inicio_curso_escuela_de_arte_2015_04
inicio_curso_escuela_de_arte_2015_04

El centro educativo afronta un nuevo curso escolar con la ilusión de seguir creando arte pese a los escasos medios con los que cuenta.

Sus pasillos son recorridos por miles de estudiantes que siguen creyendo en el arte como forma de expresión. Las paredes han acogido múltiples exposiciones de artistas de referencia, además de haber servido de espejo para las obras de los jóvenes artistas que empiezan a abrirse camino. La Escuela de Arte de Jerez comienza un nuevo curso con múltiples opciones de estudio. Este año, además, el centro jerezano cuenta con la novedad del cuarto curso de estudios superiores de diseño de interiores y diseño gráfico, una oportunidad extraordinaria para aquellos estudiantes que deseen abrir puertas más desarrolladas al mundo laboral.

Como cada inicio escolar la organización es complicada, sobre todo cuando siguen llegando más estudiantes para poder desarrollarse profesionalmente y el centro educativo trata de ajustar los espacios al no poseer suficientes medios para acoger un número tan alto. Pese a todo, los profesionales del centro, encabezados por su director Neftali Pérez, no pierden su espíritu de lucha por ayudar a crecer a la Escuela de Arte.

Desde 1963 y hasta principios de los 90, la escuela imparte las enseñanzas de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, hasta la paulatina implantación de las distintas leyes y reformas educativas que llegan hasta hoy. Una de las nuevas imparticiones es la de los estudios superiores de diseño gráfico y diseño de interiores. Neftalí Pérez, director del centro, explica: "Tenemos este año la gran novedad de estos estudios, además del primer de bachillerato con la ley Lomce y el segundo de bachillerato con la Logse. La Escuela está a tope y tenemos falta de espacio, salimos hacia adelante como podemos porque hay una amplia falta de medios”.

El espacio es otro de los mayores problemas que viene albergando la Escuela de Arte. “La especificidad de las enseñanzas requieren medios especiales además de un mayor espacio, estamos apretados. Solicitamos al Ayuntamiento y a la delegación de Educación de Cádiz un nuevo espacio como es la antigua Escuela de Idiomas y de palabra nos dijeron que sí, pero no nos han vuelto a llamar”. En este mismo sentido, el director del centro también achaca la falta de personal que tiene su Escuela. “Deberíamos tener dos administrativos y solo tenemos uno, además de poseer tres conserjes, y nos haría falta otro. Faltan también algunos profesores que imagino que dentro de una semana tendremos. Los presupuestos se llevan recortando años y años; en tres años hemos perdido un 40% de presupuesto”.

El director va más allá incluso al señalar que una de las zonas de la Escuela de Arte está construida desde el pasado siglo XVI y no está bien conservada. “Este edificio pertenece al Ayuntamiento y hay un claustro encima de mi despacho que puede ser problemático. Se hizo una cata y nos dijeron que no se podía dar clase en ese claustro, está sin acondicionar y a riesgo de caerse, el día que se caiga y por desgracia pase algo, veremos qué pasa. El Ayuntamiento tiene que venir a verlo o los responsables de la Junta de Andalucía. Yo planteé la idea de que si me arreglaban este problema no haría falta que nos fuéramos a otro edificio pero dijeron que arreglarlo era muy caro y a la espera estamos de una solución”.

Pese a los problemas que sufre el recinto, Neftalí se para a contemplar la cara de ilusión de los alumnos. “El otro día tuvimos la presentación del curso y me gusta ver en las caras de los alumnos sus ganas, ese no saber dónde están. El nerviosismo de la primera vez siempre es muy bonito. La Escuela de Arte no es un instituto, somos un centro de enseñanza de régimen especial y la relación que tenemos aquí no existe en la universidad. El meterse a estudiar es para que la sociedad posteriormente valore el trabajo creativo que por desgracia no se valora como se debe. Nosotros seguiremos formando a profesionales, los trabajos de muchos de nuestros alumnos se ven y se han visto en exposiciones, además de que muchos están incluso trabajando sin haber acabado la enseñanza. Una ciudad como Jerez debe tener una Escuela de Arte a su medida, espero que los recorten paren de una vez”.

Lidia está en su último año de estudios de la especialidad en diseño de interiores. Lleva diez años en la Escuela de Arte, un lugar que es como su segunda casa. “Mi promoción ha sido la primera de los estudios superiores. Estoy muy contenta porque este año ya finalizo mis estudios. Han sido años duros pero estoy encantada de estudiar aquí. Las disciplinas que se imparten son muy buenas, aunque se echa en falta que haya más medios”. En el mismo sentido se expresa Carlos, un alumno de primer año en la especialidad de diseño gráfico. “Hice aquí mis estudios de bachillerato y ahora voy a hacer diseño gráfico. Estoy muy contento porque he entrado al hacer una prueba específica donde he sacado casi un ocho. El ambiente que se respira aquí es muy bueno y la Escuela de Arte debería tener un mayor reconocimiento”.

Aunque las nuevas tecnologías estén dando paso a otro tipo de estudios, hay enseñanzas que consiguen mejorar gracias a esos nuevos avances. Los estudios de cerámica siguen llamando la atención de muchos alumnos. Una de las profesoras de estos talleres, Aurelia García, asegura que “los nuevos avances permiten que la cerámica incluso mejore. Llevo cuatro años como profesora en este centro y pese a las dificultades que podamos encontrar, vamos mejorando. Los alumnos cuando llegan por primera vez lo hacen expectantes de cara a saber lo que van a encontrar. Al final siempre quedan satisfechos y quieren más”.

La Escuela de Arte tendrá también este año una amplia oferta de eventos donde destacan un curso más el PHI Festival 2016, las jornadas de comunicación Trayectorias, además de otras exposiciones de arte, cultura y moda.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído