Autobuses_0002-300x168
Autobuses_0002-300x168

El edil socialista José Manuel Jiménez valora positivamente la celebración de la Semana de la Movilidad, pero considera “absurdo” que el Consistorio promueva el uso de autobuses urbanos que, debido a su antigüedad, son perjudiciales para el medio ambiente

Dos urbanos junto a la parada de Esteve en una imagen retrospectiva.

La Semana Europea de la Movilidad, celebrada en la ciudad hasta este lunes, una actividad en la que según el delegado de Movilidad, Agustín Muñoz, "se han cumplido los objetivos de concienciación hacia una movilidad sostenible bajo el lema de esta edición". Sin embargo, el concejal socialista José Manuel Jiménez considera que "el Ayuntamiento y Pelayo son los primeros que contaminan Jerez porque tenemos una flota de autobuses que, además de estar en pésimo estado e incluso representar un peligro para los viajeros y resto de conductores, no usan biocombustible, son los grandes culpables de que los índices de contaminación en Jerez estén por encima de lo recomendado”.

El edil recuerda que ya solicitó a la alcaldesa el pasado mes de junio que adoptara de manera urgente medidas para reducir la contaminación del aire en la ciudad, después de que se hiciera público un informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud) en el que se incluía a Jerez entre las ciudades más contaminadas de España, superando los límites máximos permitidos. El PSOE apunta que la Junta elaboró hace meses un informe monográfico dedicado a Jerez en el que proponía una serie de ideas para solventar el actual problema. “Que sepamos, el Ayuntamiento de Jerez todavía no ha tomado ninguna medida”, señala Jiménez.

El informe hablaba de que en la ciudad las mayores emisiones de partículas contaminantes se deben al tráfico rodado. “Los análisis han puesto de manifiesto la importancia que el tráfico rodado tiene en las emisiones de partículas en el núcleo urbano de Jerez. En este sentido se debe realizar un estudio particularizado de las emisiones del sector tráfico, al menos una vez cada dos años. Los resultados permitirán validar las medidas puestas en marcha o indicarán la necesidad de abordar nuevas iniciativas encaminadas a la reducción de emisiones de este sector”.

El concejal del PSOE recuerda que Pelayo ha comprado autobuses “de segunda mano”, caducos, que no utilizan biocombustible y afirma que si bien pueden salir más baratos económicamente, desde un punto de vista ambiental y sanitario “son muchos más caros”. “Tenemos unos buenos profesionales en este servicio público, unos trabajadores a los que les faltan, no obstante, unos vehículos que reúnan unas mínimas condiciones de calidad, algo que ahora no sucede”, señala Jiménez.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído