IMG_8564-copia.jpg
IMG_8564-copia.jpg

La empresa pública Aguas de la Sierra comunicó hace unos días la dificultad de prestar el servicio.

Torrecera y Guadalcacín quieren seguir adelante con la remunicipalización del agua. Estella se lo está pensando, no muestra todavía sus cartas. Aguas de la Sierra, la empresa pública de la Mancomunidad de municipios de la Sierra de Cádiz con la que negociaron para que les prestara el servicio, les comunicó hace unos días la dificultad de ejecutar el acuerdo al que llegaron hace meses, como publicó el diario Información Jerez.

Aguas de la Sierra advirtió que haría falta hacer “importantes obras para la separación del mallado de la red”, unas actuaciones de las que todavía no se conocen costes, y que el precio final del agua no sería muy distinto del que tienen ahora. “Debe entenderse que el ahorro para los ciudadanos será bastante menor a lo previsto inicialmente”, aseguran desde la empresa en declaraciones al citado diario.

Ante esta situación, Manuel Bertolet, alcalde de Torrecea, y Nieves Mendoza, alcaldesa de Guadalcacín, han querido salir al paso: “Entendemos que la Mancomunidad está obligada a realizar un nuevo estudio ante nuevas circunstancias después de que en las sucesivas reuniones que hemos mantenido últimamente la actitud del actual alcalde de Estella haya sido la de no definirse, a pesar de que existe un acuerdo previo de pleno y la firma rubricada hace un año por el alcalde anterior”.

“Para cualquiera es comprensible entender que no es igual trasladar servicios para dos que para tres entidades locales; y dado que el alcalde de Estella no define con claridad su actual actitud, a pesar el acuerdo tomado en su junta vecinal; la Mancomunidad está obligada como institución a analizar estos nuevos factores para que el nuevo estudio responda a la nueva realidad”, añaden desde Guadalcacín y Torrecera, entidades gobernadas por PSOE e IU respectivamente, mientras que Estella cambió de alcalde en mayo y ahora tiene un regidor del PP, Ricardo Sánchez.

Por eso las otras dos ELA tienen sus dudas: “No entramos en valorar si Estella tiene ahora otra hoja de ruta y quién la marca”, dicen. “En nuestro caso”, continúan, “no es una cuestión de siglas, sino de convicción de que un servicio público como el del agua no puede ni debe estar en manos privadas”. Así, tanto Guadalcacín como Torrecera aseguran que su voluntad de gestionar públicamente el agua “sigue intacta” y una vez tengan el nuevo informe de Mancomunidad decidirán cómo prestar el servicio, “si a través de la Mancomunidad, si solos o acompañados”.

El gobierno local, tras hacerse públicas las dudas de la Mancomunidad, ya se mostró partidario de que las ELA gestionen el servicio de forma directa. “Ellos tendrán que evaluar ahora qué es lo que más le interesa a sus pueblos y ahí tenemos poco que decir. Lo único que queremos dejar claro es que nosotros no vamos a poner ninguna traba, porque lo que queremos es que se de una solución definitiva a este asunto”, asegura el teniente de alcaldesa José Antonio Díaz, en declaraciones al diario Información. El PP local, por su parte, apunta que los socialistas usaron a la Mancomunidad con “intereses partidistas” prometiendo una bajada en los recibos del agua que “no va a poder materializarse en realidad”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído