Raúl Ramírez ha manifestado, en contra de las declaraciones de hace unos días de la alcaldesa Pelayo, que son unos impuestos y tasas que “no reactivan la economía, no ayudan a los emprendedores y autónomos, no ayudan a las familias para cumplir con sus obligaciones tributarias y, ni mucho menos, servirán para la creación de empleo en nuestra municipio”. En este punto, ha recordado que desde “principios de mandato venimos reclamando desde Foro Ciudadano de Jerez una modificación y revisión integral de las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Jerez, para la que desde esta organización hemos lanzando ya incontables propuestas que siempre caen en saco roto”.

Aquí, ha subrayado medidas “valientes” planteadas por Foro como puede ser gravar con un 50% de recargo de IBI a entidades financieras que mantengan viviendas vacías en el municipio; redistribuir este impuesto adaptándolo a la realidad actual del mercado inmobiliario y haciendo que paguen más quienes más tienen con la creación, por ejemplo, de las denominadas contribuciones especiales; eliminar o minimizar a niveles de antes de la crisis el Impuesto de Construcciones y Obras (ICIO), “porque no es normal que antes del crack del ladrillo tuviera un tipo impositivo de un 0,88% y ahora de un 3,62… E incluso hemos elevado a los plenos de Ayuntamiento y Diputación la necesidad de que el Gobierno central rebaje el IVA cultural del 21% que tanto daña también a nuestra economía local”. “Es posible mantener el mismo nivel de ingresos, apretando a quienes pueden, y compensándoles por la vía de generación de actividad y movimiento económico, que al final es la clave de la ansiada recuperación social y económica”, ha mantenido.

Por otra parte, Raúl Ramírez también pregunta al gobierno local del PP qué ocurre con una supuesta sentencia desfavorable para el Ayuntamiento que se ha recibido y por la que tendrá que devolver las cuotas de IBI ingresadas a propietarios de suelo urbanizable que el Tribunal Supremo lo ha considerado como rústico. “Nos tememos que son muchos millones de euros que hay que devolver por el afán recaudatorio de este gobierno local; un enorme ‘marrón’ que tendrá que resolver el próximo gobierno local”, ha añadido. A todo esto, el alcaldable de Foro ha cuestionado a la alcaldesa Pelayo sobre el grado de cumplimiento del Plan de Ajuste: “Qué casualidad que para lo único con lo que cumplen con el Plan de Ajuste es para mantener los ingresos en concepto de IBI sea como sea. Y eso, pese a que los valores catastrales bajarán en torno a un 30% este año”, ha enfatizado.

Y es que, asegura, el último Plan de Ajuste aprobado en junio pasado establece que “las cuotas del IBI  se mantengan y una vez se actualice la ponencia se subirá el tipo impositivo para que la recaudación no baje”. Así las cosas, ha concluido diciendo que “lo tuvimos claro y lo tenemos claro, hay que reorganizar, replantear, toda la estructura fiscal del municipio bajo una premisa básica: que paguen más quienes más tienen. Y en el caso del IBI también. Del mismo modo, hay que reducir los impuestos y tasas que influyen en la actividad económica, en las pymes y en el autoempleo. El gobierno municipal del PP debe ser valiente, justo y solidario ante la alarma socioeconómica de Jerez”, ha zanjado Ramírez, dejando claro que solo en la llamada ‘contribución’ (IBI) el recibo ha crecido un 1,3% desde 2011, pasando de una media de 382,46 euros a 387,32 euros, si bien en 2012 y 2013 los incrementos aún fueron superiores.

"Son unas ordenanzas solidarias y sociales", dice Pelayo

Esta misma semana, el gobierno local informaba a través de una nota de prensa de que "las ordenanzas fiscales para 2015, que cumplen el compromiso del gobierno municipal de no subir los impuestos, tasas y precios públicos, manteniéndose además las exenciones y bonificaciones existentes, con la prioridad de incentivar el empleo y la atención social, entran en vigor este 1 de enero, una vez que han pasado el periodo de exposición pública". La alcaldesa, María José García-Pelayo, ha reiterado que estas ordenanzas “a pesar de no introducir grandes novedades con respecto a las ordenanzas fiscales de otros años, sí cumplen con el compromiso de este gobierno municipal de no subir los impuestos así como las condiciones estipuladas en los contratos contraídos por el Ayuntamiento con la aplicación del IPC de septiembre, lo que supone una bajada de la tasa del agua y el alcantarillado”.

Y ha recordado igualmente como un aspecto destacado que estas ordenanzas han contado con el apoyo del Pleno del Consejo Social de la Ciudad. “Se trata de unas ordenanzas solidarias y sociales, que mantienen las exenciones y bonificaciones de las que se benefician los ciudadanos actualmente y que se plantean como objetivo la creación de empleo y la riqueza en la ciudad”, ha señalado la regidora popular. El ejecutivo del PP ha recordado, asimismo, que estas ordenanzas "recogen la modificación del coeficiente de valores catastrales para el año 2015, al que Jerez se ha acogido y que supondrá una reducción de dichos valores del 29%". Una reducción que se acumula a la reducción del 27 por ciento del año anterior y que significa, según Pelayo, que “en Jerez ya no existe catastrazo. Podemos decir, por tanto, que el catastrazo queda absorbido, un catastrazo que hay que recordar que implantó en la ciudad el gobierno municipal del partido socialista”.

Otra novedad de estas ordenanzas fiscales que han entrado en vigor con el Año Nuevo es una nueva tasa reguladora de los servicios de recogida y retirada de animales sueltos y abandonados en la vía pública. Esta tasa, que se cobrará a los propietarios de los animales abandonados en la vía pública, corresponderá a los servicios que haya que prestar por motivos de seguridad y salubridad para la recogida y retirada de animales vagabundos, perdidos o abandonados que deambulen por la vía pública así como los servicios propios del Centro Zoosanitario Municipal. Servicio, por cierto, que el gobierno de Pelayo también ha ordenado recientemente privatizar.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído