Mesa_Tecnica_de_la_Semana_Santa_1-1024x678
Mesa_Tecnica_de_la_Semana_Santa_1-1024x678

También libra otras partidas, sin especificar la cantidad, para restaurar la imagen del Prendimiento y reparaciones en la ermita de San Telmo y la capilla de La Yedra. Recientemente cedió gratis el Palacio de Garvey en el Mamelón a la Unión de Hermandades y el pasado verano destinó con el dinero del canon por la privatización del agua casi 650.000 al mantenimiento de tres templos de la ciudad.

El pleno municipal de este pasado viernes aprobó por vía de urgencia una propuesta de modificación presupuestaria cifrada en unos 800.000 euros, de los que 109.000 irán destinados a las hermandades y cofradías de la ciudad. También se añaden otras partidas de dinero público destinadas, entre otras cosas, a la restauración de la imagen del Prendimiento, así como a reparaciones en templos como la ermita de San Telmo y la capilla de La Yedra. En estos últimos casos, el gobierno municipal no ha especificado qué cantidad transferirá para la conservación de este patrimonio religioso de la ciudad, tras la enorme polvareda que levantó en el último verano cuando aprobó tres convenios con otras tantas hermandades para la rehabilitación de sus templos. Andalucía Laica, y otras organizaciones políticas y sociales, denunció que se destinasen 647.000 euros a "obras de mantenimiento" en las iglesias de Santiago, San Mateo y San Juan de los Caballeros, justificándolo en el hecho de que la Iglesia católica "tiene suficiente dinero para restaurar sus edificios". "Cualquier persona o entidad privada -adujeron- está obligada a sostener, con sus medios, el patrimonio de su propiedad", constituyendo "un abuso flagrante" e "incompatible con la Constitución" el uso de "recursos públicos para el sostenimiento de propiedades privadas". La tercera modificación del Presupuesto municipal para 2014, que entró en vigor hace unas semanas tras ser aprobado diez meses después de arrancar el ejercicio presupuestario, no estuvo exenta de polémica en el debate plenario. Sobre todo, si se tiene en cuenta que cuando aún se estaba confeccionado el Presupuesto la alcaldesa, María José García-Pelayo (PP), aseguró que las previsiones económicas municipales eran "realistas por primera vez". En el pleno la regidora popular insistió en que "las partidas no se tocan, solo se modifican los capítulos". Sin apenas ofrecer información sobre esta nueva ayuda pública para las hermandades, el gobierno local se limitó a afirmar en un comunicado remitido por el gabinete de prensa municipal que "los acuerdos individuales con las hermandades, a las que se destinarán este año 109.000 euros, conforman una partida similar a la fijada en años anteriores con la Unión de Hermandades, y que servirá también para reforzar la atención social en la ciudad". Según ha podido saber este medio, las cofradías han tenido serias dificultades este año para cobrar ya que la Intervención del Ayuntamiento ha sido muy exigente al reclamar los justificantes del destino del dinero público que recibieron, "sin que en algunos casos esa justificación haya sido sencilla".
Mesa técnica de la Semana Santa, celebrada en días pasados en el Ayuntamiento.

No queda claro, en todo caso, si esta es una partida adicional o si formará parte de un nuevo convenio con la Unión de Hermandades con el que teóricamente se sufragaba el montaje y desmontaje de la Carrera Oficial, cifrado en unos 105.000 euros anuales. Como se recordará, en verano de 2013 el PSOE censuró el coste que supone la instalación de los palcos de Semana Santa para las arcas municipales, ya que según el balance de cuentas de la Unión de Hermandades la colocación de toda esta infraestructura está suponiendo un gasto superior a 105.100 euros, superando el presupuesto previsto en un principio. Desde el PSOE explicaban entonces que "esta cantidad es lo que el Ayuntamiento ha destinado en concepto de subvención al organismo cofrade en función de los compromisos adquiridos por el convenio firmado entre ambas partes antes de la Semana Santa". Insistían, además, que mediante este acuerdo el Ayuntamiento dejaba en manos de la Unión de Hermandades la instalación de los palcos en la Carrera Oficial y, como contrapartida, subvencionaba la cantidad correspondiente del coste de todo el dispositivo. Es decir, que el Ayuntamiento finalmente es el que hace frente a un gasto extraordinario, "cuando en años anteriores el montaje de los palcos suponía un coste cero para las arcas municipales, ya que toda esta infraestructura se hacía con personal municipal". Las ayudas y el apoyo económico a las cofradías jerezanas, encabezadas por la Unión de Hermandades (UH) que preside Pedro Pérez, es constante. Recientemente se conocía la cesión gratuita del Palacio Garvey del Mamelón -hasta ahora sede municipal de Participación Ciudadana- a esta institución. La Plataforma Social de Jerez solicitó sin éxito en su momento acceso al expediente administrativo del convenio con la UH al objeto de “comprobar y contrastar los términos en que se ha fundamentado esta decisión con nuestro análisis del citado convenio, que nos lleva a poner en cuestión muchos de sus elementos formales y sustantivos”. “No se trata de erigirnos en abanderados de un discurso populista anticofradiero. Nos limitamos a poner en cuestión circunstancias y hechos concretos, cuya consideración es compatible con el reconocimiento a las hermandades y cofradías por su contribución a la generación de riqueza y atractivos culturales y turísticos de la ciudad”, dijeron, para añadir: “Este reconocimiento no puede justificar ni el trato de privilegio que el Ayuntamiento de Jerez brinda sistemáticamente a las hermandades con respecto a otras instancias de nuestra sociedad civil, también merecedoras de reconocimiento a su labor, ni la toma de decisiones públicas al margen de los límites y procedimientos que impone el Estado de Derecho”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído