La concesionaria cambia el tiempo límite de estacionamiento en Conocedores y Ronda Muleros y no descarta hacerlo en varias vías de Madre de Dios.

La ciudad cuenta con 1.500 nuevas plazas de estacionamiento regulado desde el pasado mes de junio, cuando se hizo efectiva la ampliación de la ORA —Ordenanza Reguladora de Aparcamiento— que dejó acordada el anterior gobierno local del PP, que cobró 4,2 millones de euros a la empresa concesionaria, Setex-Aparki, por permitirle ampliar su radio de acción durante los próximos diez años. Pero la zona azul, sobre todo en zonas más lejanas al centro, no ha tenido la aceptación que la empresa esperaba. Las imágenes de plazas de aparcamiento vacías en zonas como el entorno de la plaza de toros son comunes desde que se ejecutó la ampliación.

La empresa, ante la poca aceptación en determinadas zonas, ha decidido cambiar el color de algunas calles, y así ahora Conocedores y Ronda Muleros han pasado de ser zona azul a zona verde, lo que en la práctica significa que el tiempo máximo de estacionamiento pasa de dos a cinco horas. La zona naranja, que en principio permitía aparcar tan solo media hora, pasó después de un periodo de "pruebas" a un tiempo máximo de una hora. El pliego de condiciones del servicio permite la modificación de algunas calles si la empresa lo considera oportuno, por lo que en las próximas semanas podrían pasar también a zona verde otras vías como las calles Juana Jugán y Rayón, en Madre de Dios.

“La empresa, ante la poca aceptación que ha habido, ha solicitado cambiarlo”, reconoce el teniente de alcaldesa de Movilidad, José Antonio Díaz, que informa de que ahora pasan a zona verde 54 plazas de Ronda Muleros y 18 de la calle Conocedores. “Ahora se puede estacionar más tiempo y más barato”, señala Díaz, ya que por 2,55 horas se permite aparcar cinco horas en estas vías. “Esto permite aliviar la zona”, asegura.

El gobierno local del PSOE, que se encontró con este “regalo” del anterior Ayuntamiento gestionado por el PP, se planteó incluso la posibilidad de rescindir el contrato con la empresa concesionaria, aunque terminó desestimando esta opción por el alto coste de la operación, que oscilaría entre los 5,5 y los ocho millones de euros. La devolución del canon —4,2 millones—, el lucro cesante —1,1 millones—, la indemnización por daños y perjuicios —200.000 euros— justifican el coste de la rescisión del contrato, que se puede incrementar con otros conceptos hasta los ocho millones anunciados. La ORA, tras su primera fase de ampliación realizada en junio, llegó más tarde a los barrios de San Mateo y San Miguel.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído