Insulta, agrede con puñetazos a sanitarios y amenaza con quemar un centro de salud de Jerez

La Policía nacional detiene a dos personas que insultaron y amenazaron a médicos de un centro de salud del SAS por no poderle facilitar un vaso de agua para ingerir una pastilla por la normativa covid

La Policía Nacional en Jerez.
La Policía Nacional en Jerez.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jerez a un hombre y a una mujer de 34 y 28 años de edad como presuntos autores de los delitos de atentado contra funcionarios públicos sanitarios, amenazas graves, delito contra la seguridad vial y atentado contra agentes de la autoridad.

Los mismos presuntamente actuaron de forma violenta en el interior de un Centro de Salud de barrio del Servicio Andaluz de Salud, insultaron y amenazaron a médicos y enfermeros inmediatamente después de que no accedieran a sus imposiciones, trataron de agredir a celadores y personal de seguridad privada mediante puñetazos y patadas, amenazaron reiteradamente con quemar el edificio, huyeron del lugar a gran velocidad en un vehículo a motor y finalmente, se resistieron activamente a su detención llegando a agredir a los agentes de la Policía Nacional que les localizaron circulando por la zona sur de Jerez.

La intervención se inició a raíz de la llamada al 091 por parte de otros usuarios del Centro de Salud que observaron la reacción desmedida y violenta de un varón de complexión fuerte y 1.90 cm de altura después de que, al parecer, la enfermera de una consulta le indicara que no le podía facilitar un vaso de agua para ingerir una pastilla debido a las restricciones sanitarias excepcionales por el Covid-19, y que debía tomar el agua de un grifo cercano habilitado a tal fin en el pasillo central.

En ese momento el individuo comenzó a amenazar, insultar y denigrar, tanto a los profesionales de la consulta de urgencias que lo habían atendido, como al resto de personal sanitario que, alertados, acudieron al lugar de donde provenían los fuertes gritos.

El varón acompañado de la fémina, insistía en que iba acabar con la vida de todos los presentes y que iba a quemar el edificio entero, lo que obligó a la intervención de uno de los celadores y del vigilante de seguridad que en esos momentos prestaba servicio en los accesos del edificio, los mismos fueron recibidos por el varón con una violencia inusitada lanzandoles fuertes golpes mediante patadas y puñetazos.

Ambas personas abandonaron el lugar continuando en todo momento con su actitud agresiva y las amenazas, a bordo de un vehículo tipo turismo de alta gama que tenían estacionado junto a la puerta, sin embargo los testigos de los hechos pudieron observar las características del vehículo así como su matrícula que comunicaron a la Policía Nacional a través de 091, quién dirigió de forma inmediata hacia el lugar a varios indicativos radio patrullas.

Los agentes emprendieron la búsqueda de los autores de los hechos localizándolos minutos más tarde en la cercana Avenida Blas Infante circulando con el turismo referido, cuando los agentes le dieron el alto y le cerraron el paso, el varón descendió del vehículo y se abalanzó contra los dos agentes tratando igualmente de agredirlos, obligando a los dos policías a emplear la fuerza mínima imprescindible para lograr inmovilizarlo.

Mientras los agentes bregaban con el varón violento, la mujer se acercó por la espalda a los mismos y comenzó a agredirlos y tratando de arañarles la cara con las uñas, sin embargo contaron con el ayuda de una agente de la Policía Local de Jerez que prestaba servicio en un recinto municipal cercano y que, al presenciar los hechos, acudió para asistir a los agentes nacionales, cruzando a la carrera la avenida pudiendo evitar que la fémina continuara su ataque por la espalda, y consiguiendo, no sin antes sufrir ella misma sus acometidas, lograr reducirla y detenerla.

Ambos individuos fueron detenidos como presuntos autores de atentado contra agente de la autoridad, atentado contra funcionarios públicos, amenazas y coacciones y otro de delito de daños al varón, ya que causó destrozos en el interior del coche patrulla cuando era trasladado a la Comisaría de Jerez, ambos fueron trasladados a las dependencias policiales donde ingresaron en el área de calabozos hasta que prestaron declaración ante la Autoridad Judicial en funciones de Guardia.

La colaboración del vigilante de seguridad del centro y de la agente de la Policía Local de Jerez fueron indispensables para la localización y ayuda en la detención de los causantes.

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído